Diferencias entre célula animal y célula vegetal

Los animales y las plantas comparten la condición de estar vivos, entre otras muchas cosas. De todas formas, la conformación y composición de las células es muy diferente entre ambos reinos. Te lo explicamos.
Diferencias entre célula animal y célula vegetal
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 28 septiembre, 2021.

Última actualización: 28 septiembre, 2021

La biodiversidad presente en el planeta Tierra es inabarcable. Se estima que existen 8,7 millones de especies de animales y plantas en todo el mundo, de las cuales se han descubierto poco más de 1,2 millones. Para poder clasificar a tal cantidad de seres vivos, es necesario establecer criterios tanto filogenéticos como anatómicos: ¿conoces las diferencias entre célula animal y célula vegetal?

Aunque ambas sean microscópicas e invisibles al ojo humano, es esencial conocer cada uno de los tipos celulares de los 2 reinos más representativos en toda la Tierra. A continuación, te mostramos las características más distintivas entre ambos grupos y cómo condicionan su fisiología a nivel orgánico. ¡No dejes de leer!

¿Qué es una célula?

Antes de establecer las distinciones entre célula animal y vegetal es necesario conocer qué es a nivel general. El Instituto Nacional del Cáncer define a esta estructura como ‘la unidad biológica mínima que puede vivir por sí sola y que a su vez forma parte de todos los organismos vivos de la Tierra’. El cuerpo humano tiene más de 30 billones de células, pero otros seres vivos solo cuentan con una.

A pesar de su aparente simpleza, no toda estructura microscópica con forma circular y sustancias internas cumple los requisitos para ser una célula. La teoría celular (formulada por Matthias Schleiden y Theodor Schwann en el siglo XIX) enuncia que toda célula debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. Es la unidad morfológica básica de todo ser vivo. Los virus, los priones y los viroides no poseen una sola célula en su “organismo”, así que no se pueden considerar como seres vivos (son agentes biológicos patógenos).
  2. Toda célula deriva de una célula precedente (Omnis cellula ex cellula). Como a día de hoy no se puede generar vida a partir de objetos inanimados, se asume que todo cuerpo celular proviene de la división previa de otro.
  3. Es el lugar donde ocurren los procesos vitales de todos los seres vivos. La respiración celular, el metabolismo y toda reacción básica para la supervivencia ocurren dentro de la célula o en sus inmediaciones. Cada una de estas estructuras es un sistema abierto que intercambia energía y otros compuestos con el medio.
  4. Toda célula tiene información necesaria para replicarse a sí misma y controlar su ciclo. Por definición, una célula contiene un núcleo en el que se engloba la información genética necesaria para su división (ya sea mitosis o meiosis). Gracias a ello, las estirpes celulares son capaces de mantenerse en el tiempo multiplicándose y reemplazándose cuando las antiguas mueren.

Toda célula es un sistema abierto, pero se diferencia del medio gracias a la presencia de una membrana plasmática. Además, en su interior contiene un fluido propio (el citosol) en el que descansan los orgánulos necesarios para llevar a cabo su metabolismo. Por último, cabe destacar que las células vivas poseen un núcleo con ADN, el cual codifica la síntesis de proteínas y ARN.

¿Cuáles son las diferencias entre célula animal y célula vegetal?

Con las pautas básicas citadas recogemos los criterios necesarios para que una célula sea considerada como tal. De todas formas, existen diferencias claras entre los tipos celulares de cada reino biológico. A continuación, te mostramos las más importantes entre los cuerpos celulares animales y vegetales. ¡No te lo pierdas!

1. La célula vegetal tiene pared celular, mientras que la animal no

Entre las diferencias entre célula vegetal y animal está la pared celular
La pared celular le da ciertas propiedades fisicoquímicas a las células vegetales. Por el contrario, las animales solo tienen una membrana plasmática.

La célula se diferencia del resto del organismo y del medio gracias a la presencia de una membrana plasmática. Tal y como indica el National Human Genome Research Institute, esta estructura regula el transporte de materiales que entran y salen del cuerpo celular. Está compuesta por una bicapa de fosfolípidos, proteínas y otras sustancias.

Lo único que delimita el citoplasma de la célula animal del medio externo es la membrana plasmática, pero en la planta existe una barrera más: la pared celular. Esta se puede definir como ‘una capa resistente y rígida que soporta las fuerzas de crecimiento y ósmosis de la célula vegetal’. Esta le da la forma geométrica típica a las células vegetales, patrón que no se cumple en las animales.

La pared celular se compone de los siguientes estratos:

  1. Pared celular primaria: es flexible, fina y extensible. Se forma cuando la célula vegetal está en crecimiento y consiste en la acumulación sucesiva de 3 a 4 capas de celulosa, un biopolímero derivado de glucosa.
  2. Pared celular secundaria: esta capa se sintetiza una vez la célula ha terminado de formarse y es más gruesa y dura. Está compuesta principalmente por celulosa, aunque la lignina, las glicoproteínas y otros compuestos le brindan rigidez.
  3. Laminilla media: es una capa de pectinas de calcio y magnesio que fomenta la adhesión entre dos células vegetales contiguas.

Para resumir este punto, se puede afirmar que una de las diferencias entre célula animal y célula vegetal es la presencia de pared celular en esta última. Debido a la rigidez brindada por el estrato secundario, la célula típica de las plantas presenta una forma geométrica y lisa. Por otro lado, la capa membranosa celular animal es más irregular y fina.

2. La célula vegetal contiene plastidios, mientras que la animal no

Tal y como indican portales educativos, el término plastidio hace referencia a una serie de orgánulos característicos de las células vegetales. Estos no se pueden encontrar en las células animales y se clasifican en 2 grupos:

  1. Plastidios con pigmentos: cloroplastos, cromoplastos y gerontoplastos.
  2. Plastidios sin pigmentos: leucoplastos.

Los plastidios más famosos son los cloroplastos, pues en ellos tiene lugar la fotosíntesis. Este proceso define a los vegetales como reino, ya que todos tienen la capacidad de utilizar la energía solar para formar azúcares a partir de dióxido de carbono gracias a los procesos fotosintéticos realizados por los cloroplastos. Dicho de otro modo, las plantas son seres vivos autótrofos.

De todas formas, más allá de los cloroplastos verdes y su pigmentación a base de clorofila, existen otros plastidios. Por ejemplo, los cromoplastos son orgánulos que almacenan los pigmentos a los que se deben los colores amarillos/anaranjados/rojizos de las plantas. Por otro lado, los leucoplastos se encargan de guardar sustancias incoloras o poco coloreadas.

La célula de la planta contiene varios tipos de plastidios, mientras que la animal no cuenta con ninguno.

3. Las vacuolas de las células animales son más pequeñas que las vegetales

Las vacuolas son orgánulos celulares presentes tanto en células animales como vegetales. Son compartimentos cerrados (o conectados con la membrana plasmática) que contienen diferentes fluidos o compuestos sólidos. Su función general es la de almacenar sustancias, aunque esta depende mucho del organismo al que pertenezca la estructura celular.

Otra de las diferencias entre células animales y células vegetales radica en el tamaño y trabajo que realizan las vacuolas. Las de los animales son pequeñas y ayudan a retener productos de desecho, mientras que la vacuola de la planta ocupa mucho más y está más presente en el citoplasma. Sin ir más lejos, la vacuola central de la célula vegetal ocupa hasta el 30 % de su volumen.

Algunas de las funciones de las vacuolas son las siguientes:

  1. Aislar materiales en su interior que puedan ser nocivos para el metabolismo y funcionamiento de la célula.
  2. Almacenar sustancias de desecho.
  3. Almacenar agua (en plantas). Así pues, la vacuola en la célula vegetal adquiere una función esencial en el balance hídrico.
  4. Mantener la presión hidrostática y la turgencia de la célula vegetal.
  5. Permitir el soporte de ciertos tejidos debido a la presión ejercida por la vacuola central. Esto se ejemplifica a la perfección con los pétalos de las flores y las hojas.
  6. Permitir la germinación de las semillas gracias al uso de agua en su interior.

El término vacuola es sinónimo de almacenaje en la célula vegetal, pero existen otros cuerpos vacuolares que tienen funciones diferentes. Por ejemplo, las vacuolas pulsátiles extraen agua del citoplasma y la sacan de la célula, mientras que las digestivas metabolizan ciertas sustancias nutritivas.

Las vacuolas animales son pequeñas, mientras que toda célula vegetal posee una vacuola central que ocupa hasta el 30 % de la célula.

4. Las células animales suelen presentar cilios, mientras que las vegetales no

Los cilios son apéndices cortos con aspecto de “pestaña” compuestos por microtúbulos y axonemas. Tienen unos 0,25 micrómetros de diámetro y 15 micrómetros de longitud y se encuentran en la superficie de muchas células animales y protozoarias. Algunos de ellos tienen la labor de posibilitar el movimiento, mientras que otros tienen la finalidad de desplazar fluidos.

Todos los tejidos animales (excepto el sanguíneo) poseen células ciliadas de tipo primario, cuya labor principal es la percepción sensorial. Por otro lado, las células vegetales carecen de cilios en todos los casos, presumiblemente debido a las constricciones que supone la presencia de la pared celular (rígida y gruesa).

5. Las células animales tienen más mitocondrias

Las mitocondrias son los orgánulos más conocidos en el ámbito de las células, pues en ellos se produce la respiración celular. Estas suministran la mayor parte de energía metabólica a la célula, sintetizando ATP a partir de sustratos metabólicos (glucosa, ácidos grasos y aminoácidos). Otra de las diferencias entre célula animal y vegetal es que la primera posee más cuerpos mitocondriales.

Tal y como indican profesionales, las células de un ser humano pueden poseer de 2 a 2500 mitocondrias, dependiendo del tipo de tejido del que formen parte y de su necesidad energética inmediata. Por otro lado, las células de las hojas de un vegetal contienen de 300 a 450 mitocondrias. Debido a que poseen plastidios y una vacuola gigante, no hay tanto espacio en ellas para albergar el número mitocondrial de los animales.

6. Heterotrofía vs autotrofía

Entre las diferencias de las células vegetales y células animales está la fotosíntesis
La fotosíntesis es un proceso básico que caracteriza a las células vegetales y que explica cómo obtienen su energía.

Como última de las diferencias entre la célula vegetal y la animal, es necesario explorar en qué se traducen las adaptaciones de cada uno de estos cuerpos celulares en los organismos de los que forman parte. Esto se resume en un par de conceptos muy simples: autotrofía heterotrofía.

La nutrición autótrofa es típica de las plantas y se realiza mediante la fotosíntesis ya descrita. Estas son capaces de sintetizar toda la materia orgánica necesaria para la vida a partir de compuestos inorgánicos (como el dióxido de carbono). Dicho de forma más sencilla, las plantas se fabrican sus propios nutrientes gracias a sus cloroplastos.

Por otro lado, la nutrición heterótrofa define a los animales. Como estos no pueden realizar la fotosíntesis, necesitan obtener la materia orgánica directamente de otro tejido vivo (ya sea otro animal o una planta). Una vez los nutrientes necesarios acceden a la célula, las mitocondrias son capaces de utilizarlos para obtener energía.

Debido a su capacidad de síntesis, los vegetales ocupan el primer eslabón de la cadena trófica y almacenan el 80 % del carbono orgánico terrestre. Por otro lado, los animales se sitúan en puestos más elevados en los ecosistemas que habitan y gran parte de su energía se pierde entre cada eslabón trófico.

Cuerpos microscópicos que definen al planeta entero

Te hemos presentado las diferencias principales entre célula animal y célula vegetal, pero existen muchas más a nivel tanto fisiológico como anatómico. Si queremos que te quedes con una idea central, esta es la siguiente: las células de las plantas pueden realizar la fotosíntesis, mientras que las de los animales carecen de esta propiedad.

Aunque parezca una diferencia anecdótica, la capacidad de generar materia orgánica a partir de compuestos inorgánicos es lo que permite la vida tal y como la conocemos a día de hoy. Aunque todos los seres vivos sean importantes para los ecosistemas, en las plantas descansa el mantenimiento del planeta.

Te podría interesar...
Diferencias entre ADN y ARN
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre ADN y ARN

El ADN y el ARN son moléculas similares que cumplen una gran función en nuestro cuerpo. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre ellas?