¿Qué es el poliamor?

El poliamor es un término que no está libre de polémicas. Te enseñamos sus características y algunos falsos prejuicios en torno a este tipo de relación.
¿Qué es el poliamor?
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 21 septiembre, 2022

La mayor parte de las personas en todo el mundo practican la monogamia. Esto es, establecen relaciones con una sola persona a la vez. En los últimos años hemos visto el surgimiento o al menos la visibilización de modelos que contrastan con las relaciones convencionales. El poliamor es quizá la tendencia más importante de todas, una que no está exenta de mitos y prejuicios.

El término poliamor se acuñó a mediados de los años noventa de la mano de Morning Glory Ravenheart Zell. Se usó por primera vez en su relato A bouquet of lovers y desde entonces se ha utilizado para hacer referencia a diferentes tipos de relación. Ciertamente, no existe una definición única de poliamor, aunque en las líneas siguientes tratamos de condensar sus características generales y algunos mitos.

Características del poliamor

El poliamor no se trata solo de sexo
Si bien el aspecto sexual es fundamental en muchas facetas del poliamor, no solo está limitado a este terreno.

El poliamor es un tipo de no monogamia consensuada (CNM, por sus siglas en inglés). Se utiliza la etiqueta CNM para hacer referencia a las relaciones románticas o sexuales no exclusivas con una sola persona con el consentimiento previo de los involucrados. También se conoce de manera informal como relaciones abiertas o unión libre.

No hay muchos estudios con respecto al poliamor, en parte porque no existe un consenso general sobre su definición o características. Estimaciones recientes señalan que entre el 0,6 % y el 5 % de los estadounidenses se definen a sí mismos como poliamorosos. En general, durante los últimos años ha habido una tendencia por manifestar en público este tipo de relación (y no mantenerla solo en privado).

Libros como The Ethical Slut (1997) y Polyamory: The New Love Without Limits (1997) ayudaron en su momento a consolidar la popularidad del término. Se entiende por poliamor a una relación no monógama en la que tres o más personas están involucradas en el plano romántico, emocional o sexual al mismo tiempo. Destacamos sus principales manifestaciones:

  • Polifidelidad: alude a las relaciones en las que todos y cada uno de sus miembros se asumen como iguales y solo se permiten los contactos emocionales y sexuales dentro de los límites de la relación.
  • Relaciones poliamorosas jerárquicas: en las que se distinguen relaciones primarias y secundarias. Esto es, que dos o más integrantes de la relación conviven o comparten la mayor parte de la experiencia y uno u otros ocupan una responsabilidad menor. Los primeros pueden compartir casa, gastos financieros, cuidado de los hijos y demás; los segundos no o solo parcialmente.
  • Poligamia: aunque no todos están de acuerdo en considerar a la poligamia como un tipo de poliamor, lo cierto es que otros sí lo están. La poligamia alude a los matrimonios entre varias personas al mismo tiempo.
  • Relaciones mono-poliamorosas: en las que uno de los integrantes practica el poliamor de manera abierta, pero el otro no. A pesar de no practicarlo, este último avala las experiencias poliamorosas de su pareja.

Otros de los tipos son los arreglos geométricos (en los que se distinguen tríada, cuadra, vértice y otros), poliamor en solitario, poliamor no jerárquico y matrimonio grupal. Las definiciones que hemos dado reúnen sus características generales, ya que como hemos advertido no existe un consenso sobre qué es el exactamente el poliamor.

¿Cuál es la diferencia entre poliamor y “swinging”?

Muchas personas piensas que el poliamor y el swinging son términos sinónimos. El swinging, también conocido como wife-swapping, husband-swapping o partner-swapping (a sus participantes se les llama swingers), se refiere a la práctica sexual en la que se intercambian parejas. El plano emocional o romántico queda a un lado, de manera que el sexo es el principal foco de atención.

Por otro lado, los encuentros son casuales y no siempre se mantienen a lo largo del tiempo. Esto es, el intercambio se puede hacer solo una vez o varias, todo varía de acuerdo con la química de la pareja. Por cierto, no es necesario que todos los participantes estén en una relación, aunque al menos debe existir una de ellas durante el intercambio. Se considera un tipo de no monogamia consensuada.

El poliamor no gira solo en torno al sexo. No ocurre tampoco un intercambio propiamente dicho, ya que el romanticismo y las emociones median en el camino. De igual manera, los encuentros no suelen ser casuales; ya que las parejas tienden a convivir o relacionarse de manera estrecha. En definitiva, se trata de una relación con las mismas características de una monógama, pero con al menos un integrante extra.

Mitos sobre las relaciones poliamorosas

El poliamor no es infidelidad
A pesar de las creencias populares, el poliamor y la infidelidad son conceptos mutuamente excluyentes.

Tal y como señalan los expertos, las relaciones poliamorosas reciben un gran estigma social. Entre muchas otras cosas, el público en general las califica como indeseables, dañinas para la sociedad, con mayor riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, son más infieles o que la felicidad general es menor en contraste con una relación monógama. Veamos estos y otros mitos sobre el poliamor:

  • Adicción al sexo: quienes están en una relación de este tipo no lo hacen solo por sexo. De hecho, existen miles de relaciones poliamorosas en las que el sexo es secundario o directamente no existe de por medio (es afectiva, romántica o emocional). Téngase en cuenta además que la adicción al sexo es un trastorno, uno que de por sí es muy raro en la sociedad.
  • Infidelidad: la etiqueta de no monogamia consensuada no es gratuita, ya que para considerar a una relación como tal los participantes deben avalar los comportamientos internos. No se puede hablar de infidelidad en una relación poliamorosa, esto sin importar cuántos integrantes la conformen. Dado que existe el aval entre cada uno de ellos, la infidelidad no existe.
  • Mayor riesgo de enfermedades: los estudios no han encontrado una mayor tendencia a desarrollar enfermedades de transmisión sexual en las parejas que apelan por este tipo de relación. Tampoco se ha encontrado un mayor riesgo de infelicidad, peleas internas, celos y demás. Las probabilidades de desarrollar todo esto es tan alto como en una relación monógama.
  • Solo lo practican las personas homosexuales: aunque es verdad que la evidencia sugiere que los gays, las lesbianas y los bisexuales simpatizan más con este tipo de relaciones, lo cierto es que los heterosexuales también las pueden practicar. No se puede por tanto asociar al poliamor solo a preferencias sexuales específicas.

El poliamor puede ser tanto un estilo de vida como un experimento temporal. Esto es, una persona puede solo relacionarse con dos o más personas al momento de establecer una conexión romántica o sexual, o por el contrario hacerlo temporalmente. Esto se traduce en que aquellos que han estado en relaciones de este tipo también pueden apelar en el futuro por tener una relación monógama.

Te podría interesar...
¿Qué es el cuckolding?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es el cuckolding?

El cuckolding tiene una connotación muy negativa en varios sectores, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de una filia normal.



  • Cardoso D, Pascoal PM, Maiochi FH. Defining Polyamory: A Thematic Analysis of Lay People's Definitions [published correction appears in Arch Sex Behav. 2021 Aug;50(6):2775]. Arch Sex Behav. 2021;50(4):1239-1252.
  • Conley, T. D., Moors, A. C., Matsick, J. L., & Ziegler, A. The fewer the merrier?: Assessing stigma surrounding consensually non‐monogamous romantic relationships. 2013.
  • Moors AC, Gesselman AN, Garcia JR. Desire, Familiarity, and Engagement in Polyamory: Results From a National Sample of Single Adults in the United States. Front Psychol. 2021;12:619640. Published 2021 Mar 23.
  • Rubel, A. N., & Burleigh, T. J. Counting polyamorists who count: Prevalence and definitions of an under-researched form of consensual nonmonogamy. Sexualities. 2020; 23(1-2): 3-27.