Tratamiento de la celiaquía

Aunque no tiene cura, la celiaquía es una enfermedad que se puede sobrellevar muy bien modificando los hábitos de comida. Descubre en qué consiste su tratamiento e información interesante respecto al tema.
Tratamiento de la celiaquía
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 23 junio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 23 junio, 2021

Última actualización: 23 junio, 2021

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune para el que no existe cura. La Celiac Disease Foundation nos recuerda que el único tratamiento para la celiaquía que existe en la actualidad es una dieta libre de gluten. Esta debe mantenerse de por vida.

De acuerdo con las características de la condición, el profesional de la salud puede recetar algunos fármacos, pero solo para tratar los daños ocasionados como complicaciones. La cirugía, de igual modo, está reservada para esos contextos y no como abordaje de primera línea.

La dieta como tratamiento de la celiaquía

Como bien nos apunta el Celiac Disease Center de la Universidad de Chicago, una dieta libre de gluten ayuda a los celíacos en tres sentidos:

  1. Detiene la manifestación de los síntomas.
  2. Promueve la reconstrucción intestinal de las vellosidades.
  3. Evita la aparición de complicaciones relacionadas: infertilidad, cáncer intestinal, problemas en el sistema nervioso.

El gluten es una proteína presente en muchos alimentos de consumo diario. Dada su frecuencia en la dieta, muchos celíacos tienen dudas, complejos o angustias sobre cómo idear un régimen alimenticio acorde. La recomendación, en principio, es buscar la asesoría de un nutricionista.

El nutricionista no solo ideará un plan de alimentación con base en la edad, la altura, el peso o la demanda energética diaria, sino que también será de ayuda para enseñar cómo leer las etiquetas de los productos, evitar la monotonía, conocer más sobre la condición y detectar posibles deficiencias.

Los celíacos deben estar al tanto del pronóstico positivo de su enfermedad. Al dejar de comer gluten, los síntomas no se manifiestan. En medio de las limitaciones, esto es una buena noticia.

Alimentos no permitidos

Aunque a primera vista puede resultar fácil, evitar los alimentos con gluten en el tratamiento de la celiaquía es más difícil de lo que parece. Demanda un cambio radical en la forma en la que las personas gestionan su dieta; incluso si ya llevaban una que era equilibrada.

Algunos de los alimentos que debes evitar son los siguientes:

  • Trigo, centeno, cebada.
  • Harina y sémola.
  • Cuscús.
  • Cerveza.
  • Pan, cereales y pasta.
  • Malta.
  • Queso fundido.
  • Salsas de tomate y de soja.
  • Tocino.

Esta es solo una selección básica. Además, y en función de la sensibilidad, también se deben evitar productos cosméticos o champús que hayan sido fabricados con algún porcentaje de la proteína. Ciertos medicamentos de venta libre también pueden ocasionar reacciones y síntomas.

La Food and Drug Administration (FDA) ha estipulado 20 partes por millón como el mínimo de la proteína permitida para que un alimento sea comercializado como libre de gluten. Algunos incluidos en la lista anterior se distribuyen con esta etiqueta, de modo que en teoría son seguros para los celíacos.

Se dice en teoría porque el grado de tolerabilidad varía con cada paciente. Es menor en los niños y adolescentes, de manera que se debe hacer un seguimiento de su asimilación cuando se incluyen en la dieta infantil.

Pan con gluten.
Los panes con trigo, avena, cebada y centeno no son aptos para celíacos. Existen recetas de variedades que se consideran libres de gluten.

Alimentos permitidos

A pesar de las limitaciones, los celíacos tienen muchas alternativas para una dieta variada. Además, cada vez es más frecuente que algunas marcas exploren las versiones libre de gluten.

De manera general, los alimentos permitidos son los siguientes:

  • Huevos.
  • Frutas, verduras y legumbres.
  • Carnes y productos lácteos (la mayoría, aunque se debe consultar la etiqueta de los que incluyen algún aditivo aromatizante).
  • Aceites vegetales.
  • Frutos secos.
  • Vino.
  • Arroz, maíz y tapioca.

Es muy importante que los pacientes incluyan cada una de estas variedades, así se evita la carencia de nutrientes. Con la orientación de los especialistas esto último es cada vez menos frecuente, aunque en ocasiones es necesaria el acompañamiento de suplementos nutricionales.

Tratamiento farmacológico de la celiaquía

No existe un tratamiento farmacológico aprobado para la celiaquía. El que se prescribe se orienta a abordar algunas complicaciones derivadas, como la atrofia de las vellosidades. En estos casos se suele azatioprina o budesonida.

También es posible que se promueva una ingesta de suplementos para contrarrestar la deficiencia de vitamina B12, hierro, vitamina D, ácido fólico, zinc, magnesio o calcio. Con menos frecuencia pueden presentarse deficiencia de cobre y vitamina B6.

Lo anterior es habitual durante los primeros meses luego del diagnóstico, aunque la ingesta de suplementos puede mantenerse en pacientes a los que les resulta complicado adherir a la dieta.

Perspectivas para el tratamiento de la celiaquía en el futuro

Aunque hoy el tratamiento de la celiaquía se basa en la ausencia de gluten en la dieta, se espera que en el futuro cercano existan múltiples terapias alternativas destinadas a controlar la enfermedad.

Las investigaciones sugieren las siguientes:

  • Vacunas destinadas a restaurar la tolerancia al gluten.
  • Modulación de la respuesta inmune a la gliadina dietética (a través de bloqueadores y antagonistas).
  • Restauración de la arquitectura intestinal con R-spondin-1.
  • Bloqueo de la desamidación de residuos.
  • Prevención de la absorción de péptidos de gliadina tóxicos.
  • Hidrólisis del péptido de gliadina tóxico.

Dejando a un lado las complicaciones técnicas, lo importante es que sepas que se está trabajando en alternativas para mejorar la calidad de vida de los celíacos. Si deseas más información, aquí puedes ver las fases de algunos tratamientos que se están desarrollando.

Salud intestinal.
Algunos tratamientos experimentales pretenden devolver la forma a las vellosidades intestinales, de modo que se restituya la absorción normal.

Consejos para los celíacos

La evidencia nos ha demostrado que la adherencia a un dieta equilibrada no es un problema menor en las personas diagnosticadas con enfermedad celíaca. Para fomentar su asimilación, es muy importante estar al tanto de los beneficios de ella.

Dado que muchos no desarrollan síntomas notorios, creen de manera errónea que su condición no generará complicaciones. Es trabajo del especialista hacer saber los riesgos.

Los estudios señalan la importancia del seguimiento una vez se han iniciado los cambios de alimentación. De manera permanente debe existir un contacto entre el paciente y el médico, de modo que se pueden resolver dudas, realizar ajustes o valoraciones.

Otros de los consejos que no podemos pasar por alto son los siguientes:

  • Educar a familiares y amigos sobre la enfermedad celíaca.
  • Separar los alimentos con y sin gluten en espacios separados si se convive con varias personas no celíacas.
  • Usar instrumentos de cocina especiales para cocinar los alimentos (las tablas de madera, por ejemplo, pueden absorber el gluten y contaminar las preparaciones).
  • Familiarizarse con las opciones del mercado.
  • Investigar nuevas recetas y opciones de cocción para incluir variedad durante la semana.
  • Buscar grupos de apoyo para compartir la experiencia y nuevas formas de afrontar el trastorno.
  • Aprender a leer las etiquetas, en especial aquellas que ocultan muy bien sus ingredientes.
  • No aislarse o evitar compartir con amigos o colegas cuando se involucra comida de por medio.
  • Aceptar la condición, estar al tanto de los síntomas y realizar un seguimiento anual para valorar cuán estable se encuentra.

Por último, ten en cuenta que la cirugía no forma parte del tratamiento de la celiaquía. En realidad, se usa en algunos casos para tratar condiciones derivadas de ella, como las hemorragias digestivas o el cáncer. El futuro luce prometedor gracias a los avances de la tecnología.

Te podría interesar...
Anemia y celiaquía
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Anemia y celiaquía

Frecuentemente, anemia y celiaquía están relacionadas. Ahora bien, cómo y por qué son algunas de las preguntas que responderemos aquí.



  • Gujral, N., Freeman, H. J., & Thomson, A. B. Celiac disease: prevalence, diagnosis, pathogenesis and treatment. World journal of gastroenterology: WJG. 2012; 18(42): 6036.
  • Pietzak, M. M. Follow-up of patients with celiac disease: achieving compliance with treatment. Gastroenterology. 2005; 128(4): S135-S141.
  • Schuppan, D., & Zimmer, K. P.  The diagnosis and treatment of celiac disease. Deutsches Ärzteblatt International. 2013; 110(49): 835.