Clonazepam (Rivotril): indicaciones y efectos secundarios

El clonazepam pertenece al grupo de las benzodiacepinas, por lo que puede causar adicción si no se utiliza de forma adecuada. Su nombre comercial más conocido es Rivotril ®.
Clonazepam (Rivotril): indicaciones y efectos secundarios
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 18 Diciembre, 2020.

Última actualización: 18 Diciembre, 2020

El clonazepam o Rivotril ® es un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiacepinas. Suele ser indicado para el tratamiento de síndromes epilépticos y trastornos de pánico o ansiedad con buenos resultados.

Sus efectos incluyen la disminución de la ansiedad, relajación e inclusive sedación. Esto implica que muchas personas lo consuman de forma crónica o con motivos recreativos. El uso abusivo de las benzodiacepinas es considerado un problema de salud pública en muchos países.

Si tienes dudas sobre este medicamento, hemos preparado el siguiente artículo para responder a las interrogantes más frecuentes. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el clonazepam?

Se trata de un fármaco muy utilizado en todo el mundo con efectos directos sobre el sistema nervioso central. Forma parte de las benzodiacepinas, un grupo de medicamentos que incluye también al alprazolam, al diazepam y al lorazepam, entre otros.

A mediados del siglo XX distintos laboratorios de grandes empresas farmacéuticas empezaron a desarrollar fármacos con el objetivo de desplazar poco a poco a los barbitúricos. Estos se utilizaban por sus efectos sedantes y ansiolíticos, pero las sobredosis se convirtieron en un problema creciente.

Las benzodiacepinas fueron el resultado de este conjunto de investigaciones. En el caso específico del clonazepam fue patentado en el año 1964 por la compañía Hoffmann-La Roche y para 1975 fue posible su comercialización bajo el nombre Klonopin ® en los Estados Unidos.

Debido a la posibilidad de adicción y efectos secundarios en caso de uso abusivo es un fármaco que se adquiere con receta médica en la mayoría de los países. Tiene un tiempo de vida media alargada, al menos en comparación con otras benzodiacepinas como el alprazolam. Esto quiere decir que, luego de su consumo, puede persistir en el organismo hasta 24 horas.

Dependiendo del tipo de paciente y la situación clínica, el Rivotril ® está disponible en ampollas para administración endovenosa y como comprimidos, tabletas y gotas para la vía oral.

Mecanismo de acción del clonazepam

El clonazepam está relacionado con los efectos de un neurotransmisor muy importante para los seres humanos: el ácido γ-aminobutírico o GABA. Se trata de la principal sustancia inhibidora del sistema nervioso central.

En las neuronas el término inhibición se utiliza para hacer referencia a cambios eléctricos capaces de inducir una respuesta particular en el cerebro. Por supuesto, existen cambios opuestos que son el resultado de la estimulación por otros neurotransmisores.

Para que sucedan estos cambios los neurotransmisores deben interactuar con unas moléculas conocidas como receptores. Estos se ubican en la superficie de las neuronas. Así que, para comunicarse, una neurona se encarga de liberar los neurotransmisores, mientras que otra los recibe a través de los receptores. Este proceso se denomina sinapsis química.

Cuando el Rivotril ® llega al sistema nervioso interactúa con los receptores GABA que hay en muchas neuronas, estimulándolos. Es decir, actúa como un simulador del ácido γ-aminobutírico.

Este mecanismo es más o menos igual en todas las benzodiacepinas, motivo por el que se logran los siguientes efectos:

  • Ansiolítico: permite disminuir la ansiedad y todos los síntomas asociados.
  • Hipnótico o sedante: es decir que facilita el sueño.
  • Anticonvulsivante: las crisis convulsivas se caracterizan por descargas eléctricas en el cerebro.
  • Relajante muscular: a pesar de ser un efecto llamativo, pocas veces se indica con esta finalidad debido a que existen sustancias más efectivas para tal fin.
Clonazepam para evitar las convulsiones.
El clonazepam es parte del arsenal terapéutico que se emplea en el tratamiento de las convulsiones.

Indicaciones del clonazepam

A pesar de su efectividad, por lo general el clonazepam no se utiliza como terapia de primera línea en muchas condiciones médicas. Esto se debe a varias razones:

  • La probabilidad de desarrollar dependencia con el uso prolongado.
  • El hecho de que existen fármacos más efectivos para el control de las convulsiones o los trastornos de ansiedad a largo plazo.

Sin embargo, los médicos pueden indicar el Rivotril ® como parte de una politerapia (es decir, acompañado de otros fármacos que potencien su efecto). O también como un tratamiento a corto plazo en situaciones específicas.

Crisis epilépticas

Puede ser indicado como tratamiento de cualquier tipo de trastorno epiléptico del adulto. Esto incluye las crisis tónico-clónico generalizadas, los eventos parciales, las crisis de ausencia y los trastornos mioclónicos. En los niños, según una publicación de la Asociación Española de Pediatría, también puede ser útil para la epilepsia.

Ciertos factores pueden provocar las convulsiones. Los destellos luminosos, la fiebre, el uso de drogas ilícitas, la ingesta exagerada de bebidas alcohólicas y, por supuesto, el incumplimiento del tratamiento antiepiléptico son algunos eventos desencadenantes.

Este último aspecto también involucra al Rivotril ®. Si un paciente está consumiendo de forma constante un fármaco que altera los niveles de neurotransmisores en el sistema nervioso central corre el peligro de sufrir convulsiones en caso de suspensión abrupta del mismo.

El síndrome de abstinencia por benzodiacepinas es una entidad que puede traer como consecuencia la aparición de crisis convulsivas, además de episodios de ansiedad e insomnio. Por este motivo, los médicos indican una retirada progresiva de estos fármacos cuando es necesario cambiarlo o finalizar el tratamiento.

Crisis de pánico y ansiedad

Ambos son trastornos relacionados, a pesar de que tienen características clínicas y terapéuticas distintas. Las crisis de pánico conforman una de las patologías en las que más se indica Rivotril ®, lo que permite disminuir la frecuencia de los ataques y también su intensidad.

Puede afectar alrededor del 1 % de la población mundial con grados variables de severidad. Se ve influenciada por factores ambientales y genéticos. Las mujeres son más susceptibles de sufrir ambas condiciones y cuando se presentan desde edades tempranas tienden a ser más intensas.

Según diversos estudios, los trastornos de pánico aparecen en tres fases:

  1. Al principio son crisis esporádicas y leves que en muchas ocasiones tienen claros desencadenantes.
  2. El paciente empieza a desarrollar un trastorno de ansiedad generalizado, con todos los elementos clínicos que lo caracterizan: conducta de evitación, taquicardia, sudoración profusa, temblores y debilidad.
  3. Por último, algunos pueden desarrollar agorafobia.

En esta última situación las personas afectadas tienden a desarrollar un miedo muy irracional e involuntario ante situaciones específicas que, en potencia, podrían convertirse en una crisis de pánico intensa. Suele limitar mucho la calidad de vida, en especial en lo que a interacciones sociales se refiere.

Advertencias y precauciones

Los efectos adversos del clonazepam o Rivotril ® pueden ser los siguientes:

  • Trastornos gastrointestinales variados: náuseas, vómitos o diarrea.
  • Cansancio, somnolencia o debilidad muscular.
  • Dificultad para lograr la concentración.
  • Depresión respiratoria y caídas frecuentes: en especial en ancianos.

Por este último motivo las personas de edad avanzada deben tener precaución con el uso de benzodiacepinas. Según un estudio del año 2015 en el que se evaluaron 29 casos, se concluyó que su consumo aumenta el riesgo de fractura de cadera en los ancianos.

A su vez, aquellos pacientes con insuficiencia hepática o renal podrían requerir un ajuste de dosis debido a la probabilidad de generar efectos adversos o toxicidad con más facilidad. También se encuentra contraindicado en caso de que existan antecedentes de farmacodependencia o adicción.

La miastenis gravis es una condición neuromuscular caracterizada por pérdida de fuerza muscular de aparición progresiva. La administración de clonazepam está contraindicada en estos pacientes, ya que puede empeorar la sintomatología.

Interacciones del clonazepam

Muchos medicamentos, en especial aquellos que actúan sobre el sistema nervioso central, pueden interactuar con el clonazepam. Esto provoca una serie de consecuencias, como la disminución de su efectividad o el aumento de riesgo de desarrollar efectos adversos.

Algunos de los fármacos capaces de interactuar con el Rivotril ® son los siguientes:

  • Fenitoína.
  • Carbamazepina.
  • Fenobarbital.
  • Ácido valproico.
Anciano con posibilidad de caída por clonazepam.
En los ancianos hay que tener precaución por el riesgo de caídas asociado a la medicación.

¿Puede administrarse en embarazo y lactancia?

El uso de benzodiacepinas en el embarazo es controversial. En principio, según un reciente artículo de revisión, el riesgo es pequeño si se compara con otros fármacos teratogénicos (es decir, capaces de provocar malformaciones fetales). Algunas condiciones como las fisuras orales podrían aumentar su incidencia.

De hecho, es más perjudicial en el último trimestre, ya que se han reportado casos de hipotonía, hipotermia e irritabilidad en el recién nacido. Si se decide consumir clonazepam en el embarazo debe hacerse bajo estricta indicación médica.

Debido a que este fármaco puede liberarse junto con la leche materna, no se recomienda la lactancia durante el tratamiento con clonazepam.

El clonazepam se prescribe con receta

El clonazepam es un medicamento con excelentes beneficios, a pesar de que solo debe usarse en casos específicos y por un período corto de tiempo. Se requiere receta médica para su adquisición y los especialistas más apropiados para su indicación son los psiquiatras y neurólogos.

Te podría interesar...
Alprazolam o Trankimazin, datos y curiosidades
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Alprazolam o Trankimazin, datos y curiosidades

El alprazolam, más conocido como Trankimazin, se emplea en ansiedad, uno de los problemas mentales más frecuentes en la población.



  • Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría. Pediamécum. Edición 2015. ISSN 2531-2464. . Disponible en: https://www.aeped.es/comite-medicamentos/pediamecum/clonazepam. Consultado el 12/12/2020.
  • Domínguez V, et al. Uso racional de benzodiacepinas: hacia una mejor prescripción. Rev Urug Med Interna 2016;3:14-24.
  • Gómez A. Trastornos de ansiedad. Agorafobia y crisis de pánico. Farmacia Profesional 2012;26(6):32-39.
  • López-González R. Epilepsia, tratamiento farmacológico y su monitoreo. Revista Cúpula 2016;30(2):44-53.
  • Méndez F, et al. Fobia social: aspectos clínicos y psicofarmacológicos. Revista Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría 2003;36(2):85-90.
  • Paz A, et al. Uso crónico y sobreindicación de Benzodiacepinas en Pacientes del Hospital Mario Mendoza, Honduras 2016. Archivos de Medicina 2016;12(3):1-8.

Graduado en Medicina en la Universidad Central de Venezuela (2020). Ha participado en proyectos de atención médica humanitaria en comunidades rurales desatendidas con distintas ONG locales, y tiene experiencia en proyectos de investigación básica y clínica relacionados con la leishmaniasis, malaria y antropometría infantil. Fue miembro titular de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de su casa de estudios (2017-2020) y coordinador del comité científico en la quinta edición del Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio (2018). Obtuvo un grado académico con honores (mención investigación) y mención honorífica cum laude por rendimiento académico. Actualmente se desempeña como médico interno y creador de contenido web relacionado al área de la salud.