Tipos de coma y características

La clasificación resulta muy compleja, pero los expertos han catalogado varios tipos de coma. Te enseñamos cuáles son y sus particularidades.
Tipos de coma y características
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 05 abril, 2022

Aunque la mayoría de las personas están familiarizas con el estado de coma, en realidad tanto su definición como sus tipos representan un desafío para los especialistas médicos. Se usa la escala de coma de Glasgow para catalogar los episodios en función de su gravedad, aunque esta por sí misma no permite una clasificación perfecta de los tipos de coma.

Los investigadores también advierten que determinar el pronóstico de un episodio de coma clínico puede ser complicado, lo que por supuesto se traduce en angustia y frustración por parte de familiares y amigos del paciente. Al margen de todo esto, los tipos de coma pueden servir de orientación para cada caso, así como para acercarse a un diagnóstico más preciso. Te contamos cuáles son.

¿Cuántos tipos de coma existen?

Además de la evaluación a través de la escala de coma de Glasgow, la comunidad médica ha establecido directrices específicas para diagnosticar a los episodios de coma y otros estados de consciencia.

Todas estas son útiles para catalogar varios tipos de coma. En general, estos se caracterizan por un mayor o menor nivel de consciencia, un criterio útil para distinguirlos. Veamos los principales.

1. Estado vegetativo persistente

El estado vegetativo persistente describe un estado de inconsciencia severa en el que hay ciertos indicios de activación parcial, aunque el paciente carece de un verdadero estado de consciencia.

Por ejemplo, puede respirar por sí mismo, la circulación funciona con normalidad, existen ciclos de sueño y vigilia y demás. Los expertos señalan que muchos de los afectados que se reponen no recuperan por completo su capacidad cognitiva o de consciencia.

No existe movimiento voluntario, tampoco se es consciente del entorno. Los estados de vigilia carecen de una función cognitiva superior y el cuadro puede evolucionar a un estado vegetativo permanente.

La clasificación de este tipo varía de acuerdo con el país: en unos se hace luego de 3 meses, en otros solo después de 6. Trastornos metabólicos del cerebro, lesiones y anomalías del sistema nervioso central pueden provocarlo.

2. Estado de mínima consciencia

Los tipos de coma son variados
Las personas con un estado de mínima consciencia pueden empeorar en su condición neurológica a pesar de estar recibiendo tratamiento.

Aunque los investigadores apuntan que distinguir el estado vegetativo persistente del estado de mínima consciencia puede ser complicado, en la práctica algunas características permiten diferenciarlos. El deterioro de la consciencia es grave, pero algunos indicios sugieren que este no es completo. Por ejemplo, el paciente puede hacer lo siguiente:

  • Hacer contacto visual.
  • Seguir los objetos con los ojos.
  • Tomar objetos.
  • Responder preguntas parpadeando.
  • Responder preguntas con un número limitado de palabras.

La recuperación de la mayoría de estos episodios es lenta, y no todos los pacientes logran recobrar por completo su nivel de consciencia. En general, los cuadros de este tipo que se prolongan durante más tiempo se asocian con un peor pronóstico.

3. Encefalopatía tóxico-metabólica

Se caracteriza por una disfunción cerebral aguda que se desarrolla debido a la presencia de trastornos metabólicos. Los especialistas señalan que los pacientes atraviesan por varios estados de consciencia, los cuales deambulan entre el delirio y el coma. El uso de medicamentos en dosis excesivas, el consumo de drogas recreativas o alcohol pueden provocarlo.

Las fallas orgánicas y los procesos infecciosos crónicos también pueden estar detrás de estos episodios. Los cuadros son reversibles, siempre y cuando se diagnostique la causa de estos. Es importante señalar que los pacientes carecen de una enfermedad cerebral estructurada; o en caso de haberla, esta no es su principal catalizador.

4. Lesión cerebral anóxica

Una lesión cerebral anóxica ocurre cuando el cerebro se ve privado de oxígeno durante demasiado tiempo. Esto desencadena una pérdida inicial del conocimiento, la cual puede evolucionar a un estado comatoso en función de la privación del oxígeno. Estos episodios de coma pueden ser muy breves o extenderse por varias semanas.

La asfixia, los paros cardíacos, los inconvenientes con el suministro de anestesia, los traumatismos torácicos, el asma bronquial grave y las enfermedades cardiovasculares pueden provocar este tipo de lesiones. Muchos de los pacientes que se recuperan del estado comatoso derivan en un estado vegetativo persistente.

5. Síndrome de enclaustramiento

El síndrome de enclaustramiento es una condición rara en la que el paciente desarrolla una parálisis completa de casi todos los músculos de su cuerpo. No puede moverse, tampoco comunicarse de manera verbal; pero sí puede parpadear y realizar movimientos oculares.

Esto al menos en la mayoría de los casos, ya que algunos pacientes manifiestan una parálisis también de estas funciones.

Como bien señala la Organización Nacional para los Trastornos Raros (NORD), la mayoría de los episodios se desarrollan por daños en la protuberancia del tronco encefálico. No existen lesiones en la parte superior del cerebro, de manera que la consciencia no se ve afectada.

La sobredosis de medicamentos, los envenenamientos, las lesiones cerebrales por traumas, los daños en la vaina de mielina y otras catalizadores pueden causarlo.

6. Coma inducido

Hay muchas causas de los tipos de coma
La actividad cerebral en muchos de los tipos de coma todavía sigue siendo objeto de debate. En definitiva, se trata de un grupo de trastornos diversos.

El coma inducido médicamente es un tipo de coma que se estimula a través de una dosis controlada de fármacos. Se hace para proteger al cerebro, bien debido a un proceso inflamatorio luego de una lesión, antes de una cirugía mayor o durante un estado epiléptico, entre otros contextos. Todos los episodios se controlan meticulosamente y se apelan a ellos en circunstancias específicas.

Resulta oportuno acotar que también existen los cuadros de coma irreversible. También se conocen como muerte cerebral, y los expertos han establecido criterios muy puntuales para diagnosticar a un paciente con esta etiqueta. Las personas en este estado carecen de actividad cerebral, de manera que su estado de consciencia es inexistente.

Existen otros tipos de coma diferentes a los presentados. Por ejemplo, y aunque es cierto que sus episodios son raros, los investigadores también llaman la atención sobre el coma funcional. Se caracteriza por una ausencia del daño estructural o metabólico en el cerebro y con manifestaciones diferentes a la catatonía.

La mayoría de los tipos de coma duran entre uno y varios días, y todos los casos se consideran una emergencia médica. Los episodios que se extienden por varias semanas, meses o años son poco frecuentes, y casi siempre se asocian con un pronóstico desfavorable. Este está condicionado por su desencadenante y la atención médica que reciba el paciente.

Te podría interesar...
Diferencias entre coma y estado vegetativo
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre coma y estado vegetativo

Todo lo que debes saber sobre las diferencias entre coma y estado vegetativo, sus causas y el cuidado del paciente y del cuidador.



  • Bates, D. The prognosis of medical coma. Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry. 2001; 71(suppl 1): i20-i23.
  • Bender, A., Jox, R. J., Grill, E., Straube, A., & Lulé, D. Persistent vegetative state and minimally conscious state: a systematic review and meta-analysis of diagnostic procedures. Deutsches Ärzteblatt International. 2015; 112(14): 235.
  • Kondziella, D., Bender, A., Diserens, K., van Erp, W., Estraneo, A., Formisano, R., ... & EAN Panel on Coma, Disorders of Consciousness. European Academy of Neurology guideline on the diagnosis of coma and other disorders of consciousness. European journal of neurology. 2020; 27(5): 741-756.
  • Le Guennec, L., Marois, C., Demeret, S., Wijdicks, E. F. M., & Weiss, N. Toxic-metabolic encephalopathy in adults: Critical discussion and pragmatical diagnostic approach. Revue neurologique. 2022.
  • Mattei, T. A., & Teasdale, G. M. The story of the development and adoption of the Glasgow Coma Scale: part I, the early years. World neurosurgery. 2020; 134: 311-322.
  • Quiñones-Ossa, G. A., Durango-Espinosa, Y. A., Janjua, T., Moscote-Salazar, L. R., & Agrawal, A. Persistent vegetative state: an overview. Egyptian Journal of Neurosurgery. 2021; 36(1): 1-6.
  • Ryznar, E., & Wilcox, D. Functional coma: Two case reports and a review of the literature. Psychosomatics. 2019; 60(4): 343-351.
  • Wijdicks EFM. How Harvard Defined Irreversible Coma. Neurocrit Care. 2018 Aug;29(1):136-141.