ARFID en niños, un trastorno alimentario desconocido

Los niños se encuentran en plena etapa de crecimiento y desarrollo, por lo que sus requerimientos nutricionales son elevados. Los trastornos alimentarios como el ARFID generan graves consecuencias.
ARFID en niños, un trastorno alimentario desconocido
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto.

Última actualización: 31 octubre, 2021

Los trastornos alimentarios en los niños son problemas muy comunes que tienden a generar retrasos en el crecimiento. Las patologías detectadas con mayor frecuencia en esta población son la bulimia y la anorexia. No obstante, existen otros trastornos severos que pueden pasar desapercibidos en los niños, como el ARFID.

La mayoría de los pequeños son muy selectivos a la hora de ingerir sus alimentos. Algunos simplemente no quieren comer frutas o vegetales. Esta actitud no debe tener ninguna repercusión en el desarrollo. Sin embargo, la selectividad excesiva a la hora de comer puede enmascarar un trastorno digestivo mayor.

¿Qué es el ARFID en niños?

El ARFID en niños es un trastorno alimentario que proviene de las siglas en inglés para Avoidant or Restrictive Food Intake Disorder. La traducción de esta patología es desorden de ingesta Alimentaria evitativa o restrictiva. Se trata de una enfermedad en la que los niños tienen comportamientos restrictivos con los alimentos, por lo que evitan consumirlos.

La principal diferencia del ARFID con otros trastornos como la anorexia es que la actitud restrictiva no está motivada por el deseo de adelgazar. Este es un trastorno descubierto hace pocos años, por lo que puede pasar desapercibido en muchas oportunidades. De hecho, se añadió a la quinta edición del Manual diagnóstico y estadístico de enfermedades mentales (DSM-V) en el año 2013.

Por desgracia, la incidencia del ARFID en niños es bastante elevada. Algunos estudios sugieren que puede afectar hasta al 3,2 % de los infantes entre los 8 y los 13 años. Además, la patología es más frecuente en varones y en pacientes con trastorno del espectro autista (TEA).

Niña con asco a algunas comidas tiene ARFID.
El rechazo o el asco a ciertos productos alimenticios es esperable en los niños. Pero luego de cierto límite se considera un trastorno.

Signos y síntomas

Los síntomas del ARFID en niños, como la ansiedad, suelen aparecer justo al momento de comer. Sin embargo, los mismos pueden tienden a ser muy sutiles. El rechazo a los alimentos puede aparecer por múltiples motivos, desde una textura o color desagradable hasta un posible temor a ingerirlos.

La cantidad de alimentos se volverá mucho más limitada con el pasar del tiempo en los niños con ARFID. Por su parte, el consumo de alimentos frente a otras personas también puede generar ansiedad infantil en los afectados.

Una de las principales manifestaciones del ARFID en niños es el rechazo a una categoría de alimentos en particular. Los niños se negarán a ingerir comidas que contengan dichos ingredientes.

Por desgracia, otras manifestaciones no son tan evidentes, por lo que los padres deben estar atentos ante los siguientes comportamientos:

  • Falta de apetito y poco interés por la comida.
  • Disminución en la cantidad de alimentos ingeridos.
  • Tardar mucho tiempo en comer u oponerse a hacerlo.
  • Preferir solo ciertas marcas específicas.
  • No comer lo mismo que el resto de la familia.
  • Eliminación repentina de alimentos que antes sí consumía.
  • Aversión a los líquidos.

Causas del ARFID en niños

Los especialistas aún no conocen la causa específica del ARFID en los niños. Algunos estudios sugieren que se trata de una patología de origen multifactorial, con implicancias biológicas, psicológicas y ambientales.

Una de las causas más evidentes de este trastorno es una experiencia traumática relacionada o no con un alimento en particular. Los niños pueden desarrollar comportamientos restrictivos después de la muerte de algún familiar o al pasar por alguna patología crónica.

El temor a ingerir los alimentos por sus posibles consecuencias, como los vómitos o ahogarse, también puede ser un factor desencadenante del ARFID en los niños. Además, existen múltiples condiciones que aumentan la probabilidad de padecer la enfermedad, entre las que destacan las siguientes:

  • Niños prematuros o con sufrimiento intrauterino.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Alergias alimentarias múltiples.
  • Alteraciones hormonales.
  • Trastornos de ansiedad.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Padres con trastornos alimenticios.
  • Estilo de crianza autoritario o controlador.

Posibles consecuencias

Los trastornos alimentarios pueden traer graves consecuencias en las personas que los padecen, ya que no ingieren la cantidad adecuada de nutrientes. Los niños se encuentran en pleno proceso de crecimiento y desarrollo, por lo que sus requerimientos suelen ser mayores.

Los niños con ARFID o con cualquier otro trastorno alimenticio no obtienen suficientes vitaminas o minerales, por lo que su desarrollo y crecimiento se ven alterados. En este sentido, los pequeños pueden presentar alguna de las siguientes manifestaciones:

  • Retraso en el crecimiento.
  • Raquitismo.
  • Desnutrición crónica.
  • Falta de energía para hacer las actividades diarias.
  • Bajo rendimiento académico y problemas para concentrarse.
  • Retraso en la pubertad.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico del ARFID en los niños es netamente clínico. La presencia del trastorno se confirma cuando el pequeño no es capaz de satisfacer sus necesidades nutricionales. Además, la patología debe llevar a pérdida de peso significativa, dependencia de suplementos vitamínicos o interferir con el funcionamiento psicosocial.

El ARFID puede ser muy similar a la anorexia, sobre todo en los niños más pequeños, por lo que los médicos deben hacer el diagnóstico diferencial. En este sentido, los niños con ARFID no deben sentir ningún tipo de incomodidad con respecto a su físico o su peso.

Por desgracia, no existen muchas investigaciones sobre el tratamiento para el ARFID en niños. Un estudio empleó una intervención conductual intensiva para tratar diferentes trastornos alimenticios en pacientes pediátricos, mostrando resultados favorables.

El uso de ciertos medicamentos también pueden ayudar a tratar este trastorno alimentario. Algunas investigaciones demuestran que la ciproheptadina ha mostrado resultados satisfactorios. Este es un antihistamínico y ansiolítico, capaz de aumentar el apetito como parte de sus efectos secundarios.

Los niños con desnutrición severa tienden a necesitar hospitalización para recibir alimentos a través de una sonda. A su vez, todos los familiares deberán recibir apoyo psicológico.

Internación de niños con ARFID.
La internación hospitalaria se reserva para casos de desnutrición severa que requieren alimentación parenteral.

Un trastorno frecuente y peligroso

El ARFID en niños es una patología de reciente descubrimiento, que puede traer graves consecuencias si no se trata a tiempo. Este trastorno alimentario se caracteriza por una actitud evasiva hacia ciertos alimentos, lo que genera un déficit nutricional y retraso en el crecimiento.

La presencia de esta alteración puede pasar desapercibida en muchas oportunidades. En este sentido, los padres deben estar alertas ante los cambios repentinos en la alimentación de los niños, sobre todo en los varones. Es importante buscar ayuda médica especializada si se sospecha la presencia del trastorno.



  • De Toro V, Aedo K, Urrejola P. Trastorno de Evitación y Restricción de la Ingesta de Alimentos (ARFID): Lo que el pediatra debe saber. Andes pediatr. 2021;92(2): 298-307.
  • Zimmerman J, Fisher M. Avoidant/Restrictive Food Intake Disorder (ARFID). Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care. 2017 Apr;47(4):95-103.
  • Iron-Segev S, Best D, Arad-Rubinstein S, Efron M et al. Feeding, Eating, and Emotional Disturbances in Children with Avoidant/Restrictive Food Intake Disorder (ARFID). Nutrients. 2020 Nov 4;12(11):3385.
  • Mairs R, Nicholls D. Assessment and treatment of eating disorders in children and adolescents. Arch Dis Child. 2016 Dec;101(12):1168-1175.
  • Sharp WG, Stubbs KH, Adams H, Wells BM et al. Intensive, Manual-based Intervention for Pediatric Feeding Disorders: Results From a Randomized Pilot Trial. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2016 Apr;62(4):658-63.
  • Feillet F, Bocquet A, Briend A, Chouraqui JP et al. Nutritional risks of ARFID (avoidant restrictive food intake disorders) and related behavior. Arch Pediatr. 2019 Oct;26(7):437-441.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomentaciones provenientes de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterse a cualquier procedimiento.