Pregabalina: ¿qué es y para qué sirve?

La pregabalina es un antiepiléptico que también es usado para tratar el dolor neuropático producido por múltiples enfermedades. ¿Deseas saber para que sirve y cómo actúa? A continuación te lo explicamos.
Pregabalina: ¿qué es y para qué sirve?

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 05 diciembre, 2020

Última actualización: 05 diciembre, 2020

Los fármacos antiepilépticos han demostrado ser eficaces en el tratamiento de un tipo de dolor crónico llamado neuropático. En este sentido, medicamentos como la pregabalina son usados en todo el mundo para mejorar los componentes tanto físicos como psicológicos de este padecimiento.

El dolor neuropático es un tipo de dolor especial que puede aparecer producto de un daño en los nervios periféricos o en el sistema nervioso central. El mismo se caracteriza por tener una presentación atípica que perdura en el tiempo y que no responde a los analgésicos tradicionales.

Diversos estudios han demostrado que las formas de dolor crónico más comunes son la lumbalgia y la cervicalgia. Este padecimiento se asocia a la aparición de ansiedad, trastornos del sueño y anímicos. De esta manera, se destaca la importancia de los compuestos capaces de tratar todos los aspectos de la enfermedad.

¿Qué es la pregabalina?

La pregabalina es un análogo sintético del ácido gamma aminobutírico (GABA), es decir, tiene un efecto similar al del ácido en el organismo. El GABA es una sustancia química que sintetiza el cuerpo y permite la transmisión de señales de una neurona a otra, siendo así el neurotransmisor inhibidor por excelencia.

El fármaco inhibirá la liberación de diversos neurotransmisores, logrando así mejorar el cuadro clínico presentado. Además, la pregabalina es un compuesto lipofílico, es decir que tiene afinidad por los lípidos, lo que facilita su entrada a la célula.

La forma de administración es oral, lo que puede variar entre cápsulas de liberación lenta, tabletas y soluciones. La dosificación también es muy variada y va desde los 25 miligramos hasta los 300 miligramos de principio activo.

Ataque de epilepsia en mujer.
La pregabalina se desarrolló para la epilepsia en primera instancia.

¿Para que sirve este fármaco?

Este compuesto se creó con la finalidad de usarse para tratar ciertos tipos de epilepsia en adultos. De esta manera, su eficacia mayor está en el contexto de tratamientos de crisis parciales con o sin generalización secundaria. Sin embargo, debe ser usada en conjunto con otros medicamentos.

En la actualidad, la pregabalina es el tratamiento de primera línea para el dolor neuropático, tanto central como periférico. Desde el año 2004 la Food and Drugs Administration (FDA) aprobó el uso para la neuropatía diabética y la neuralgia posherpética.

La eficacia del compuesto está demostrada por estudios que han revelado que el dolor reduce su intensidad un 30 % en 5 de cada 10 pacientes con neuralgia posherpética. A su vez, el mismo análisis revela que 3 de cada 10 pacientes con la misma patología notaron una disminución del dolor equivalente al 50 %.

Por otro lado, la pregabalina también se utiliza en el tratamiento del trastorno de ansiedad generalizada (TAG). La patología psiquiátrica en cuestión está caracterizada por la presencia de crisis de ansiedad y preocupación prolongada, difícil de controlar.

Mecanismo de acción de la pregabalina

El medicamento tiene un mecanismo de acción similar al de la gabapentina. Ambos se unen a la subunidad alfa-2-delta del receptor tipo 1 de los canales de calcio dependientes de voltaje. Los fármacos ejercen su acción sobre dichos canales disminuyendo el ingreso de calcio a los terminales nerviosos.

Al hacer esto se impide la liberación de vesículas con múltiples neurotransmisores, como glutamato, noradrenalina y sustancia P. La disminución de los mismos es lo que provoca la acción analgésica.

En este sentido, la pregabalina disminuye la excitabilidad neuronal, sobre todo en las áreas del cerebro con una gran cantidad de sinapsis. A pesar de tener un mecanismo de acción similar, la unión de la pregabalina al receptor es hasta 6 veces mayor que la de la gabapentina.

¿Cómo se debe ingerir el medicamento?

La ingesta de este compuesto debe realizarse bajo estricta supervisión médica. Se debe iniciar con una dosis aproximada de 150 miligramos al día divididos en 3 tomas, lo que puede aumentarse de forma paulatina de acuerdo a los requerimientos del paciente.

La dosis máxima recomendada es de 300 miligramos diarios en todos los pacientes para evitar una afección renal. No obstante, en ciertos casos será necesaria la administración de 600 miligramos. En el caso de las tabletas de liberación lenta se debe realizar una toma diaria después de la cena.

La suspensión del tratamiento con pregabalina no debe hacerse de forma inmediata. Esto es con la finalidad de evitar el aumento de la frecuencia de las convulsiones en pacientes con epilepsia. En este sentido, se recomienda reducir las dosis de manera gradual durante al menos una semana.

Posibles efectos secundarios de la pregabalina

El consumo de este fármaco es seguro en la mayoría de los casos, aunque es posible presentar algunos efectos secundarios que no suelen ser incapacitantes. Estudios han demostrado que las reacciones adversas más frecuentes son los mareos y la somnolencia, con una incidencia de 29 % y 22 % respectivamente.

De acuerdo al prospecto interno, los siguientes efectos secundarios pueden afectar a 1 de cada 10 personas:

  • Aumento del apetito.
  • Dolores de cabeza.
  • Cambios en el estado de ánimo y en la atención.
  • Boca seca.
  • Disminución de la libido.
  • Dolores musculares.
Pregabalina para el dolor crónico en las manos.
El dolor crónico es difícil de tratar, por lo que la pregabalina se erige como opción terapéutica.

Advertencias y contraindicaciones de la pregabalina

La única contraindicación absoluta existente con respecto a la ingesta de pregabalina es la presencia de alergias al principio activo o a alguno de sus componentes. En este caso será necesario consultar con el especialista y así buscar un nuevo medicamento que no represente un riesgo.

Por otro lado, existen condiciones médicas que pueden influir en la acción del fármaco, las que deben ser informadas al médico antes de iniciar las tomas. En este sentido, destacan las siguientes:

  • Enfermedad cardíaca o renal preexistente.
  • Consumo de otros medicamentos: oxicodona o lorazepam.
  • Problemas gastrointestinales: como estreñimiento.
  • Antecedentes de alcoholismo o de abuso de otras sustancias psicoactivas.
  • Embarazo o lactancia.

Después de la ingesta de pregabalina no se deben realizar actividades que involucren gran concentración o esfuerzo, como conducir un automóvil. Esto se debe a que el estado de consciencia podría estar alterado, lo que aumenta la probabilidad de sufrir un accidente.

Un tratamiento efectivo para el dolor crónico

La pregabalina es uno de los pocos fármacos disponibles que cuenta con una eficacia comprobada en el tratamiento del dolor crónico. La misma imita la función del GABA en el cerebro, deprimiendo el sistema nervioso. De esta manera, tiene un efecto analgésico y controla las convulsiones.

Este fármaco es capaz de alterar el estado de conciencia causando somnolencia, por lo que su consumo solo debe ser realizado bajo prescripción médica y se deben seguir las indicaciones correspondientes.

Te podría interesar...
Dolor crónico
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Dolor crónico

El dolor musculoesquelético crónico es uno de los problemas clínicos más difíciles que enfrentan los médicos y puede ser devastador para los pacien...



  • Derry S, Bell R, Straube S, Wiffen PJ, Aldington D, Moore R. Pregabalin for neuropathic pain in adults. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2019, Issue 1. Art. No.: CD007076.
  • Bansal A, Tewari A, Garg S, Gupta A. Eficacia analgésica y efectos adversos de la pregabalina.  Journal of Anaesthesiology Clinical Pharmacology 25(3):321-326.
  • Saldaña M, Navarro A, Rejas J et al. La pregabalina es un tratamiento eficaz de la lumbalgia y la cervicalgia. Rheumatol Int. 2010;30(8):1005-15.
  • González-Escalada J. Pregabalina en el tratamiento del dolor neuropático periférico. Rev. Soc. Esp. Dolor. 2005;12( 3 ): 169-180.
  • López-Trigo J, Sancho Rieger J. Pregabalina. Un nuevo tratamiento para el dolor neuropático. Neurología. 2006;21(2): 96-103.
  • Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Prospecto: información para el usuario. Pregabalina Aristo 75 mg cápsulas duras EFG. Documento online disponible en: https://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/p/80308/80308_p.pdf.