Los 8 tipos de convulsiones

Los diferentes tipos de convulsiones existentes en la actualidad cuentan con características propias que permiten diferenciarlas entre sí. Por fortuna, su identificación es sencilla, lo que facilita su tratamiento.
Los 8 tipos de convulsiones
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 04 noviembre, 2021

Las convulsiones constituyen uno de los trastornos neurológicos más comunes a nivel mundial. Las mismas puede presentarse de diversas formas de acuerdo al área cerebral donde se origine el foco convulsivo. ¿Te interesa conocer acerca de los 8 tipos de convulsiones? A continuación te contamos.

El término convulsión se utiliza para describir una descarga eléctrica anormal, brusca, excesiva e hipersincrónica de un grupo de neuronas. La epilepsia es una enfermedad cerebral crónica caracterizada por episodios convulsivos recurrentes que pueden afectar una parte o la totalidad del cuerpo.

Estudios afirman que esta entidad se presenta durante la infancia en la mayoría de los casos, con más del 50 % de las crisis antes de los 10 años. Las convulsiones suelen aparecer como movimientos anormales e involuntarios en cualquier parte del cuerpo. No obstante, también pueden originar trastornos sensoriales, cognitivos e incluso emocionales.

¿Por qué se producen las convulsiones?

Las convulsiones son resultado de un desequilibrio entre los elementos excitatorios e inhibitorios del sistema nervioso central. Para que se presenten debe existir una predisposición neuronal y un factor que estimule la descarga eléctrica. El foco convulsivo puede quedar aislado o distribuirse a la totalidad del cerebro después de su formación.

La hiperactivación de las neuronas promueve diferentes síntomas de acuerdo a la región cerebral afectada. Por lo general, los movimientos de sacudidas involuntarias aparecen cuando se estimula el lóbulo frontal encefálico.

Algunas de las causas más comunes de los diversos tipos de convulsiones son las siguientes:

Los tipos de convulsiones

Las convulsiones se clasifican de acuerdo a las manifestaciones clínicas y los hallazgos encontrados durante el estudio con un electroencefalograma. La Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE por sus siglas en inglés) propuso agrupar los distintos tipos de convulsiones en generalizadas, focales y de origen desconocido.

Las convulsiones localizadas son aquellas limitadas a una región cerebral específica o dentro de un mismo hemisferio cerebral. Las mismas pueden presentarse con o sin alteración de la consciencia y de naturaleza motora o no motora.

Por otro lado, las convulsiones generalizadas son aquellas que inicialmente afectan la totalidad del tejido cerebral. Este grupo puede presentarse como convulsiones motoras o no motoras, denominadas crisis de ausencia.

Tipos de convulsiones por epilepsia.
La epilepsia es una patología crónica que se asocia con las convulsiones como síntoma.

1. Convulsiones generalizadas tónico-clónicas

Este tipo de convulsión es una de las formas más comunes de presentación en las personas con crisis epilépticas. La misma suele iniciar con una pérdida súbita de la consciencia y caída al suelo al estar de pie. De igual forma, se caracteriza por una contracción muscular generalizada y sostenida del cuerpo durante 10 a 20 segundos.

La fase de contracción muscular es seguida de periodos de relajación muscular durante la fase clónica. En este sentido, las personas manifestarán movimientos rítmicos de la cabeza y las cuatro extremidades. Por lo general, puede haber mordedura de la lengua y expulsión involuntaria de orina durante el episodio convulsivo.

Las convulsiones tónico-clónicas tienen una duración aproximada de 1 minuto. Posterior al episodio convulsivo se iniciará una fase de recuperación progresiva acompañada de confusión, dolor de cabeza, fatiga y dolores musculares que pueden durar minutos u horas.

2. Convulsiones generalizadas mioclónicas

Las convulsiones mioclónicas suelen presentarse como sacudidas breves y repentinas de una parte o la totalidad del cuerpo. El  movimiento involuntario es resultado de la contracción súbita de un grupo muscular. Por lo general, este tipo de convulsiones afectan a las manos y a los brazos ocasionando la caída de objetos por pérdida de la sujeción.

Estas crisis suelen asociarse con trastornos metabólicos, enfermedades degenerativas y lesiones cerebrales. Además, los episodios mioclónicos son característicos de la epilepsia mioclónica juvenil, un tipo de epilepsia generalizada común en la adolescencia.

3. Convulsiones generalizadas atónicas

Esta variedad se presenta como una pérdida repentina del tono muscular y la postura con recuperación rápida. La consciencia puede verse afectada por un par de segundos; no obstante, es rara la confusión posterior al episodio. Estas convulsiones son responsables de lesiones y fracturas por caídas.

Las convulsiones atónicas se pueden presentar como un episodio único aislado. No obstante, se asocian con otros tipos de convulsiones.

4. Convulsiones generalizadas de ausencia

Las crisis de ausencia son una forma de convulsión generalizada también denominada pequeño mal. Se presentan durante la edad escolar o la adolescencia y se asocian con mal desempeño académico. En la forma típica, la persona manifestará una pérdida transitoria del contacto con el entorno que le rodea, sin pérdida del tono postural.

Las personas afectadas se mantienen inmóviles, con la mirada fija y pérdida en algún punto del campo visual. También es posible evidenciar movimientos rápidos de parpadeo y temblores en las manos. Los episodios solo duran algunos segundos y la persona se recupera de forma rápida y sin ningún tipo confusión.

Por otro lado, algunos pacientes pueden presentar crisis de ausencia atípicas. En este caso, los episodios son más prolongados, con un inicio y una recuperación menos abrupta. Además, puede acompañarse de movimientos involuntarios más evidentes.

5. Convulsiones focales sin alteración de la consciencia

Este tipo de convulsiones antes eran llamadas convulsiones parciales simples. La persona afectada no pierde el contacto con la realidad mientras ocurre el episodio convulsivo.

Las manifestaciones clínicas varían de acuerdo al área del cerebro donde ocurra el foco convulsivo. Las formas más frecuentes de convulsiones focales son las siguientes:

  • Motoras: se presenta con movimientos involuntarios repetitivos y parálisis de un segmento corporal, así como con posiciones y posturas anormales. Por lo general, el foco convulsivo está ubicado en el área frontal prerolándica del cerebro.
  • Sensoriales: la persona presenta alteración en la sensibilidad superficial o profunda. La misma se manifiesta con sensaciones de hormigueo, frío, calor o dolor al tacto. La convulsión se origina en el lóbulo parietal del cerebro. Además, se evidencian alucinaciones auditivas y olfatorias cuando la afección está en la región temporal.
  • Autonómicas: las mismas suelen alterar las funciones involuntarias reguladas por el sistema nervioso autónomo. Por tal motivo, la persona puede manifestar cambios súbitos de temperatura, sudoración abundante, salivación excesiva y dilatación pupilar.
  • Cognitivas: los episodios se asocian con alteraciones de la memoria y el pensamiento. Además, son frecuentes las sensaciones de experiencias ya vividas o déjà vu, así como el pensamiento repetitivo.
  • Emocionales: el paciente suele padecer emociones intensas que no se relacionan con el estado psicológico actual o con situaciones que se estén presenciando. El miedo anormal es la forma más común de presentación.

6. Convulsiones focales con alteración de la consciencia

Las convulsiones con alteración de la consciencia suelen estar precedidas por un aura, como la sensación de miedo y el déjà vu. En un principio, el paciente estará inmóvil y con la mirada fija pérdida. Es típica la aparición de movimientos involuntarios y repetitivos de masticación y deglución, así como de movimientos gestuales sin sentido.

Posterior a la crisis convulsiva, la recuperación completa de la persona puede durar hasta 1 hora. Este periodo se acompaña de confusión, amnesia y dolores de cabeza de moderada intensidad.

Aura antes de las convulsiones.
Las convulsiones que se preceden de auras tienen síntomas que anuncian el inicio del cuadro.

7. Convulsiones focales con progresión a tónico-clónica bilateral

Estos tipos de convulsiones son resultado de la extensión del foco epiléptico desde su sitio de origen primario hacia toda la superficie cerebral. La descarga neuronal anormal suele formarse en el lóbulo frontal y las manifestaciones clínicas son similares a la convulsión generalizada tónica-clónica.

8. Espasmos epilépticos

Este tipo se trata de la flexión o extensión repentina, breve y sostenida de los músculos proximales del cuerpo, incluidos los del tronco. Por lo general, el episodio dura de 1 a 5 segundos y puede haber afectación brusca de la cabeza y el cuello del paciente. Son comunes durante el primer año de vida y raras a partir de los 2 años de edad.

Los tipos de convulsiones no deben subestimarse

Existen diversos tipos de convulsiones que describen el origen y la gravedad del cuadro clínico de la persona afectada. Las convulsiones pueden ser resultado de eventos cerebrovasculares, traumatismos, crisis febriles e incluso tumores cerebrales. Por lo que su aparición suele ser un signo de alarma.

De igual forma, las convulsiones se asocian con múltiples complicaciones que pueden progresar a la muerte a corto plazo. Por tal motivo, es indispensable buscar atención médica lo antes posible ante una convulsión. El especialista en salud es el único capacitado para evaluar la afección, detectar la causa subyacente y ofrecer la mejor opción terapéutica.



  • Palacios Sánchez Leonardo. EPILEPSIA. rev.colomb.psiquiatr. 1999 ; 28( 2 ): 146-156.
  • Fisher R, Cross J, French J, Higurashi N, et al. Operational classification of seizure types by the International League Against Epilepsy: Position Paper of the ILAE Commission for Classification and Terminology. Epilepsia. 2017;58(4):522-530.
  • Fisher RS, van Emde Boas W, Blume W, Elger C, et al. Epileptic seizures and epilepsy: definitions proposed by the International League Against Epilepsy (ILAE) and the International Bureau for Epilepsy (IBE). Epilepsia. 2005 Apr;46(4):470-2.
  • Berrut G, Cubillé M. Multimorbidity and epilepsia in the elderly. Geriatr Psychol Neuropsychiatr Vieil. 2019 Mar 1;17(S1):13-19.
  • Shorvon SD. The etiologic classification of epilepsy. Epilepsia. 2011 Jun;52(6):1052-7.
  • Fisiopatología de la epilepsia. Rev. Fac. Med. (Méx.). 2016 ;  59( 5 ): 37-41