Tratamiento del hipotiroidismo

La glándula tiroidea es la encargada de regular una amplia variedad de funciones en el organismo. El hipotiroidismo es uno de los problemas de salud derivados de un mal funcionamiento de la glándula. Descubre sus opciones terapéuticas a continuación.
Tratamiento del hipotiroidismo
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 26 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 26 junio, 2021

Última actualización: 26 junio, 2021

El hipotiroidismo es uno de los trastornos de la tiroides más comunes. Se caracteriza por impedir que la glándula produzca suficiente hormonas tiroideas, lo que a su vez produce diversos síntomas que van desde piel seca, ronquera, ritmo cardíaco lento y pérdida del cabello hasta aumento de peso. Sin embargo, el tratamiento del hipotiroidismo ayuda a revertirlos.

En efecto, este ayuda a revertir los síntomas y a restaurar la calidad de vida de la persona. Sin embargo, no cura el hipotiroidismo como tal, según explican los expertos de la American Thyroid Association. Por ello, generalmente los pacientes deben tomar una medicación (casi siempre de por vida) para mantener controlada la enfermedad.

Veamos más a continuación para entender por qué el tratamiento es eficaz para controlar los síntomas y no para curar la enfermedad, por qué tiene que ser de por vida en la mayoría de los casos, etc.

Levotiroxina (T4)

El tratamiento del hipotiroidismo incluye principalmente medidas farmacológicas
El principal medicamento para tratar la falta de hormonas tiroideas es, justamente, la misma sustancia producida de forma sintética.

Independientemente de la causa, el hipotiroidismo hace que la tiroides no pueda liberar niveles adecuados de las hormonas T3 y T4, que son necesarias para que el organismo funcione de forma correcta.

La falta de estas hormonas puede ralentizar el metabolismo y provocar diversos síntomas. Por ello, se hace necesario un tratamiento farmacológico. Este se ajusta según sea la clínica predominante de la persona.

Por lo tanto, la levotiroxina (T4 sintética) es uno de los medicamentos que puede incluir el tratamiento para el hipotiroidismo. Esto es porque ayuda a reemplazar la hormona tiroidea que el cuerpo produce. En algunos casos, se puede combinar la levotiroxina con liotironina.

El tratamiento farmacológico del hipotiroidismo comienza con dosis bajas para reducir el riesgo de efectos secundarios. Los ajustes se realizan progresivamente. La meta es alcanzar y mantener el nivel de la TSH en el rango normal.

Extracto de tiroides desecado

El Manual MSD expone que “otra forma es la hormona tiroidea desecada (seca), que se obtiene de las glándulas tiroideas de animales, si bien ya no se emplea a menudo… es menos satisfactoria que la T4 sintética, porque el contenido de hormonas tiroideas presente en cada comprimido es variable”.

Estilo de vida

El tratamiento del hipotiroidismo incluye cambios en el estilo de vida
Seguir una alimentación saludable, baja en ultraprocesados industriales como la dieta mediterránea, puede ayudar a controlar el hipotiroidismo.

Si bien se centra en las medidas farmacológicas, el tratamiento del hipotiroidismo también incluye algunos cambios en el estilo de vida. Con ello, se pretende aumentar el bienestar de la persona, mientras se refuerza la eficacia del tratamiento y se mejora la salud de manera integral.

Las recomendaciones en torno al estilo de vida se personalizan en consulta. No existe una dieta para el hipotiroidismo como tal ni tampoco una pauta fija sobre el ejercicio.

Tal y como explica en la revista Today’s Dietitian, hay varios factores nutricionales que intervienen en la optimización de la función tiroidea. En este sentido, tenemos que las deficiencias nutricionales pueden desencadenar o exacerbar algunos síntomas, por lo que es conveniente tratarlas adecuadamente, y esto también se logra a través de la alimentación.

Aunque se puede consultar con un nutricionista o dietista al respecto, lo ideal es consultar primero con el médico el tipo de alimentación que se debe llevar para obtener beneficios. Esto es, en parte, porque hay alimentos que pueden interactuar con algunos medicamentos y, en consecuencia, modificar su modo de actuación.

Como explican los expertos de Mayo Clinic, algunos medicamentos como los antiácidos que contienen hidróxido de aluminio o suplementos (solo de calcio, solo de hierro o mulivitamínicos con hierro) e incluso algunos alimentos (nueces, soja y derivados) pueden afectar la absorción de la levotiroxina.

Asimismo, recomiendan consultar con el médico sobre la dieta si normalmente esta tiene un alto contenido de fibra.

Los controles médicos son vitales

Como se indica en varios estudios, se recomienda combinar una dieta saludable con la práctica regular de ejercicio, según las indicaciones del médico. Esto permitirá mejorar la calidad de vida de forma significativa, pues además de contribuir con el funcionamiento de la tiroides, ayudará a descansar mejor, tener más energía y una mejor gestión de la tensión emocional.

En caso de tener dudas sobre el tratamiento como tal o los cambios que deban hacerse o no en el estilo de vida, lo más sensato es acudir al médico. No es recomendable intentar tomar medidas por cuenta propia, pues podrían resultar contraproducentes.

En definitiva, evitar los extremos, consultar con el médico ante cualquier duda o inquietud y seguir las indicaciones en torno a las prescripciones es lo que garantizará una buena salud.

Te podría interesar...
Hipotiroidismo
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una enfermedad glandular y endocrina que afecta, de manera principal, a las mujeres. Su tratamiento es con levotiroxina artifi...