Diferencias entre tumor y cáncer

Es incorrecto utilizar como sinónimos los términos cáncer y tumor. Veamos en qué se distinguen y por qué es importante su diferenciación.
Diferencias entre tumor y cáncer
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 05 septiembre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 01 septiembre, 2021

Última actualización: 05 septiembre, 2021

La mayoría de las personas no distinguen muy bien las diferencias entre tumor y cáncer. Esto se debe a que en contextos populares, e incluso científicos, se usan de manera indistinta para hacer referencia a la misma condición. Por supuesto, son términos que no se pueden intercambiar y en las próximas líneas trataremos de explicarte con palabras simples por qué.

Desde ya te adelantamos nuestra conclusión: todos los cánceres son tumores, pero no todos los tumores son cánceres. Con esto en mente, estás preparado para afrontar lo que te expondremos a continuación. Para empezar, primero debes tener claro a qué se refieren los médicos cuando hablan de cáncer y a qué cuando lo hacen de tumores. Veámoslo.

¿Qué es el cáncer?

Las diferencias entre tumor y cáncer son muy evidentes
El cáncer agrupa a un conjunto de enfermedades malignas, responsables de gran proporción de decesos anuales en todo el mundo.

Tal y como lo señala el National Cancer Institute (NCI), el cáncer es una enfermedad que se caracteriza por la multiplicación descontrolada de células malignas que tienden a diseminarse a través del cuerpo.

El crecimiento puede ocurrir en cualquier parte, aunque es más frecuente en los senos (cáncer de mama), pulmón (cáncer de pulmón), próstata (cáncer de próstata) y colon (cáncer de colon), entre otros.

El cáncer se origina por la multiplicación descontrolada de células en un proceso conocido como división celular. Este proceso funciona bajo un equilibrio perfecto: se reponen nuevas de estas células al término que otras envejecen y mueren. Sin embargo, cuando un paciente desarrolla cáncer, el proceso se desequilibria y las células anómalas, en vez de autodestruirse, se dividen sin control.

También se conoce como neoplasia y es una de las enfermedades con mayor número de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Por ejemplo, y de acuerdo con la evidencia, en 2020 se produjeron un promedio de 19,3 millones de nuevos casos y un total de 10 millones de decesos. Existen diferentes opciones de tratamiento, dependiendo de las características de su desarrollo, la opinión médica y la disposición del paciente.

¿Qué son los tumores?

Los tumores son masas de tejido anormal que se desarrollan cuando las células se multiplican y crecen. Como bien nos recuerda Stanford Health Care, se distinguen dos tipos de estas condiciones: cancerosos y no cancerosos. En el primer caso se hace referencia a células propensas a invadir otras partes del cuerpo y a regresar luego de su eliminación; en el segundo a aquellas que no se extienden y no retornan luego de eliminarlas.

También se conocen como tumores benignos y tumores malignos. Encontramos además una tercera categoría denominada células precancerosas. Con este nombre se designan aquellas formaciones tumorales que se pueden convertir en cáncer si no se tratan a tiempo. Es decir, no son malignas durante su detección, pero su condición puede evolucionar con el tiempo.

Esta última categoría tiene además muchas subcategorías. Destacamos así displasia, metaplasia, hiperplasia, atipia y carcinoma in situ. Los tumores se pueden extirpar quirúrgicamente, aunque todo depende de sus características y el criterio del especialista. En ciertos contextos un tumor benigno puede ser peligroso para el paciente.

4 Diferencias entre tumor y cáncer

A través de las apreciaciones anteriores, de seguro ya has identificado algunas de las diferencias entre tumor y cáncer. Sintetizamos 4 de las más importantes a continuación.

1. El cáncer es una enfermedad, los tumores pueden serlo

Como bien hemos reseñado con el término cáncer, se hace referencia a una enfermedad. Para mayor especificidad, se acompaña de un complemento que permite determinar el lugar donde se ha detectado. Por ejemplo, cáncer de piel. En cambio, los tumores no siempre son una enfermedad, son una formación de células que en ocasiones puede ser benigna.

2. El cáncer se compone de células malignas, los tumores no siempre

Las diferencias entre tumor y cáncer incluyen su malignidad
Las células malignas se caracterizan por su capacidad de extenderse a otros órganos y sistemas. Por ejemplo, los pulmones suelen ser un lugar común de metástasis.

Para que se considere como tal, el cáncer se debe componer de células malignas. Es decir, de células propensas a invadir el tejido circundante y a extenderse lejos del lugar donde se ha originado. Los tumores pueden ser benignos o malignos, de manera que no todos los casos reportados tienen que derivar en cáncer.

De hecho, y en contra de lo que las personas creen, alrededor de 9 de cada 10 tumores desarrollados son benignos. La balanza está a nuestro favor en cuanto a la detección de formaciones que derivan en cáncer. Esta es una de las diferencias entre tumor y cáncer más importantes.

3. El cáncer puede ser mortal, los tumores no tienen por qué serlo

El porcentaje de decesos por cáncer depende de las características de la formación, el lugar de desarrollo y cuán pronto se haya diagnosticado. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer más letal es el pulmonar, con un promedio de 1,8 millones de decesos cada año.

En cambio, los tumores benignos pocas veces generan complicaciones en los pacientes. En realidad se puede convivir con ellos sin mayores problemas, como lo hacen millones de personas en todo el mundo. Siguiendo a Cancer Treatment Centers of America, los más comunes de este tipo son los fibromas, lipomas, leiomiomas, adenomas y hemangiomas.

Por supuesto, esto no quiere decir que no se reporten complicaciones anualmente. Si el tumor crece de manera descontrolada o lo hace en un lugar especialmente vulnerable, puede entorpecer algunas funciones básicas del cuerpo. Tal es el caso de los que crecen en el cerebro.

4. El cáncer puede derivar en metástasis, los tumores no siempre

Finalmente, otra de las diferencias entre tumor y cáncer es que las células malignas pueden originar metástasis. Esto es, la diseminación de las células de su lugar de desarrollo a otras partes del cuerpo. Cuando esto ocurre no se cataloga la condición como un nuevo tipo de cáncer. Solo se dice que el cáncer original ha entrado en metástasis.

Por el contrario, no es posible que las células benignas que conforman la mayoría de los tumores realicen esta diseminación. Su crecimiento por lo general es más lento y siempre permanecen en el lugar donde se han desarrollado.

No es adecuado utilizar cáncer y tumor como sinónimos. Aunque todos los cánceres son tumores malignos, no todos los tipos de tumores son cancerígenos. Conviene asimilar esta distinción para evitar sobresaltos durante un proceso diagnóstico o al momento de afrontar la detección en un ser querido.

Te podría interesar...
Pseudotumor cerebral
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Pseudotumor cerebral

O pseudotumor cerebral é uma condição que muitas vezes se confunde com um processo benigno. No entanto, sabe-se que ele pode causar complicações na...



  • Sung, H., Ferlay, J., Siegel, R. L., Laversanne, M., Soerjomataram, I., Jemal, A., & Bray, F. Global cancer statistics 2020: GLOBOCAN estimates of incidence and mortality worldwide for 36 cancers in 185 countries. CA: a cancer journal for clinicians. 2021; 71(3): 209-249.