Dieta para la diabetes

En contra de lo que se proponía hasta hace pocos años, las dietas cetogénicas o bajas en carbohidratos son capaces de generar un beneficio para los pacientes con diabetes.
Dieta para la diabetes
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 24 junio, 2021.

Última actualización: 24 junio, 2021

La diabetes mellitus es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en los días que corren. Se caracteriza por un problema en el control de las glucemias, y puede suponer un factor de riesgo para el desarrollo de otras patologías complejas más peligrosas.

Durante los últimos años, se ha incidido mucho en los mecanismos de prevención de la diabetes, ya que una vez que se instala en el organismo no suele tener una cura completa. Solo en los estadíos iniciales puede revertirse, aunque no siempre es posible.

 ¿En qué consiste la diabetes?

La diabetes requiere cambios en la alimentación.
Los pacientes diabéticos deben medir sus niveles de azúcar constantemente.

Esta patología de carácter metabólico cursa con una incapacidad para manejar la glucosa en el organismo. Puede estar provocada por una ineficiencia en la síntesis de insulina o por una falta de sensibilidad de las células a la hormona. Sea como fuere, genera picos de glucosa en sangre poco beneficiosos para la salud.

La diabetes de tipo 1 es la que cuenta con un carácter genético, ya que por lo general se presenta a partir de una anomalía en las células pancreáticas productoras de la hormona.

Sin embargo, en el caso de la diabetes tipo 2 estaríamos hablando de una patología adquirida, fruto de unos hábitos de vida inadecuados. La genética también juega un papel importante en su aparición.

Independientemente de la causa de la enfermedad, lo cierto es que requiere de un cambio de pauta dietética considerable, ya que de lo contrario puede ponerse en riesgo seriamente la salud. Sin embargo, las recomendaciones hasta la fecha han demostrado ser poco acertadas cuando el objetivo es conseguir un mejor manejo del problema.

Ahora bien, lo primero que hemos de comentar son las causas exactas del desarrollo de la diabetes de tipo 2, ya que esta se genera con el paso de los años y está vinculada a motivos ambientales, no tanto genéticos.

Causas de la diabetes tipo 2

En la actualidad, la diabetes de tipo 2 es una patología muy frecuente en los países desarrollados. Esto se produce por el empeoramiento de los hábitos en cuanto a consumo de alimentos.

Por ejemplo, la ingesta regular de azúcares simples genera un incremento del estrés pancreático, provocando una reducción progresiva de la sensibilidad a la insulina por parte de las células. Así lo evidencia un estudio publicado en la revista British Medical Bulletin.

El consumo de grasas trans consigue aumentar la incidencia de la patología. Esto se debe al impacto de dichos nutrientes sobre el estado inflamatorio del organismo.

Una presencia excesiva de los mismos en la dieta promociona un estado conocido como inflamación crónica de bajo grado que supone un caldo de cultivo perfecto para el desarrollo de la diabetes de tipo 2.

Según una investigación publicada en la revista Diabetes & Metabolic Syndrome, incrementar la ingesta de grasas trans genera un mayor riesgo de desarrollar diabetes y patologías de carácter cardiovascular o metabólico, todo ello por la capacidad inflamatoria de dichas sustancias.

Dieta clásica para la diabetes

De forma clásica, se ha propuesto que la diabetes se puede tratar mediante una ingesta regular de carbohidratos, siempre y cuando estos sean de tipo complejo. Sin embargo, resulta curioso cómo una patología que cursa con ineficiencias en el manejo de estos nutrientes se puede solventar con un aumento de su consumo.

Lo cierto es que dicha estrategia no ha ofrecido buenos resultados. De hecho, en muchas ocasiones tenía que acompañarse con el aporte de insulina exógena para mantener los marcadores fisiológicos y las glucemias bajo control. Esto generaba una gran cantidad de individuos dependientes de la farmacología.

Sin embargo, los métodos clásicos apostaban por la práctica del ejercicio como método para revertir la resistencia a la insulina. Aquí no iban del todo desencaminados, ya que las evidencias actuales apoyan que la actividad física es clave tanto en la prevención como en el tratamiento. Ahora bien, el ejercicio más eficaz es el de fuerza con este objetivo.

Recomendaciones dietéticas actuales para la diabetes

Las investigaciones más recientes al respecto revelan que para el tratamiento de la diabetes lo más eficaz resulta reducir el aporte de carbohidratos en la dieta, en contra de lo que se pensaba hasta hace pocos años. De hecho, se ha demostrado que la dieta cetogénica podría ser realmente eficaz, sobre todo en los casos de diabetes de tipo 2.

Los expertos afirman que reducir los carbohidratos en la dieta podría revertir la necesidad de medicación en los pacientes de esta patología, ya que consigue nivelar las glucemias y reducir los valores de hemoglobina glicosilada. Esta última sustancia suele medirse en los controles médicos para evaluar los efectos a largo plazo de la hiperglicemia.

No obstante, todavía no existe un protocolo de implementación claro al respecto. Hace falta mayor consenso.

En el caso de la diabetes de tipo 1, caracterizada por defectos en la producción de la hormona, se puede poner en marcha un plan dietético bajo en azúcares y experimentar beneficios a partir del mismo.

Eso sí, en estos casos hay que trabajar con más cautela, ya que no se puede partir de una situación de glucemias descontroladas. De lo contrario podría experimentarse hipoglucemia.

Cabe destacar que han salido a la luz ciertos protocolos de alimentación, como el ayuno intermitente, que generar beneficios.

De acuerdo con un estudio publicado en Journal of Physiology and Pharmacology, el ayuno consigue reducir la obesidad e incrementar la sensibilidad a la insulina, mejorando el manejo de la patología. Una vez más, hay que tener cierto cuidado a la hora de implementarlo en diabéticos de tipo 1.

Por último, y como elemento clave en el tratamiento, hay que destacar el ejercicio. El trabajo de fuerza resulta muy útil para mejorar la sensibilidad a la insulina a nivel celular, consiguiendo así estabilidad en los valores de glucosa sanguínea.

Por descontado queda que evitar el alcohol es clave. Esta sustancia es capaz de ejercer ciertos efectos negativos sobre varios órganos y sistemas, incluyendo el cerebro.

Suplementos en la dieta para tratar la diabetes

A parte de las estrategias generales comentadas, existe una serie de productos que resultan beneficiosos para el manejo de la diabetes. En primer lugar hay que mencionar la canela. Esta especie, según un estudio publicado en Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics, es capaz de reducir la sintomatología de la enfermedad, provocando estabilidad en las glucemias.

Asimismo el consumo de cafeína también puede resultar beneficioso. Este alcaloide es capaz de estimular la oxidación de los lípidos y, con ello, la pérdida de peso. Eso sí, siempre y cuando se introduzca en el contexto de una dieta equilibrada.

El hecho de conseguir un mejor estado de composición corporal se considera clave para el tratamiento de la diabetes. Así se disminuye el estado de inflamación sistémica, lo cual permite que el organismo recupere su eficiencia.

De todos modos, no has de pensar que ambas sustancias cuentan con efectos mágicos. Tampoco debes sustituir la medicación bien pautada por las mismas. Suponen una ayuda que ha de ser impulsada por los hábitos de vida saludables. Entre estos se encuentran dieta, ejercicio y correcto descanso.

Las grasas en la dieta contra la diabetes

La diabetes puede tratarse.
El aceite de oliva es un ejemplo de alimento que contiene grasas saludables.

A pesar de su mala fama, en la actualidad se considera que las grasas son positivas para la salud. De hecho, los lípidos insaturados son capaces de modular los mecanismos inflamatorios. Por ello, no se recomienda la restricción de los mismos, ya que pueden ayudar a combatir las patologías metabólicas.

Solo es necesario evitar la ingesta de grasas trans, ya que estas si que consiguen desencadenar efectos nocivos sobre el organismo. Hay que recordar que estos se forman a partir de la aplicación de procesos térmicos agresivos a las grasas que se encuentran en la naturaleza.

Es fundamental optimizar la dieta en caso de diabetes

Adaptar la dieta al paciente con diabetes es esencial. Solo así se podrán experimentar buenos resultados. Ahora bien, será importante combinar una buena alimentación con la práctica de actividad física de manera regular.

De todos modos, a la hora de plantear un cambio dietético ante una situación de diabetes, lo mejor será consultar con un profesional. Así se minimizan los riesgos del periodo de transición, consiguiendo una adaptación eficiente.

Cabe tener en cuenta que lo más importante es la prevención. Mantener buenos hábitos para que no se desarrolle la enfermedad es crucial, ya que resulta más sencillo esto que resolver la patología una vez se instala. Por ello es tan importante la buena educación nutricional en los niños.

Te podría interesar...
¿Por qué seguimos comiendo aunque estemos llenos?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Por qué seguimos comiendo aunque estemos llenos?

Muchas veces seguimos comiendo aunque estemos llenos, lo que perjudica varios aspectos de la salud. Te enseñamos por qué y cómo evitarlo.



  • Lean ME, Te Morenga L. Sugar and Type 2 diabetes. Br Med Bull. 2016 Dec;120(1):43-53. doi: 10.1093/bmb/ldw037. Epub 2016 Oct 5. PMID: 27707695.
  • Islam MA, Amin MN, Siddiqui SA, Hossain MP, Sultana F, Kabir MR. Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr. 2019 Mar-Apr;13(2):1643-1647. doi: 10.1016/j.dsx.2019.03.033. Epub 2019 Mar 16. PMID: 31336535.
  • Jenkins DW, Jenks A. Exercise and Diabetes: A Narrative Review. J Foot Ankle Surg. 2017 Sep-Oct;56(5):968-974. doi: 10.1053/j.jfas.2017.06.019. PMID: 28842107.
  • Goday A, Bellido D, Sajoux I, Crujeiras AB, Burguera B, García-Luna PP, Oleaga A, Moreno B, Casanueva FF. Short-term safety, tolerability and efficacy of a very low-calorie-ketogenic diet interventional weight loss program versus hypocaloric diet in patients with type 2 diabetes mellitus. Nutr Diabetes. 2016 Sep 19;6(9):e230. doi: 10.1038/nutd.2016.36. PMID: 27643725; PMCID: PMC5048014.
  • Zubrzycki A, Cierpka-Kmiec K, Kmiec Z, Wronska A. The role of low-calorie diets and intermittent fasting in the treatment of obesity and type-2 diabetes. J Physiol Pharmacol. 2018 Oct;69(5). doi: 10.26402/jpp.2018.5.02. Epub 2019 Jan 21. PMID: 30683819.
  • Costello RB, Dwyer JT, Saldanha L, Bailey RL, Merkel J, Wambogo E. Do Cinnamon Supplements Have a Role in Glycemic Control in Type 2 Diabetes? A Narrative Review. J Acad Nutr Diet. 2016 Nov;116(11):1794-1802. doi: 10.1016/j.jand.2016.07.015. Epub 2016 Sep 8. PMID: 27618575; PMCID: PMC5085873.