Examen de Papanicolau: ¿qué es y cuándo es necesario?

El cáncer de cuello uterino es una patología muy frecuente que causa la muerte de millones de mujeres al año. Por fortuna, el examen de Papanicolau permite su diagnóstico precoz y mejora la expectativa de vida.
Examen de Papanicolau: ¿qué es y cuándo es necesario?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 28 Abril, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 26 Mayo, 2021

Última actualización: 27 Mayo, 2021

Los genitales femeninos son estructuras en las que se pueden asentar múltiples enfermedades que ponen en peligro la vida de la mujer. Por ello, existen pruebas ginecológicas que deben realizarse cada cierto tiempo, una de estas pruebas es el examen de Papanicolau, pero, ¿qué es y cuándo es necesario?

El cuello uterino cuenta con diferentes zonas, posee un exocérvix ubicado hacia la vagina y un endocérvix orientado hacia el interior del útero. Ambas zonas cuentan con células diferentes, en este sentido las del exocérvix serán planas con múltiples capas, mientras que las del endocérvix serán cilíndricas mucosecretoras.

Entre ambos epitelios se encuentra una zona denominada unión escamocolumnar, la cual funciona como una especie de zona de transición. El cáncer de cuello uterino suele asentarse con mayor frecuencia en esta zona debido a la escasa altura de las células. Por ello resulta imprescindible el estudio constante de estas estructuras.

¿Qué es el examen de Papanicolau?

El examen de Papanicolau es muy importante.
El examen de Papanicolau se realiza para detectar de forma precoz el cáncer de cuello uterino.

También conocido como citología cervical, es una prueba que permite estudiar la estructura de las células del cuello uterino, tanto del endocérvix como del exocérvix. El principal uso del examen de Papanicolau es para la detección del cáncer cervical en las mujeres.

Esta prueba fue ideada por el Dr. George Nicholas Papanicolaou y se utiliza como un método de pesquisa en la detección de neoplasias cervicales desde la década de los 50. De hecho, múltiples estudios establecen que es uno de los logros más importantes cuando de detección de enfermedades se trata.

Las células del cuello uterino se deforman ante la presencia de cáncer debido a la desnaturalización de sus proteínas. Además, el núcleo de las mismas se ve afectado por alteraciones en el ADN y un aumento en la motilidad celular.

El examen de Papanicolau permite detectar la presencia de infecciones por el virus del papiloma humano (VPH). Por esto, la prueba es de utilidad para detectar alteraciones celulares que podrían transformarse en cáncer en un futuro.

¿Cuándo es necesaria esta prueba?

Es importante destacar que todas las mujeres deben tener un chequeo ginecológico constante para detectar a tiempo cualquier anormalidad. En este sentido, se debe realizar tanto el autoexamen mamario para prevenir el cáncer de mama como el chequeo médico especializado en el consultorio ginecológico.

Una de las pruebas imprescindible a la hora de realizarse un chequeo ginecológico es la prueba de Papanicolau. La revista American Family Physician recomienda que todas las mujeres mayores de 21 años deben hacerse este examen. No obstante, la frecuencia puede variar dependiendo de la edad de la paciente.

Las mujeres sin antecedentes que tengan entre 21 y 65 años deben realizarse esta prueba al menos cada 3 años. Sin embargo, las mujeres entre los 30 y los 65 años pueden hacerse un examen de Papanicolau cada 5 años acompañado de una prueba de VPH.

Esta prueba médica no tiene grandes contraindicaciones, sin embargo, no está recomendada en mujeres menores de 21 años debido a la baja incidencia de cáncer de cuello uterino a esa edad. Además, las mujeres mayores de 65 años sin antecedentes de importancia o con una histerectomía tampoco deben realizarse la prueba.

Preparación antes de la prueba

El examen de Papanicolau es un estudio rápido que no suele necesitar grandes preparaciones previas. No obstante, es importante no realizarse la prueba cuando se tenga la menstruación, ya que la sangre menstrual puede dificultar la observación de las células cervicales.

Por otro lado, se recomienda no tener relaciones sexuales ni aplicar duchas vaginales en los 2 días previos al examen. Las cremas, las espumas y los geles espermicidas también están contraindicados, debido a que todos ellos pueden eliminar u ocultar las células anormales presentadas.

En términos generales, es recomendable llevar ropa cómoda y poco ajustada, de esta manera será más fácil de retirar para exponer los genitales. La eliminación del vello púbico no es necesaria para la realización de la prueba y esto dependerá de la preferencia de cada paciente.

¿Cómo es el examen de Papanicolau?

Esta prueba médica siempre debe realizarse en un consultorio ginecológico por el personal de salud capacitado. Al momento de realizar el examen, el médico le solicitará que retire sus pantalones o que se desvista completamente según sea el caso para luego acostarla en una camilla especial.

El examen de Papanicolau se realiza en una posición médica llamada posición ginecológica o de litotomía. En este sentido, debes flexionar tus rodillas y colocar los pies en un área especial de la camilla llamada estribo. Una vez te encuentres en esta posición, el doctor procederá a introducir en tu vagina una herramienta llamada espéculo.

Este es un instrumento que separa las paredes vaginales y permite la observación del cuello uterino, la introducción del mismo suele sentirse como una presión en la zona. Después de observar el cuello uterino, el médico introducirá un cepillo especial para extraer las células del endocérvix y extenderlas en una lámina.

Las células exocervicales deben tomarse después y se realiza con un instrumento llamado espátula. La toma de las muestras no suele generar dolor en las pacientes. Después de extraer las muestras que se deben estudiar, el especialista retirará el espéculo y la prueba habrá terminado.

Es posible retomar las actividades diarias al finalizar este examen, y las pacientes no deben guardar ningún tipo de cuidado específico en las horas posteriores.

Interpretación de los resultados

Examen de Papanicolau tiene varias interpretaciones
Siempre es importante contar con el apoyo de un ginecólogo.

Se dice que un examen de Papanicolau es negativo cuando no se encuentra ningún tipo de células anormales, tanto en el endocérvix como en el exocérvix. Estas mujeres no necesitan seguir ningún cuidado específico y deben chequearse en los próximos 3 años.

Por otro lado, se dice que hay un resultado positivo cuando se detectan células anormales en alguna de las áreas. Dependiendo de las células afectadas es posible encontrar alguno de los siguientes términos en el examen:

  • Células escamosas atípicas de significado indeterminado (ASC-US): en este caso existen células anormales en el exocérvix, aunque no siempre son precancerosas. Este resultado suele deberse a la presencia de una infección por VPH por lo que son necesarios estudios adicionales.
  • Lesión escamosa intraepitelial: este resultado es un poco más delicado e indica la presencia de células anormales las cuales son precancerosas. Las mismas pueden ser de bajo o alto grado, lo que determinará la rapidez con la que pueden convertirse en un cáncer de cuello uterino.
  • Células glandulares atípicas (ASG-US): un ASG-US indica la presencia de células glandulares anormales, es decir del endocérvix. Sin embargo, aún no está claro si son precancerosas o no, por lo que se deben hacer más estudios para determinar su origen.
  • Carcinoma de células escamosas o adenocarcinoma: en algunos casos las células están tan alteradas que el médico puede realizar el diagnóstico de cáncer. Cuando esto ocurre, es necesario determinar la extensión del mismo de forma rápida para decidir la mejor terapéutica a seguir.

Una prueba ginecológica fundamental

El examen de Papanicolau es una de las pruebas ginecológicas imprescindibles que deben realizarse de forma periódica. La misma permite el diagnóstico temprano del alteraciones a nivel del cuello uterino y puede evitar el desarrollo de cáncer.

A pesar de su utilidad, esta prueba puede arrojar falsos positivos, por lo que siempre es necesario realizar estudios adicionales ante la presencia de resultados anormales. Por otro lado, pueden existir falsos negativos, aunque su incidencia es casi nula si se siguen las recomendaciones mencionadas con anterioridad.

Te podría interesar...
3 pruebas ginecológicas imprescindibles
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
3 pruebas ginecológicas imprescindibles

A continuación hablaremos sobre 3 pruebas ginecológicas que son imprescindibles en el estudio del aparato genital y reproductivo.



  • Smith ER, George SH, Kobetz E, Xu XX. New biological research and understanding of Papanicolaou's test. Diagn Cytopathol. 2018 Jun;46(6):507-515.
  • Rerucha CM, Caro RJ, Wheeler VL. Cervical Cancer Screening. Am Fam Physician. 2018 Apr 1;97(7):441-448.
  • Gutiérrez C, Romaní F, Ramos J, Alarcón E, Wong P. Factores asociados con el conocimiento y tamizaje para cáncer de cuello uterino (examen de Papanicolaou) en mujeres peruanas en edad fértil. Análisis del periodo 1996-2008. Revista Peruana de Epidemiología. 2010;14(1):39-49.
  • Nayar R, Wilbur DC. The Pap test and Bethesda 2014. Cancer Cytopathol. 2015 May;123(5):271-81.
  • Hartikainen J. The Papanicolaou test: its utility and efficacy in cancer detection. Contemp Nurse. 2001 Sep;11(1):45-9.
  • Meggiolaro A, Unim B, Semyonov L, Miccoli S, Maffongelli E, La Torre G. The role of Pap test screening against cervical cancer: a systematic review and meta-analysis. Clin Ter. 2016 Jul-Aug;167(4):124-39.