Signos y síntomas de la clamidia

Los signos y síntomas presentados por los pacientes con clamidia pueden ser muy diversos, e incluso pueden pasar desapercibidos. Por esto es fundamental identificarlos de forma oportuna para evitar complicaciones.
Signos y síntomas de la clamidia
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 28 mayo, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 28 mayo, 2021

Última actualización: 28 mayo, 2021

La infección por clamidia es una de las enfermedades sexuales de origen bacteriano con mayor prevalencia a nivel mundial. La sintomatología varía de acuerdo al área del cuerpo afectada, ya sea a nivel de la vagina, el pene, el ano, la conjuntiva o la garganta. ¿Te interesa conocer cuáles son los signos y síntomas de la clamidia? A continuación te contamos.

Se define a la clamidiasis como una ‘enfermedad causada por la bacteria Chlamydia trachomatis’. La misma se transmite a través del contacto directo durante las relaciones sexuales o en el trabajo de parto. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que el 70 % de las mujeres y el 50 % de los hombres no muestran signos o síntomas de infección genital por clamidia.

Signos y síntomas comunes de clamidia

Los pacientes infectados con clamidia suelen presentar síntomas inespecíficos o muy leves de la enfermedad. Por lo general, las manifestaciones clínicas aparecen luego de tres semanas del contagio. No obstante, en algunas personas esta infección puede pasar desapercibida durante años.

Estudios afirman que C. trachomatis puede causar una gran variedad de infecciones genitales y extragenitales en mujeres y hombres. La clínica presentada puede ser muy variada, sin embargo, los signos y síntomas más frecuentes de la infección por clamidia son los siguientes:

Secreción genital mucosa

Los signos y síntomas de la clamidia incluyen las secreciones
La secreción puede ser uno de los síntomas más molestos.

La secreción vaginal mucoide e inodora es considerada la manifestación más frecuente de la clamidiasis no complicada en mujeres. La misma puede variar desde un fluido claro y mucoso hasta una secreción amarilla, turbia y densa.

Por su parte, la infección uretral en hombres se manifiesta comúnmente a través de una secreción peneana traslúcida a blanquecina. Algunos estudios afirman que este fluido suele ser escaso y se hace evidente en horas de la mañana antes de que el paciente orine.

Dolor o ardor al orinar

Los pacientes con clamidia urogenital suelen presentar dolor y sensación de ardor o quemazón al orinar. En la mayoría de los casos, este síntoma es resultado de la inflamación e irritación de la uretra, un ducto encargado de conducir el flujo de orina.

La disuria o dolor al orinar suele ser bastante molesto y puede llegar a dificultar el vaciamiento de la vejiga. Además, algunas investigaciones consideran que el mismo constituye uno de los principales signos de alarma de la clamidiasis. 

Enrojecimiento y prurito genital

La sensación de picazón o prurito en los labios de la vulva así como en el glande y el prepucio forman parte de los síntomas y signos comunes en pacientes infectados por clamidia. El mismo es resultado de la invasión de la mucosa genital por parte de C. trachomatis.

De igual forma, la clamidiasis puede presentar enrojecimiento e inflamación de la mucosa vulvar y peneana. Además, suele haber un aumento de la sensibilidad en el tejido afectado.

Molestias durante las relaciones sexuales

La dispareunia o el dolor durante las relaciones sexuales suele indicar la infección del cuello uterino. Este síntoma es común durante la penetración profunda o el acto sexual con gran intensidad. El mismo también se presenta ante la invasión de las trompas de Falopio en la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) por clamidia.

Dolor abdominal y testicular

El dolor en la parte baja del abdomen en las mujeres se relaciona con la EIP. De igual manera, puede evidenciarse dolor pélvico, en la espalda y a nivel lumbar. Por otro lado, en los hombres la infección por clamidia puede alcanzar el epidídimo testicular, causando molestias y dolor a nivel de los testículos.

Sangrado poscoital y metrorragia

El sangrado poscoital suele ser un signo de alarma en las mujeres contagiadas. El mismo es indicativo de daño y erosión de la mucosa genital y puede dar paso al empeoramiento del curso clínico de la enfermedad.

Por otro lado, algunas mujeres pueden experimentar metrorragia o sangrado vaginal espontáneo no relacionado con la menstruación. Ambos síntomas suelen ser subestimados, no obstante, se debe buscar ayuda médica lo antes posible cuando se note su presencia.

Dolor y fluido rectal

La transmisión de clamidia durante el sexo anal receptivo puede llevar a la secreción rectal de fluido mucoide escaso o abundante. Además, suele ir acompañado de dolor, prurito, aumento de la sensibilidad y sangrado.

Signos y síntomas raros de clamidia

En algunos casos, la clamidiasis puede afectar otras regiones del cuerpo, manifestándose con síntomas fuera de la esfera urogenital. Algunos síntomas y signos poco comunes de la infección por clamidia son los siguientes:

Dolor y exudado mucopurulento en garganta

La invasión de C. trachomatis en la mucosa faríngea y la amígdala durante el sexo oral puede llevar a síntomas similares a los de otras faringitis bacterianas. En este sentido, algunos pacientes pueden manifestar molestias en la garganta, dolor al deglutir los alimentos y la presencia de placas en la garganta con exudado mucopurulento.

Dolor en hemiabdomen superior

El síndrome de Fitz-Hugh-Curtis o perihepatitis es una complicación poco común en la clamidiasis. La infección de la cápsula del hígado lleva a la aparición de dolor en el hemiabdomen superior, con frecuencia en el cuadrante superior derecho. Además, pueden presentarse otros síntomas como fiebre y escalofríos.

Dolor en las articulaciones

Los signos y síntomas de la clamidia incluyen la artritis
Los casos de artritis pueden aparecer, aunque no son tan frecuentes.

En los casos donde exista una artritis reactiva secundaria a la infección por clamidia, suele presentarse dolor e inflamación en varias articulaciones. En la mayoría de los casos se ven afectadas las articulaciones de los tobillos, pies y rodillas.

La misma se origina como resultado de un proceso autoinmunitario, por la producción de anticuerpos que atacan sus propios tejidos.

Indicaciones de subgrupos

La clamidiasis genital es la forma más común de presentación y cursa con los síntomas descritos con anterioridad. Sin embargo, existen casos en los que esta infección puede manifestarse en formas diferentes, dando lugar a la aparición de un linfogranuloma venéreo o de un tracoma, los cuales pueden presentar una clínica particular.

Linfogranuloma venéreo (LGV)

El linfogranuloma venéreo es una infección de transmisión sexual causada por los serotipos L1, L2 y L3 de C. trachomatis. Los síntomas suelen aparecer luego de 1 a 2 semanas posteriores al contagio. Dentro de los principales síntomas y signos del LGV por clamidia se encuentran los siguientes:

Tracoma

El tracoma por clamidia es la principal causa de pérdida de la visión a nivel mundial. La misma se produce por el contacto ocular con secreciones purulentas contaminadas.

Por lo general, inicia con el enrojecimiento de la conjuntiva palpebral, el cual está acompañado de la inversión y el crecimiento de las pestañas hacia adentro o triquiasis. Además, se pueden encontrar los siguientes síntomas:

  • Dolor ocular.
  • Sensibilidad a la luz o fotofobia.
  • Irritación ocular.
  • Secreción purulenta o mucosa en los párpados.
  • Hinchazón o aumento de volumen del globo ocular.

Posibles complicaciones

Las complicaciones por clamidia suelen ser bastante graves y pueden aparecer en pacientes que nunca han tenido síntomas o signos de infección. No obstante, las mismas pueden tener un pronóstico positivo gracias a la detección temprana y al abordaje oportuno. Algunas complicaciones frecuentes en la clamidiasis son las siguientes:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EPI): se trata del ascenso de clamidia a través de la vagina, con la consiguiente invasión de las trompas uterinas y los ovarios. Esta es una de las complicaciones más frecuentes en las mujeres con clamidia no tratada o sin diagnosticar.
  • Infertilidad femenina: el daño a la mucosa uterina y de las trompas de Falopio puede dificultar el paso de los espermatozoides, obstaculizando la fecundación. Es importante destacar que una gran proporción de las mujeres con EPI experimenta infertilidad por esta causa. Además, este hecho aumenta el riesgo de presentar un embarazo ectópico.
  • Complicaciones en el embarazo: la infección por clamidia durante el embarazo puede llevar a a la aparición de múltiples afecciones. Tal es el caso del parto prematuro, la endometritis posparto, el sufrimiento fetal y el bajo peso al nacer.
  • Conjuntivitis y neumonía neonatal: durante el trabajo de parto los bebés pueden infectarse al pasar por el canal vaginal en madres con clamidia no tratada. De esta forma, una gran proporción de neonatos pueden desarrollar conjuntivitis. También existe la posibilidad de desarrollar neumonía dentro de los primeros meses posparto, aunque este riesgo es mucho menor.

¿Cuándo buscar asistencia médica?

Las infecciones por clamidia son comunes en los pacientes jóvenes en edad reproductiva, es importante destacar que se debe buscar ayuda lo antes posible ante la presencia de síntomas y signos extraños a nivel genital.

El médico especialista es el único que podrá evaluar la afección y brindará la mejor opción terapéutica. Algunos signos de alarma que deben considerarse para buscar ayuda médica son los siguientes:

  • Dolor e irritación genital.
  • Sangrado vaginal. 
  • Secreción mucosa peneana y vaginal.
  • Dolor abdominal y testicular intenso. 
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

La prevención es indispensable

En la actualidad, la aparición de los síntomas y signos por clamidia es ampliamente prevenible. Lo más recomendable para su prevención es la utilización de métodos de barrera durante el acto sexual. Esta herramienta nos permite reducir el riesgo de clamidiasis y de otras infecciones de transmisión sexual.

De igual forma, es aconsejable realizar chequeos médicos periódicos con el objetivo de descartar cualquier enfermedad genital. El diagnóstico temprano y el abordaje oportuno son la clave en el manejo de estas infecciones.

Te podría interesar...
ETS
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
ETS

Las ETS son las enfermedades de transmisión sexual, es decir, son infecciones que se pueden transmitir durante el sexo vaginal, anal u oral.



  • Sutton T, Martinko T, Hale S, Fairchok M. Prevalence and High Rate of Asymptomatic Infection of Chlamydia trachomatis in Male College Reserve Officer Training Corps Cadets. Sexually Transmitted Diseases. 2003; 30(12): 901-904.
  • Malhotra M, Sood S, Mukherjee A, Muralidhar S, Bala M. Genital Chlamydia trachomatis: an update. Indian J Med Res. 2013 Sep;138(3):303-16.
  • Mohseni M, Sung S, Takov V. Chlamydia. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-.
  • Janssen K, Dirks J, Dukers-Muijrers N, Hoebe C et al. Review of Chlamydia trachomatis viability methods: assessing the clinical diagnostic impact of NAAT positive results. Expert Rev Mol Diagn. 2018;18(8):739-747.
  • Lane AB, Decker CF. Chlamydia trachomatis infections. Dis Mon. 2016;62(8):269-73.
  • Phillips JA. Chlamydia Infections. Workplace Health Saf. 2019;67(7):375-376.