Lavarse las manos: cuándo y cómo hacerlo

Lavarse las manos es un acto sencillo, pero poderoso. Con la realización continua se reducen los riesgos de enfermar a causa de virus, bacterias y otros microorganismos.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 16 Enero, 2021

Última actualización: 16 Enero, 2021

Lavarse las manos parece una acción simple, pero lo cierto es que puede salvar vidas. Las extremidades, a diario, están expuestas a bacterias, hongos y virus que pueden propagarse. De allí la importancia de convertir el lavado en un hábito.

El lavado de manos es fundamental en la prevención de la propagación de infecciones respiratorias o diarreicas de persona a persona. Las bacterias, microbios o virus responsables de ellas pueden transmitirse al tocarse los ojos, nariz o boca. De igual forma, al preparar alimentos, compartir o tocar objetos y superficies contaminadas.

¿Cuándo lavarse las manos?

El lavado de manos regular es fundamental en diferentes momentos del día. Pero hay algunos en los que es vital, porque allí es cuando puede romperse la carga bacteriana y evitar la propagación a través de acciones específicas.

Antes y después de preparar comida

Una investigación determinó que la cocina es uno de los lugares del hogar donde hay mayor concentración de bacterias y microorganismos. Pueden aparecer a través de los alimentos que traemos del supermercado o la plaza. También proliferan en las zonas húmedas o expuestas al agua, como esponjas, tablas para picar y fregadero.

Es por esta razón que antes de preparar la comida debemos lavarnos las manos y lavar muy bien los alimentos que vamos a preparar, así prevenimos intoxicaciones alimentarias. De igual forma, después de cocinar también hay que lavarse las manos para evitar la propagación de bacterias al tocar otras superficies.

La educación en el lavado de manos debe iniciar a edades tempranas para que el hábito se incorpore.

Al manipular basura

A diario manipulamos la basura. Mientras cocinamos para depositar los desechos orgánicos, luego al recoger la mugre del hogar o al desechar las heces de las mascotas. Sin importar el momento o el residuo es fundamental lavar las manos luego de tocar la basura.

De hecho, un estudio sobre los riesgos que corren los recicladores al manipular la basura determinó que los mayores factores de riesgo biológico suceden a causa de la descomposición de los desechos. Esto es debido a que el material orgánico o inorgánico puede fermentarse y ser el lugar perfecto para las bacterias.

Al hacer uso del inodoro

Luego de la cocina, el baño es el lugar en el que más bacterias podemos encontrar. Un estudio realizado en una institución educativa reveló que en este lugar se encontraron 151 bacterias de 24 géneros, siendo Staphylococcus epidermidis la de mayor frecuencia de aislamiento.

Aunque forma parte de la microbiota normal de la piel y las mucosas, puede ocasionar diferentes problemas de salud. Por ello es clave detener su propagación con el lavado de manos correcto.

De otro lado, una higiene deficiente en cuanto al uso del baño y al lavado de manos se asocia a la muerte por diarrea de miles de niños menores de 5 años en el mundo. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha concluido que lavarse las manos reduce una tercera parte de la incidencia de esta patología.

Pese a los altos riesgos de propagación de enfermedades por no lavarse las manos, un estudio de la Sociedad Americana de Microbiología reveló que, en Estados Unidos, solo el 67 % de las personas se lavan las manos antes de salir del baño.

Cuando sonamos la nariz, tosemos o estornudamos

Lavarse las manos luego de sonarse la nariz, toser o estornudar tiene gran relevancia. De igual forma, además de prevenir infecciones con esta práctica, podemos evitar que residuos contaminantes queden en el aire si usamos el interior del codo para retener la tos o el estornudo.

Al cuidar una mascota

Nuestros peludos pueden estar expuestos a bacterias y virus que muchas veces no son letales para ellos, pero para nosotros sí. Es por esta razón que se recomienda lavarse las manos luego de acariciar a las mascotas, servirles sus alimentos, jugar con ellos o manipular sus desechos.

Al curar heridas o prestar atención médica

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, miles de personas mueren cada día al contraer infecciones durante la atención médica. Es por esta razón que el personal de salud debe lavar muy bien sus manos antes de prestar asistencia médica o curar heridas. De obviarse, esto puede ser fatal.

¿Cómo debe hacerse el lavado de manos?

Como lo mencionamos, lavarse las manos es efectivo para controlar bacterias y virus letales. Es un proceso económico que podría contribuir a ahorrar mucho dinero en atención médica. Sigue estos pasos para ejecutar un adecuado lavado de manos:

  • Moja tus manos con abundante agua.
  • Aplica suficiente jabón, de preferencia líquido.
  • Frota las palmas entre sí.
  • Coloca una palma sobre otra con las manos abiertas y frótalas entrelazando los dedos. Cambia de mano y haz el mismo proceso.
  • Une las manos palma con palma y frótalas entre sí con los dedos entrelazados.
  • Realiza un gancho entre los dedos de ambas manos y frota hacia arriba y abajo manteniendo los dedos unidos.
  • Con la mano derecha rodea el pulgar izquierdo y realiza un movimiento de rotación para frotarlo. Repite con la otra mano.
  • Abre la mano izquierda y frota las uñas de la mano derecha haciendo círculos. Cambia de mano y repite.
  • Recuerda lavar la muñeca también, frotándola con la espuma.
  • Enjuaga con abundante agua hasta que salga toda la espuma.
  • Seca las manos con una toalla de un solo uso y con ella cierra el grifo.

¿Qué pasa si no puedo lavarme las manos?

No siempre tenemos acceso a un lavabo con agua y jabón para realizar el lavado de manos. Es por esta razón que puede usarse un desinfectante para piel. Para que funcione adecuadamente debe contener mínimo un 60 % de alcohol. Para estar seguro de esta composición revisa la etiqueta.

Eso sí, hay que recordar que este producto no actúa si se trata de eliminar todo tipo de microbios, suciedad o grasa y tampoco elimina el riesgo por manipulación de sustancias químicas.

El desinfectante de manos es una herramienta cuando no tenemos disponibilidad de agua, pero es menos eficiente que un buen lavado.

¿Cómo usar el desinfectante de manos?

Sigue estas recomendaciones para usar el desinfectante de manos de manera correcta:

  • Aplica el gel en la palma de la mano.
  • Frótate con fuerza las manos.
  • Asegúrate de frotar el gel en todas las superficies de las manos, uñas y muñecas hasta que se sequen.
  • Toma al menos 20 segundos para realizar este proceso.

Cuídate y cuida a los tuyos con la práctica de lavarse las manos

Lavarse las manos es fundamental en el cuidado de nuestra salud y de las personas que nos rodean. No todos tenemos el mismo sistema inmune y por eso algunas personas con deficiencias pueden verse afectadas por ciertas bacterias y virus. Así que lo mejor será siempre prevenir.

Para complementar este proceso limpia muy bien todos los elementos que ingreses a tu hogar, como alimentos, zapatos y ropa. Recuerda que los productos de la compra, las mascotas y otros objetos que recibimos vía correo pueden ser vehículos de patógenos.

Te podría interesar...
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
La gripe: todo lo que necesitas saber

Durante diciembre y marzo, la temida gripe está en boca de todos y suele ser una de las razones que colapsan los servicios de urgencia.



  • Ballesteros VL, Cuadros Y, Botero S, López Y. Factores de riesgo biológicos en recicladores informales de la ciudad de Medellín, 2005. Rev Fac Nac Salud Pública 2008; 26(2): 169-177. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/rfnsp/v26n2/v26n2a08.pdf
  • Francisco Javier Díaz-Castrillón, Ana Isabel Toro-Montoya. SARS-CoV-2/COVID-19: el virus, la enfermedad y la pandemia. M. Volumen 24, Número 3, 2020. Disponible en: https://docs.bvsalud.org/biblioref/2020/05/1096519/covid-19.pdf
  • Gómez, Diana, & Lavayén, Silvina, & Nario, Flavia, & Piquin, Andrea, & Zotta, Claudio Marcelo (2011). Detección de microorganismos potencialmente patógenos en hogares de Mar del Plata. Acta Bioquímica .línica Latinoamericana, 45(3),441-445.[fecha de Consulta 10 de Enero de 2021]. ISSN: 0325-2957. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=535/53521520005
  • El lavado de manos: un hábito saludable en la cocina. Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
  • Lesmes Virginia Inés Soto, Ramírez Olga Janneth Gómez, Parrado Yaneth Mercedes, Hernández-Rodríguez Patricia, Gomez Arlen Patricia. Caracterización de hábitos de higiene y ambientes en lugares de atención integral a población infantil. Rev. esc. enferm. USP [Internet]. 2017 [cited 2021 Jan 10] ; 51: e03264. Available from: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0080-62342017000100464&lng=en. Epub Dec 18, 2017. http://dx.doi.org/10.1590/s1980-220x2016042103264.
  • Larry M. Bush, Charles E. Maria T. Perez. Infecciones por estafilococos. Manual MSD, 2019.
  • Ejemot-Nwadiaro RI, Ehiri JE, Arikpo D, Meremikwu MM, Critchley JA. Hand washing promotion for preventing diarrhoea. Cochrane Database of Systematic Reviews 2015, Issue 9. Art. No.: CD004265. DOI: 10.1002/14651858.CD004265.pub3.
  • American Society For Microbiology. (2000, September 19). America's Dirty Little Secret: Second Handwashing Survey Reveals Americans Still Don't Get It. ScienceDaily. Retrieved January 8, 2021 from www.sciencedaily.com/releases/2000/09/000919080326.htm
  • Higiene de las manos: ¿por qué, cómo, cuándo? Organización Mundial de la Salud.

Comunicadora socialperiodista de la Universidad del Quindío, Colombia. Con cinco años de experiencia como reportera, periodista y creadora de contenido para diversas plataformas digitales. Ha trabajado en medios de comunicación locales y nacionales, así como en instituciones de educación superior. Se ha desempeñado como community manager y ha sido colaboradora anónima en blogs de salud y bienestar. Ponente en el V Congreso Nacional e Internacional de la Asociación Colombiana de Estudios Semióticos ASES.CO con la ponencia “Representaciones sociales y mediáticas de la política y la corrupción en Los Simpson” en 2014, ponencia publicada en 2016 en el libro Semiótica, la pasión del conocimiento, interpretación e interacciones de la cultura ISBN 978-958-763-190-6.