¿Qué es el glioma cerebral?

El glioma cerebral es un tumor muy frecuente en hombres entre los 45 y los 65 años. El mismo puede ubicarse en cualquier área cerebral, por lo que los síntomas presentados son muy variables.
¿Qué es el glioma cerebral?

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 13 Abril, 2021

Última actualización: 13 Abril, 2021

El sistema nervioso central (SNC) está compuesto por el cerebro y la médula espinal. Las diferentes células que componen a estos órganos pueden sufrir alteraciones durante su división y producir tumoraciones. Uno de los tumores del SNC más frecuentes es el glioma cerebral, pero ¿de qué se trata?

El tejido nervioso de los seres humanos está compuesto por 2 tipos de células, las neuronas y las células gliales. Las primeras son las encargadas de captar los estímulos y transmitir la información en forma de impulsos nerviosos. Por su parte, las células gliales son las encargadas de brindar soporte, protección y nutrientes a todo el tejido.

Los tumores cerebrales pueden dividirse en 2 grandes grupos, los primarios y los secundarios, dependiendo de las células que les dan origen. Los tumores primarios son aquellos cuyo origen se encuentra en las células del sistema nervioso mientras que los secundarios son producto de metástasis a distancia a de otros tumores.

¿Qué es el glioma cerebral?

El glioma cerebral es un tumor primario originado en las células gliales del individuo. Estudios demuestran que los gliomas corresponden al 24 % de los tumores cerebrales en los adultos, siendo el segundo con mayor frecuencia después de los meningiomas.

La células gliales pueden llegar a crecer de forma anormal y desordenada, produciendo la tumoración. Estos tumores pueden llegar a afectar la función cerebral y son potencialmente mortales. Todos estos factores dependerán tanto del tipo histológico presentado, la zona donde se ubique y el tamaño que posea.

Hoy en día se han logrado identificar diferentes tipos de glías en el cerebro, por lo que el nombre del tumor puede variar dependiendo de la célula afectada. En este sentido, es posible identificar las siguientes tumoraciones:

  • Astrocitomas: en este caso las células afectadas son los astrocitos y se pueden detectar tanto astrocitomas como astrocitomas anaplásicos y glioblastomas.
  • Ependimomas: las células que presentan la tumoración son las células ependimarias. Los tumores identificados en este caso son los ependimomas anaplásicos, ependimomas mixopapilares y gliomas subependimarios.
  • Oligodendromiomas: donde las afectadas son unas células llamadas oligodendrocitos, por lo que es posible presentar oligodendrogliomas, oligodendrogliomas anaplásicos y oligoastrocitomas anaplásicos.

Las características del glioma cerebral pueden variar mucho, existen tumores benignos que poseen crecimiento lento y casi no invaden el tejido circundante. Sin embargo, ciertos tumores son muy agresivos ya que sus células se dividen con mayor velocidad, creciendo así de forma rápida e invadiendo al tejido circundante.

¿Cuales son sus causas?

El glioma cerebral puede estar ligado a los genes.
Es probable que existan varios genes directamente implicados en la aparición de la enfermedad.

En la actualidad, no se ha logrado identificar una causa precisa que genere el crecimiento anormal de las células gliales. Sin embargo, existen ciertos factores de riesgo que predisponen a la aparición de esta tumoración, tal y como sucede con el cáncer de colon. Entre los factores de riesgo destacan los siguientes:

  • Edad: en términos generales las personas mayores son más propensas a desarrollar tumores cerebrales, de hecho, los mismos son más frecuentes en los adultos entre los 45 y los 65 años. No obstante, los ependimomas y los astrocitomas pilocíticos aparecen con mayor frecuencia en los niños y los adultos jóvenes.
  • Exposición a la radiación: ciertos tipos de radioactividad aumentan la probabilidad de padecer tumores cerebrales. Un ejemplo de ello es la radiación ionizante utilizada en la radioterapia para tratar el cáncer y la exposición a radiación por bombas atómicas.
  • Antecedentes familiares: es muy raro que existan casos de glioma cerebral familiar, sin embargo, un antecedente directo puede duplicar el riesgo de aparición. A pesar de todo, es necesario realizar más investigaciones en esta área.

Los genes pueden tener una gran influencia en el desarrollo de gliomas cerebrales. Estudios demuestran que esta tumoración en más frecuente en el género masculino, en el cual se ha asociado a una alteración del ADN ubicada en la región región 7p11.2.

Por su parte, el mismo estudio asoció la aparición de glioma cerebral en las mujeres con una alteración en la región cromosómica 8q24.21. Por desgracia, estos hallazgos no son capaces de explicar por qué este tipo de tumores son más frecuentes en los hombres.

Síntomas de un glioma cerebral

La sintomatología que presentan los pacientes puede variar dependiendo del tipo de tumor, su ubicación, su tamaño y su velocidad de crecimiento. Sin embargo, la mayoría de los gliomas cerebrales están ubicados en el lóbulo frontal. Además, los mismos pueden comprimir  diferentes áreas, por lo que los síntomas serán similares.

En términos generales, la principal forma de presentación de los tumores benignos es la epilepsia debido a su crecimiento lento. Por otro lado, las tumoraciones malignas pueden generar síntomas de hipertensión endocraneal por lo que los pacientes presentan papiledema, vómitos y dolor de cabeza.

Otros síntomas presentados con frecuencia por las personas que poseen un glioma cerebral son los siguientes:

Diagnóstico

El glioma cerebral se detecta con técnicas de imagen.
La resonancia magnética es muy útil en estos casos.

Primero que nada, el especialista deberá realizar un examen neurológico completo con la finalidad de evaluar diferentes aspectos como la vista, la audición, el equilibrio y la fuerza muscular. Dicha evaluación puede arrojar pistas sobre las áreas del cerebro que se encuentren afectadas por el tumor.

El médico también indicará la realización de estudios por imágenes para estudiar la ubicación y las características del tumor. El estudio por excelencia para la detección de tumores cerebrales es la resonancia magnética, en la cual se expone al paciente a un campo electromagnético para evaluar las diferencias en el tejido cerebral.

Al comprobar la existencia de un glioma cerebral, el especialista deberá indicar la realización de una biopsia con la finalidad de evaluar las características histológicas del tumor. La técnica para la toma de la muestra puede variar dependiendo de la ubicación del glioma, sin embargo, la misma es fundamental para determinar la terapéutica a seguir.

Tratamientos disponibles

El principal tratamiento para el glioma cerebral consiste en la extirpación del tumor. En este sentido, el primer paso en el tratamiento suele ser la cirugía. En los tumores pequeños y bien delimitados se suele extraer el tumor en su totalidad.

Por su parte, solo se extrae la mayor cantidad posible cuando es difícil separar al tumor del cerebro o cuando el mismo se encuentra en una zona sensible. No obstante, tanto la extirpación parcial como la total ayudan a disminuir en gran medida la sintomatología presentada por el paciente.

La quimioterapia y la radioterapia se usan con frecuencia después de la cirugía, sobre todo cuando se trata de tumores malignos. En el caso de la radioterapia, los protones o rayos X empleados provienen de una máquina externa al cuerpo. Por su parte, la quimioterapia más utilizada es la tremozolina, cuya ingesta es oral.

Los médicos pueden indicar el uso de corticoides y otros fármacos para reducir tanto la inflamación cerebral como los otros síntomas del tumor. Además, también suele ser necesaria la realización de fisioterapia, terapia ocupacional o del lenguaje para recuperar todas las funciones afectadas por la lesión cerebral o la cirugía.

Un tumor frecuente con un buen pronóstico

El glioma cerebral es uno de los tumores primarios más frecuentes del sistema nervioso central. Los pacientes diagnosticados suelen tener un buen pronóstico gracias a los últimos avances en neurocirugía, sobre todo si se tratan de tumores benignos. Estos pacientes suelen recuperar el 100 % de sus funciones cerebrales.

El caso de los tumores malignos es un poco más complejo, el pronóstico de estos pacientes dependerá de la cantidad de tumor que se logre extraer. No obstante, la combinación de las diferentes técnicas de tratamiento pueden disminuir la sintomatología presentada y mejorar la calidad de vida de las personas.

Te podría interesar...
¿El cerebro puede sentir dolor?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿El cerebro puede sentir dolor?

¿El cerebro puede sentir dolor? ¿O simplemente es la estructura que envía las señales de dolor al resto del cuerpo? ¡Te lo contamos todo!



  • Gómez-Vega JC, Ocampo Navia MI, Feo Lee O. Epidemiología y caracterización general de los tumores cerebrales primarios en el adulto. Univ. Med. 2019;60(1).
  • Germán Alonso Reyes Botero. Gliomas del adulto: acercamiento al diagnóstico y tratamiento. Acta Neurol Colomb 2008;25:34-41.
  • Ostrom, Q.T., Kinnersley, B., Wrensch, M.R. et al. Sex-specific glioma genome-wide association study identifies new risk locus at 3p21.31 in females, and finds sex-differences in risk at 8q24.21. Sci Rep 8, 7352 (2018).
  • Chen R, Smith-Cohn M, Cohen AL, Colman H. Glioma Subclassifications and Their Clinical Significance. Neurotherapeutics. 2017 Apr;14(2):284-297.
  • Ostrom QT, Bauchet L, Davis FG, Deltour I, Fisher JL, Langer CE, Pekmezci M, Schwartzbaum JA, Turner MC, Walsh KM, Wrensch MR, Barnholtz-Sloan JS. The epidemiology of glioma in adults: a "state of the science" review. Neuro Oncol. 2014 Jul;16(7):896-913.
  • Grimm SA, Chamberlain MC. Brainstem glioma: a review. Curr Neurol Neurosci Rep. 2013 May;13(5):346.