Muy Salud
 

Cambios en la piel durante el embarazo

Las estrías, el acné y la resequedad son solo algunos de los cambios que sufre la piel durante el embarazo. Te mostramos qué otros efectos tiene la gestación en este órgano.

Cambios en la piel durante el embarazo

Escrito por Daniela Andarcia, 03 Diciembre, 2020

Última actualización: 03 Diciembre, 2020

En la gestación prepárate para experimentar modificaciones significativas en tu cuerpo que trascienden el evidente aumento del vientre. Habrá incremento del flujo sanguíneo y de los niveles hormonales, además de cambios en la piel durante el embarazo.

Estos últimos son los que desencadenan aspectos más notorios como estrías, acné, sensibilidad y picazón. Aunque no todas las mujeres los experimentan de la misma forma, la mayoría sí los padece.

8 cambios que puede experimentar tu piel durante el embarazo

Factores múltiples y complejos intervienen en los cambios que experimenta tu dermis mientras estás gestando. Desde el estilo de vida que llevabas antes del embarazo hasta la información genética, estos pueden marcar la diferencia entre el aspecto físico de una futura madre y otra.

Conoce más sobre los variopintos síntomas que puede padecer tu piel en esta hermosa etapa de la vida.

1. Estrías

Este es el cambio cutáneo más temido por las mujeres, ya que una vez que se origina no desaparece. A pesar de las medidas que se puedan tomar para prevenirlo, más del 80 % lo experimenta durante el embarazo y pueden ser difíciles de tratar con eficacia.

A medida que el útero va creciendo, la piel se estira rompiendo sus fibras. Aparecen unas rayas rosadas o rojizas con mayor frecuencia en el vientre, los senos, los glúteos, las caderas y los muslos. Este color rojizo se debe a que se ven los vasos sanguíneos de la dermis gracias al estiramiento brusco y rápido de la piel. Es común que aparezcan entrado el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Estrías en el embarazo.
Las estrías no desaparecen luego del embarazo, sino que se atenúan.

2. La máscara del embarazo

Este es el nombre con el que se conoce a las manchas marrones que aparecen en el rostro de algunas mujeres embarazadas, en torno a la sexta semana de gestación. La frente y las mejillas son los lugares que suelen oscurecerse y, en algunas casos, por encima del labio superior.

En etapa de la gestación la producción de andrógenos se incrementa de forma exponencial, lo que afecta la pigmentación natural de la piel.

3. Resplandor del embarazo

Cuando se está embarazada, el aumento en la producción de hormonas y de sangre  genera una mayor circulación. Esto suaviza las líneas finas de tu rostro y hace que tu cutis luzca rozagante.

Durante el segundo trimestre, el aumento del volumen de sangre llega a su punto máximo y esto se ve reflejado en la zonas en las que se localizan muchos vasos sanguíneos, como el rostro.

4. Acné

De acuerdo a un estudio, las glándulas sebáceas suelen ser muy productivas durante los meses intermedios del embarazo, lo que puede desencadenar brotes de acné en diversas partes del cuerpo o empeorar dicha condición si ya la padeces.

Pero el mismo estudio afirma que luego del parto la producción de sebo disminuye. Mientras eso sucede, intenta no pellizcar ni extirpar las zonas, ya que puedes empeorar la condición y causar lesiones cutáneas.

5. Venas visibles

Durante el embarazo suelen aparecer venas de apariencia azulada y con relieve conocidas como varicosas. En algunos casos llegan a ser dolorosas.

Las venas varicosas se desarrollan en las piernas y su origen se debe al aumento de peso en el útero que termina ejerciendo una mayor presión. Las hormonas y el aumento de flujo sanguíneo también influyen en la aparición de las mismas, mientras que las arañas vasculares pueden manifestarse en el rostro, el cuello, el pecho, las manos y los antebrazos.

6. Piel seca que pica durante el embarazo

Mientras que tu bebé crece, la dermis materna se estira y tensa. Esto genera sequedad y una molesta picazón en el vientre, pero puede llegar a extenderse a brazos y piernas.

La piel sensible también es común debido a la elevada producción de hormonas y a su estiramiento exagerado. El uso de algunos detergentes o productos de aseo puede generarte irritación o alergia.

De acuerdo a una investigación publicada en Journal of Family Medicine and Primary Care, el sarpullido es otro padecimiento que algunas futuras madres presentan y es generado por el exceso de calor en áreas como las axilas, debajo de los senos u otros pliegues de la piel.

7. Oscurecimiento de algunas zonas del cuerpo

El exceso de estrógeno y progesterona aumentan la producción de melanina, lo que a su vez genera un oscurecimiento significativo de la piel en zonas como las areolas, el ombligo, la entrepierna, los pezones, los labios y la línea alba, que cruza por la mitad del vientre.

8. Etiquetas de la piel

Con este nombre se conocen a las pequeñas bolitas de piel suelta que aparecen con frecuencia en el pliegue de los senos y debajo de los brazos. Estas terminan desapareciendo por sí solas.

¿En qué etapa del embarazo se comienzan a notar los cambios en la piel?

La experiencia de las mujeres suele variar, por lo que es casi imposible dar un periodo específico. Por ejemplo, los brotes de acné pueden ocurrir en cualquier etapa, pero empeoran durante la sexta semana, ya que en ese tiempo los ovarios liberan más progesterona.

Las várices y el oscurecimiento de la piel aparecen en la mayoría de los casos entrado el tercer trimestre de gestación. La buena noticia es que estas afecciones desaparecen luego del parto, a excepción de las estrías que solo atenúan su apariencia.

Solo debes de esperar, según el caso, a que transcurran algunos meses después de haber tenido al bebé. En caso de que algunas afecciones no desaparezcan, lo recomendable es acudir a un dermatólogo para discutir posibles soluciones.

Cremas para los cambios en la piel del embarazo.
El uso de cremas humectantes debe consultarse con un dermatólogo o ginecólogo, para evitar efectos adversos.

¿Qué debo recordar sobre los cambios de piel durante el embarazo?

Las estrías ocurren cuando la piel se estira demasiado rápido y sus fibras se rompen. Así las cosas, es recomendable que comiences con los cuidados cutáneos apenas sepas que estás embarazada. Ciertas lociones y aceites que contienen vitamina E ayudan a mejorar la elasticidad e hidratación.

Hacer ejercicios para mujeres embarazadas te ayudará a oxigenar tu piel. Del mismo modo, una rutina de limpieza diaria con productos libres de aceites puede ayudarte a controlar los brotes de acné.

Debes mantenerte hidratada. Esto sirve como paliativo en contra de la picazón. Recuerda beber mucha agua y consumir frutas. También puedes ayudarte con cremas especiales con calamina.

Protege tu piel con un buen bloqueador solar libre de aceite y evita exponerte durante las horas más calientes. Esta medida ayudará a que tu piel no se manche. A la par, lava tu ropa con algún detergente sin perfume. A pesar de que los cambios que experimenta tu piel durante el embarazo son molestos, suelen ser solo problemas cosméticos.

Guía para una piel hidratada

Guía para una piel hidratada

Sin importar la edad que tengas, tu piel necesita cuidados para funcionar correctamente. Descubre nuestra guía para una piel hidratada.



  • Guerra, A. (2001). Embarazo y piel. Cambios fisiológicos y trastornos con repercusión estética. Actas Dermo-Sifiliográficas. https://doi.org/10.1016/S0001-7310(02)79213-2
  • Oakley AM, Patel BC. Stretch Marks. [Updated 2020 Aug 10]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK436005/
  • Handel, A. C., Miot, L. D., & Miot, H. A. (2014). Melasma: a clinical and epidemiological review. Anais brasileiros de dermatologia, 89(5), 771–782. https://doi.org/10.1590/abd1806-4841.20143063
  • Burton, J. L., Cunliffe, W. J., Millar, D. G., & Shuster, S. (1970). Effect of pregnancy on sebum excretion. British medical journal, 2(5712), 769–771. https://doi.org/10.1136/bmj.2.5712.769
  • National Clinical Guideline Centre (UK). Varicose Veins in the Legs: The Diagnosis and Management of Varicose Veins. London: National Institute for Health and Care Excellence (UK); 2013 Jul. (NICE Clinical Guidelines, No. 168.) 11, Pregnancy. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK327998/
  • Vora, R. V., Gupta, R., Mehta, M. J., Chaudhari, A. H., Pilani, A. P., & Patel, N. (2014). Pregnancy and skin. Journal of family medicine and primary care, 3(4), 318–324. https://doi.org/10.4103/2249-4863.148099.

Daniela Andarcia
Daniela Andarcia
Graduada en Gestión del Talento Humano por el Colegio Universitario José Lorenzo Pérez Rodríguez (Venezuela) en 2011. Redactora profesional con más de 5 años de experiencia. Ha trabajado como creadora de contenidos para diversos medios digitales enfocados en temáticas variadas. En los últimos años, ha colaborado en páginas web especializadas en salud, nutrición y entrenamiento. Cuenta con una amplia experiencia en SEO y creación, edición y maquetado de contenido en WordPress. Ha realizado cursos de marketing en Instagram y otras redes sociales en las que ha colaborado como gestora y administradora. Del mismo modo, se ha desempeñado en el diseño y manejo de contenido interactivo e-Learning en plataformas como H5P y Moodle para cursos de idiomas.