Espuma en la orina: causas y cómo actuar

Presentar orina espumosa es un evento muy común, pero en ocasiones esto puede relacionarse a ciertas patologías. Te explicamos algunas de las causas más frecuentes.
Espuma en la orina: causas y cómo actuar
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 05 enero, 2023

La presencia de cierta cantidad de espuma en la orina se considera normal. Los alimentos que comemos, la cantidad de agua que bebemos y otras variables inciden en que el líquido se vuelva espumoso al expulsarse. Los episodios ocasionales con una mayor presencia de burbujas en la orina no deberían levantar mayor preocupación, pero sí cuando se trata de un fenómeno que se manifiesta todos los días.

Ciertamente, si tu orina es muy espumosa siempre es señal de que algo no anda bien. Si luego de orinar se crea una capa que cubre toda la superficie y te impide ver la orina o el fondo del inodoro no deberías considerarlo un signo de menor importancia. No siempre sus causas serán malignas, de manera que hoy hemos recopilado 7 explicaciones de la espuma en la orina y qué debes hacer al respecto.

7 causas de la espuma en la orina

Como de seguro ya imaginas no existe solo una razón por la cual tu orina adquiere una mayor espumosidad. Reiteramos que la presencia de espuma se considera normal salvo cuando se presenta recurrentemente. Veamos qué cosas pueden estar detrás.

1. Velocidad de la micción

La principal causa de la espuma en la orina es la velocidad de la micción. Cuando la fuerza de salida de la orina es demasiado enérgica en el contacto con el agua del inodoro se favorecerá la formación de burbujas. Esto es completamente natural, y es algo que ocurre también con otros tipos de líquidos. La altura también juega un papel importante, de manera que la orina parecerá más espumosa en los hombres que orinan de pie.

Piensa por un momento que el agua parece espumosa cuando abres el grifo a su máxima potencia. No hay de qué preocuparse, en especial cuando se trata de un evento ocasional. En efecto, la velocidad de la micción varía mucho; así que la cantidad de espuma en la orina a veces será poco, a veces inexistente y otras tantas será mayor.

2. No has bebido suficiente agua

Las espuma en la orina por deshidratación
Las características de la orina dependen mucho del estado de hidratación del organismo.

La orina también puede parecer espumosa cuando está muy concentrada. En general, la orina estará más concentrada si no has bebido suficiente agua durante las últimas horas, y más aún cuando has hecho algún tipo de actividad física intensa o te has expuesto al sol. La orina espumosa puede ser también un signo de deshidratación. En este caso se acompañará de fatiga, debilidad, irritabilidad, estreñimiento y dolores de cabeza.

3. Demasiada proteína en la orina

La tercera explicación más probable es que tengas un exceso de proteínas en la orina. Por variables químicas, cuando algunas proteínas se expulsan por la orina pueden atrapar bolsas de gas en la superficie de un líquido, lo que genera que se creen burbujas.

La expulsión de estas macromoléculas por la orina se denomina proteinuria, y hay muchos procesos internos que pueden generarla. El estrés, la fiebre, el calor, la actividad física intensa, los procesos inflamatorios, la ingesta de aspirina y los problemas renales son sus principales desencadenantes.

4. Ingesta de algunos medicamentos

Otra de las principales causas de la orina espumosa la encontramos en la ingesta de medicamentos. En principio, los fármacos utilizados para tratar infecciones del tracto urinario.

La fenazopiridina es quizá el medicamento en el que encontramos este efecto secundario con mayor regularidad, de manera que si estás tomando este u otros para tratar una infección es probable que allí se encuentre la respuesta. La orina espumosa desaparecerá en cuanto termine el tratamiento.

5. Productos químicos en el agua del inodoro

Una causa que se debe descartar es la presencia de ciertos productos químicos en el agua del inodoro. Aunque pueda resultar una causa ingenua, en realidad muchos episodios se explican por esta vía.

Los productos jabonosos tienen propiedades que alientan la creación de espuma, de manera que si usas regular o permanentemente estos pueden generar la sensación de que tu orina es espumosa cuando esta causa agitación al entrar en contacto con el agua.

6. Enfermedad renal

La espuma en la orina puede ser por daño renal
Los riñones son susceptibles de sufrir daños ante una gran variedad de enfermedades.

Tal y como señalan los expertos, tradicionalmente se ha considerado la espuma en la orina persistente como un síntoma de enfermedad renal. Las proteínas o polipéptidos, los aminoácidos libres y otros compuestos tienen propiedades anfifílicas que pueden funcionar como un tensioactivo para formar espuma en la orina.

Los riñones se encargan de mantener la mayoría de ellos en el organismo durante el proceso de filtración, de manera que si estos fallan, su concentración aumenta en la orina que se expulsa.

Para que esta sea la causa, la espuma en la orina debe manifestarse de forma permanente y la cantidad de espuma debe ser muy notoria. La persona notará además otros síntomas, como por ejemplo retención de líquido, fatiga, debilidad, desorientación y palpitaciones cardíacas.

Si manifiestas estos signos y tienes antecedentes familiares de daño renal, diabetes o presión arterial alta no dudes en consultar inmediatamente con un profesional.

7. Diabetes

La orina espumosa puede ser un indicador de diabetes. Esta condición provoca niveles altos de azúcar en la sangre que crónicamente producen daños micro y macrovasculares. La enfermedad renal crónica por una diabetes mal controlada es muy común (nefropatía diabética), y en esta los riñones pierden la capacidad de filtrar muchas sustancias de la sangre.

Es el caso de la albúmina, una de las proteínas más abundantes en el suero plasmático (la parte de la sangre que no tiene células). Esto lleva a un fenómeno llamado albuminuria, que fácilmente puede incluirse dentro del fenómeno de proteinuria mencionado en apartados anteriores.

¿Qué hacer al detectar espuma en la orina?

Hay varios motivos de la orina espumosa. Por fortuna, la mayoría de ellos son benignos; de modo que los casos graves son relativamente poco frecuentes. Lo primero que te recomendamos hacer es valorar si las burbujas que se forman son una consecuencia de usar detergentes o productos jabonosos en el inodoro. Allí puede encontrarse la respuesta, de manera que es la primera causa que debes descartar.

Lo segundo que te aconsejamos es beber abundante agua. La mayoría de las personas piensan que beben más agua de lo que realmente ingieren, de modo que puedes valorar objetivamente la cantidad de litros que bebes al día. Mídelo con ayuda de un recipiente, así te aseguras de que bebes al menos 2 litros a lo largo de la jornada. Recuerda que la ingesta debe ser levemente superior los días calurosos y cuando haces actividad física.

Si luego de un par de días notas que la cantidad de espuma en tu orina no ha disminuido busca asistencia médica de inmediato. Los especialistas te harán exámenes y evaluaciones para encontrar su posible causa. No postergues la visita durante mucho tiempo, en especial si has presentado los síntomas complementarios que mencionamos para cada caso.

Te podría interesar...
Análisis de orina: todo lo que debes saber
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Análisis de orina: todo lo que debes saber

El análisis de orina es una herramienta esencial en todo laboratorio clínico, pues puede reportar mucha información sobre el paciente.



  • Ioannou, K. Diabetic nephropathy: is it always there? Assumptions, weaknesses and pitfalls in the diagnosis. 2017; 16(4): 351-361.
  • Khitan ZJ, Glassock RJ. Foamy Urine: Is This a Sign of Kidney Disease?. Clin J Am Soc Nephrol. 2019;14(11):1664-1666.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomentaciones provenientes de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterse a cualquier procedimiento.