3 pruebas para detectar el autismo

El autismo es un trastorno que no siempre es fácil de diagnosticar. Te enseñamos las opciones que utilizan los expertos en la actualidad.
3 pruebas para detectar el autismo
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 16 abril, 2022

Hasta el momento no existen pruebas infalibles para detectar el autismo. El proceso de diagnóstico en algunos casos es muy complejo, ya que tiene en cuenta entrevistas, valoración de los síntomas (motores, auditivos y comunicaciones) y descarte de otro tipo de complicaciones. A veces las preocupaciones de los padres están infundadas; otras apuntan a un fenómeno real.

El trastorno del espectro autista (TEA) se unificó en la última edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V). En este se concentran criterios que permiten guiar el diagnóstico, aunque es justo decir que estos no son suficientes en muchos contextos. Se utilizan como complemento pruebas estandarizadas e incluso pruebas por imágenes.

Principales pruebas para detectar el autismo

El trastorno del espectro autista en principio se diagnostica de manera conductual. Es decir, existen patrones de comportamiento y del habla que contrastan con los patrones neurotípicos de las personas. Este es el punto de partida, el cual puede hacer sospechar a los padres, los amigos, los profesores, la sociedad en general e incluso al propio paciente que padece de autismo.

Debido a que en la mayoría de los casos los patrones son muy evidentes, el TEA se suele diagnosticar durante la infancia. Por supuesto, esto no impide que miles de casos anualmente se diagnostiquen en pacientes adultos. Como ya hemos mencionado no existen pruebas para detectar el autismo 100 % efectivas, de manera que se intenta valorar desde diferentes ángulos. Te mostramos las principales opciones disponibles.

1. Valoración de los síntomas

Las pruebas para detectar el autismo son hechas por el pediatra
La evaluación clínica durante la consulta pediátrica o psicológica es fundamental para plantear el diagnóstico de autismo.

En el DSM-V se recogen 5 indicios o criterios que permiten orientar el diagnóstico del TEA. Lo primero que hará un especialista es valorar los síntomas o el comportamiento del paciente y confirmará si estos se ajustan o no a las indicaciones del manual. Veamos qué nos dice este y qué tipo de patrones de conductas se tienen como referencia:

  • Dificultades sociales: una persona con el TEA desarrollará desajustes en sus interacciones sociales y en su comunicación con los demás. Por ejemplo, tendrá problemas para iniciar o mantener interacciones sociales; también para expresar e interpretar la comunicación no verbal. Puede desarrollar además alteraciones en la comunicación verbal e inconvenientes para interpretar situaciones sociales.
  • Intereses o actividades: en compañía con lo anterior se manifestarán patrones repetitivos o fijos del comportamiento. Por ejemplo, repetición de palabras, frases o de ciertos movimientos (autoestimulación o stimming). Desarrollan poca flexibilidad a las rutinas o al cambio de actividad. También una atención elevada ante ciertos objetos o cosas, así como una elevada respuesta sensorial.
  • Inicio de los síntomas: los signos anteriores suelen manifestarse muy temprano en la vida. Estos van empeorando a medida de que la persona crece, en general debido al aumento de sus relaciones sociales y a la inserción a una vida normativa.
  • El comportamiento ocasiona alteraciones en la funcionalidad: ya que limita, dificulta u obstaculiza el que se puedan desarrollar con los demás. Pueden tener problemas en la escuela, en el trabajo o con la familia.
  • Los signos no se explican a través de otros diagnósticos: el diagnóstico será pertinente cuando los patrones anteriores no se puedan explicar por medio de diagnósticos diferenciales.

El especialista valorará uno a uno de estos criterios, de manera que con base en ellos podrá determinar si el paciente padece de autismo o no. También tendrá en cuenta la gravedad (1, 2 o 3) de los patrones comunicaciones y conductuales que se reflejan en el manual.

2. Pruebas estandarizadas para detectar el autismo

Se ha diseñado una docena de pruebas estandarizadas para detectar el autismo. Los expertos han encontrado que las más populares son efectivas y que se pueden adaptar tanto a niños como adultos. Muchas de ellas no han sido actualizadas a los criterios del DSM-V, aunque esto no impide que se pueden usar como complemento a lo que comentamos en la sección anterior.

El objetivo de las pruebas es evaluar el comportamiento social y normativo del paciente durante un periodo que oscila entre 20 minutos y 1 hora. En este tiempo se aplican una serie de módulos o ensayos que cuentan con una estructura cerrada (en casi todas, al menos). Veamos una lista de las pruebas para detectar el autismo que conforman el estándar de oro actualmente:

  • Programa de observación de diagnóstico del autismo (ADOS, por sus siglas en inglés).
  • Entrevista para el diagnóstico del autismo revisada (ADI-R).
  • Escala de calificación del espectro autista (ASRS).
  • Escala de calificación del autismo infantil (CARS).
  • Entrevista de diagnóstico para trastornos sociales y de la comunicación (DISCO).
  • Escala de calificación de autismo de Gilliam (GARS).
  • Entrevista de desarrollo, dimensional y diagnóstica (3Di).

En general, ADOS es la prueba más utilizada por los investigadores al momento de diagnosticar el autismo. Dado que si se aplican de manera incorrecta pueden dar lugar a diagnósticos equivocados, requieren de la mediación de un profesional que se haya formado a nivel teórico y práctico en el diagnóstico del trastorno.

3. Evaluaciones por imágenes

Las pruebas para detectar el autismo incluyen la resonancia
Si bien no son el método diagnóstico de elección, poco a poco van cobrando mayor relevancia las pruebas de diagnóstico por imágenes.

No existen pruebas estandarizadas para detectar el autismo a través de evaluaciones por imágenes. Sin embargo, en las últimas décadas ha cobrado interés el uso de resonancias magnéticas. Los estudios y las investigaciones avalan el uso de este tipo de estudios, aunque por el momento no forman parte del estándar de oro durante el proceso diagnóstico.

A través de ella se pueden detectar ciertos patrones o anomalías que son comunes en los pacientes con autismo. El inconveniente con estas pruebas es que suelen ser ruidosas y requieren que el niño o el adulto permanezca sin moverse durante unos 45 minutos. Esto puede ser particularmente complicado cuando se padece del trastorno del espectro autista moderado o grave.

Diagnóstico diferencial del autismo

Hemos mencionado al inicio que muchas preocupaciones de los padres con respecto al autismo en sus hijos están infundadas. Esto se debe a que existen un centenar de explicaciones que puedan dar cuenta del comportamiento o de los patrones del habla. Recogemos así los principales diagnósticos paralelos:

  • Trastorno obsesivo compulsivo.
  • Trastorno con déficit de atención con hiperactividad.
  • Discapacidad auditiva.
  • Trastorno negativista desafiante.
  • Discapacidad intelectual.
  • Trastorno del lenguaje expresivo.
  • Trastorno del desarrollo de la coordinación.
  • Trastornos del humor.
  • Mutismo selectivo.
  • Trastornos del vínculo.

Las opciones son muy variadas, de manera que se debe evitar a sacar conclusiones sin una evidencia fáctica. Lo mejor que se puede hacer es recurrir a un profesional, de manera que este, de la mano de los criterios y pruebas que hemos presentado, puedan determinar un diagnóstico apropiado. En cuanto se tenga este se pueden explorar las alternativas de tratamiento.

Te podría interesar...
¿Qué es el autismo atípico?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es el autismo atípico?

El autismo atípico o trastorno generalizado del desarrollo no especificado incluye casos de autismo que no cumplen los criterios completos.



  • Levman, J., Vasung, L., MacDonald, P., Rowley, S., Stewart, N., Lim, A., ... & Takahashi, E. Regional volumetric abnormalities in pediatric autism revealed by structural magnetic resonance imaging. International Journal of Developmental Neuroscience. 2018; 71: 34-45.
  • Randall, M., Egberts, K. J., Samtani, A., Scholten, R. J., Hooft, L., Livingstone, N., ... & Williams, K. Diagnostic tests for autism spectrum disorder (ASD) in preschool children. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2018; (7).
  • Sen, B., Borle, N. C., Greiner, R., & Brown, M. R. A general prediction model for the detection of ADHD and Autism using structural and functional MRI. PloS one. 2018; 13(4): e0194856.