Andrógenos y síndrome del ovario poliquístico: ¿cómo se relacionan?

Aunque no se ha podido determinar el origen exacto del síndrome del ovario poliquístico, a menudo se relaciona con la alteración en los niveles de andrógenos. Te lo explicamos a continuación.
Andrógenos y síndrome del ovario poliquístico: ¿cómo se relacionan?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 13 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 13 junio, 2021

Última actualización: 13 junio, 2021

El síndrome del ovario poliquísitico (SOP) está considerado como una endocrinopatía. Por ende, está comúnmente asociado con alteraciones de las hormonas reproductivas, entre ellas, los andrógenos.

En la mujer, los niveles altos de andrógenos comúnmente aumentan el riesgo de síndrome metabólico y provoca hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en áreas donde no es usual su presencia en grandes cantidades).

A largo plazo, este mismo exceso incrementa el riesgo de sufrir trastornos cardiovasculares, incluida la hipertensión arterial y la hiperlipidemia, tanto en mujeres con un peso normal como en mujeres con obesidad. Por ello mismo, se hace necesario un tratamiento médico.

Pero, ¿y qué son los andrógenos?

¿Qué son los andrógenos?

Los andrógenos en exceso pueden ser dañinos
El exceso de andrógenos se relaciona con cambios en el cuerpo de la mujer, incluyendo la aparición de acné.

La Dra. María Inés Martínez recuerda que “aunque las hormonas sexuales son género-típicas, no son género-limitadas, tanto hombres como mujeres usan los mismos caminos, hormonas y enzimas para su síntesis y metabolismo”.

Lo anterior quiere decir que, si bien los andrógenos están considerados como hormonas masculinas, también están presentes en el organismo de la mujer, solo que en menor medida, por lo general. Lo mismo ocurre con los estrógenos, están presentes en ambos sexos, solo que suelen predominar más en la mujer.

Por su parte, Malgor y Valsecia, explican lo siguiente:

  • Los andrógenos -testosterona, androsterona y androstenediona- son esteroides derivados del ciclopentanoperhidrofenantreno.
  • La testosterona es sintetizada a partir del colesterol en las células de Leydig de los testículos, la corteza suprarrenal y en las células tecales del ovario. Esto quiere decir que en el hombre son segregados por los testículos y en la mujer por los ovarios y la corteza suprarrenal, sobre todo la dihidroepiandrosterona.

Hormonas andrógenas

Además de la testosterona y la androsterona, la lista de las hormonas andrógenas se conforma por: androstenediol (A5), androstenediona (A4), dehidroepiandrosterona (DHEA), sulfato de DHEA (DHEA-S) y disihidrotestosterona (DHT).

Funciones en ambos sexos

  • Los andrógenos contribuyen con el equilibrio del organismo en ambos sexos. Son claves en la función reproductiva normal (deseo y respuesta sexual), pero también el crecimiento y función de los músculos, huesos y masa grasa, pues ejercen efectos metabólicos importantes en las proteínas, las grasas y los carbohidratos.
  • De manera indirecta, influyen en la sensibilidad a la insulina.
  • También son claves en la función cognitiva y, por extensión, el bienestar emocional.
  • En el hombre, su principal función es el desarrollo y mantenimiento de las características masculinas.
  • En la mujer, los andrógenos cumplen importantes funciones relacionadas con el metabolismo y la sexualidad.

Influencia en el aparato reproductor femenino

De acuerdo con un artículo publicado en la Revista Andaluza de Medicina del Deporte, junto con la aromatasa, los andrógenos permiten que los ovarios conviertan los esteroides en estrógenos. 

En mujeres sanas, durante la ovulación se produce un aumento de los niveles de andrógenos, pero también de los estrógenos y la progesterona. Sin embargo, es en la fase luteal en la que los estrógenos y la progesterona alcanzan sus niveles más altos.

¿Qué es el hiperandrogenismo?

Como hemos visto, aunque hay momentos específicos del ciclo menstrual en los que los niveles de andrógenos pueden aumentar, lo normal es que estos cedan, no que se mantengan en el tiempo.

Cuando una mujer presenta de manera constante niveles de andrógenos más elevados de lo debido, se habla de hiperandrogenismo. Este exceso puede tener varias consecuencias, como una piel grasosa, acné, hirsutismo, amenorrea (ausencia de menstruación) e hipertensión, entre otros.

Signos clínicos de hiperandrogenismo

El hiperandrogenismo no siempre se manifiesta de la misma manera, sino que varía de mujer a mujer. Por ello mismo, algunas pueden experimentar algunos síntomas y, en cambio, otras pueden experimentar los más característicos de una forma muy notoria. Algunos de ellos vendrían a ser los siguientes.

Cabe destacar que el hiperandrogenismo modifica la apariencia de la mujer de forma secuencial y progresiva.

Acné

“La acción de la testosterona, mediada por la correspondiente enzima (5α-reductasa) sobre el folículo pilosebáceo, genera seborrea y acné“, estos dos últimos suelen ser los algunos de las primeras manifestaciones cutáneas del hiperandrogenismo en adolescentes y adultas jóvenes, como confirma un estudio realizado al respecto.

Virilización

La virilización se caracteriza por la presencia de voz ronca, atrofia mamaria, aumento de masa muscular, clitoromegalia (agrandamiento del clítoris) y alopecia de patrón masculino.

Hirsutismo

Los andrógenos y el hirsutismo
El hirsutismo puede llegar a ser uno de los síntomas más molestos debido a su repercusión estética.

Después de los 20 años es más común que se presente el crecimiento anormal de vello en áreas en las que, por lo general, no debería ser abundante (rostro, cuello, pechos, espalda, abdomen -zona del ombligo-, etc.) se denomina hirsutismo, y es uno de los signos clínicos de niveles de andrógenos altos.

Alopecia

Como consecuencia del hiperandrogenismo, las mujeres también pueden experimentar alopecia o calvicie con un patrón masculino. En algunos casos, esta puede presentarse de manera uniforme en el área de la corona, mientras que en otros, puede llegar a notarse un retroceso en la línea de implantación pilosa frontal.

Prueba de andrógenos

No todas las mujeres que son diagnosticadas con síndrome del ovario poliquístico tienen altos niveles de andrógenos. Por ende, en el diagnóstico este no es el único parámetro que se tiene en cuenta.

Para poder confirmar o descartar el SOP, además de hacer una entrevista y un examen físico completo (que ayude a cumplir los los criterios de Rotterdam), será necesario solicitar un análisis de sangre para chequear los niveles de andrógenos.

Aún cuando los signos sean muy evidentes, la analítica aporta detalles que permiten conocer mejor el estado de salud de la paciente.

Si consideras que has experimentado cambios en tu apariencia recientemente, has aumentado de peso y tienes inquietudes respecto a qué pueda estar de todo ello, lo más recomendable es que acudas a consulta médica.

Te podría interesar...
12 causas de la menstruación irregular y cómo identificarlas
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
12 causas de la menstruación irregular y cómo identificarlas

Entre las causas más comunes de la menstruación irregular están la lactancia, las enfermedades ováricas y los trastornos alimenticios.