Endometriosis e infertilidad: ¿cómo se relacionan?

Uno de los trastornos ginecológicos más comunes a nivel mundial es la endometriosis, que puede llegar incluso a afectar la función reproductiva de la mujer.
Endometriosis e infertilidad: ¿cómo se relacionan?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 24 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 24 agosto, 2021

Última actualización: 24 agosto, 2021

La relación entre endometriosis e infertilidad no es infrecuente. Sin embargo, esto no quiere decir que todas las mujeres que padecen la enfermedad estén “condenadas” a no tener hijos. En algunos casos, con un tratamiento para la fertilidad acorde es posible mejorar la función reproductiva. Para llegar a este, el médico deberá evaluar la extensión de las lesiones.

La endometriosis es un trastorno crónico cuyo síntoma principal es un intenso dolor pélvico, que además suele acentuarse durante la menstruación. El dolor es consecuencia del crecimiento del tejido endometrial (es decir, el tejido que reviste internamente el útero) en zonas donde no debería hacerlo. Dicho crecimiento recibe el nombre de tejido endometrial ectópico.

Como explican desde la Oficina de Salud para la Mujer, las zonas más afectadas por la endometriosis suelen ser los ovarios (y su superficie externa), las trompas de Falopio y los tejidos de sostén del útero. En menor frecuencia, puede afectar la vagina, el cuello uterino, la vulva, el intestino, la vejiga o el recto.

De acuerdo con el Manual MSD, el tejido endometrial ectópico no solo afecta un punto concreto, sino que puede llegar a causar irritación en los tejidos circundantes. También puede hacer que se formen adherencias entre las estructuras del abdomen (que son bandas de tejido cicatricial).

Tal y como se expone en un estudio publicado en la revista de Medicina Legal de Costa Rica Edición Virtual, la cifra de mujeres con endometriosis y problemas de infertilidad se sitúa entre el 30 y el 50 %, aproximadamente. Por otro lado, es interesante saber que el 25-50 % de los casos de mujeres que sufren de infertilidad tienen endometriosis.

Causas de la infertilidad

Endometriosis e infertilidad: causas anatómicas y funcionales
El tejido endometrial ectópico puede provocar trastornos físicos y funcionales capaces de alterar la fertilidad. Para muchas personas, esta es una de las mayores consecuencias de la endometriosis.

En el portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se expone que la relación entre endometriosis e infertilidad radica en los efectos de la propia enfermedad en la cavidad pélvica y las principales zonas afectadas ya mencionadas (ovarios, útero y trompas de Falopio).

En pocas palabras, la presencia de tejido endometrial ectópico en diversas partes del aparato reproductor (sobre todo ovarios y trompas uterinas) es lo que puede llegar a dificultar o incluso impedir la implantación del embrión.

Entonces, el bloqueo de las trompas de Falopio (y la irritación de las zonas adyacentes) por tejido endometrial ectópico es lo que puede causar infertilidad. Para ayudar a entender esto, la Dra. Elisa Martín Cano explica lo siguiente:

  • En condiciones normales, el tejido endometrial reviste el útero (que es una cavidad hueca), y mes a mes se prepara para una posible gestación. Por ende, es sensible a los cambios hormonales.
  • Si se da la fecundación, el tejido endometrial permite la implantación del embrión y evita que se desprenda.
  • El tejido endometrial ectópico también es sensible a los cambios hormonales, por lo que a medida que se aproxima la menstruación, puede sangrar y causar un gran dolor. Aunque también puede hacerlo durante y después de la misma.

Por otra parte, la OMS aclara que la extensión de las lesiones endometriales no siempre se corresponde con la gravedad o la duración de los síntomas de la endometriosis. Esto quiere decir que no por el hecho de que una mujer tenga una lesión muy extendida tiene menos probabilidades de quedar embarazada que una mujer que tiene lesiones menos extendidas.

“La gravedad de los síntomas y los efectos del trastorno en la fertilidad y el funcionamiento de los órganos varían mucho de una mujer a otra” se indica en el Manual MSD.

El tejido ectópico puede obstruir el paso del óvulo desde el ovario hacia el útero y causar infertilidad.

Tratamiento

De acuerdo con el estudio citado anteriormente, el tratamiento de la endometriosis y las técnicas de reproducción asistida pueden contribuir con el logro de un embarazo en las pacientes. Sobre esto, hay que tener siempre en cuenta que las tasas de éxito son variables.

Las opciones de tratamiento para la infertilidad por endometriosis son las siguientes:

  • Estimulación ovárica con inseminación intrauterina (IIU).
  • Fertilización in vitro (FIV).
  • Extirpación quirúrgica laparoscópica de la endometriosis.

Tratamiento quirúrgico

Cuando la mujer que sufre de endometriosis sufre de infertilidad y quiere quedar embarazada, se suele recurrir al tratamiento quirúrgico. En este, se intenta eliminar la mayor cantidad de tejido endometrial ectópico, pero intentando no lesionar los ovarios para no afectar la función reproductora.

Dependiendo de la etapa de la endometriosis y su nivel de afectación, la probabilidad de que la mujer logre un embarazo después de la cirugía aumenta entre un 40-70 %.

Aún cuando la cirugía consiga eliminar todo o casi todo el tejido endometrial ectópico, allí no finaliza el tratamiento ni el seguimiento médico. Esto es porque la endometriosis es una enfermedad crónica y progresiva. La cirugía es una forma de tratamiento temporal.

Cuando no se consigue eliminar todo el tejido, se le puede indicar un tratamiento posoperatorio con un agonista de la GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas) a la paciente.

Sin embargo, el Manual MSD expone que si bien este tipo de medicamentos es útil para controlar la progresión de la endometriosis, se desconoce si los agonistas pueden mejorar la fertilidad como tal.

  • Un agonista de GnRH ayuda a inhibir la producción de las hormonas responsables de la ovulación, el ciclo menstrual y la progresión de la endometriosis.

Fertilización in vitro

Endometriosis e infertilidad: la fertilización in vitro es un tratamiento válido
La fertilización in vitro es un procedimiento relativamente simple que permite solucionar algunos casos de infertilidad femenina.

Los expertos de Cochrane explican que la fertilización in vitro es un proceso en el que se toman óvulos de los ovarios de la mujer, luego se fecundan con esperma (bien sea de su pareja o un donante) para crear embriones. Posteriormente, estos se reponen en el útero.

Aunque en ocasiones se pauta un tratamiento farmacológico previo a la FIV, esta no necesariamente tiene que realizarse después de haber recibido un tratamiento con un agonista de GnRH durante 6 o más meses.

En general, se pasa a la fertilización in vitro directamente en los siguientes casos:

  • Cuando el embarazo no se produce después de 6-12 meses del tratamiento quirúrgico de la endometriosis.
  • Las trompas de Falopio están obstruidas.
  • Existen otros problemas de fertilidad.

Riesgos de aborto espontáneo

Aún cuando la mujer con endometriosis haya logrado el embarazo, debe mantener un control y tratamiento adecuados, pues existen varios riesgos de placenta previa, parto prematuro y aborto espontáneo.

Adicionalmente, no está de más que la mujer procure mantener un estilo de vida saludable, en el que no solo predomine una buena alimentación, sino también otros buenos hábitos de vida, incluyendo dormir lo suficiente a diario.

Te podría interesar...
¿Cómo aumentar la fertilidad femenina?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Cómo aumentar la fertilidad femenina?

Aumentar la fertilidad femenina, cuando no hay problemas de salud graves, es muy fácil. La alimentación y el ejercicio son fundamentales.