Medicamentos para la disfunción eréctil

La mayoría de los medicamentos para la disfunción eréctil inhiben a la enzima fosfodiesterasa 5, lo que aumenta la entrada de sangre al pene. ¿Deseas saber cuáles son estos compuestos? ¡Sigue leyendo!
Medicamentos para la disfunción eréctil

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 14 Abril, 2021

Última actualización: 14 Abril, 2021

La disfunción eréctil o impotencia sexual es la incapacidad de alcanzar y mantener una erección firme que permita tener relaciones sexuales. La causa de este trastorno es muy variada, puede ir desde daños en estructuras del pene hasta problemas psicológicos. Por fortuna, existen medicamentos útiles para tratar la disfunción eréctil.

Su incidencia es elevada y se estima que puede representar un problema para millones de hombres en todo el mundo. Múltiples estudios demuestran que la frecuencia aumenta con la edad, siendo experimentada por alrededor del 25 % de hombres de 60 años.

El tratamiento de la impotencia es muy variado e inicia con procesos poco invasivos como psicoterapia y modificación conductual. Cuando estos métodos fallan, el médico puede indicar la administración de fármacos para lograr la erección, los cuales pueden ser orales o inyectables.

Mecanismos de acción

Los medicamentos para la disfunción eréctil afectan al flujo sanguíneo.
Estos medicamentos son capaces de alterar el flujo sanguíneo del organismo.

En condiciones normales, la erección se da por la relajación de una estructura peneana llamada cuerpo cavernoso. Esta relajación permite la entrada de sangre al tejido y aumenta la presión dentro del mismo, lo que genera un aumento en el tamaño del pene. Una membrana llamada túnica albugínea es la que impide la salida de la sangre y mantiene la erección.

Hoy en día existen muchos fármacos capaces de tratar este trastorno de la sexualidad y generar una erección firme de forma rápida y segura. Todos estos medicamentos mejoran la acción de una sustancia llamada óxido nítrico en el pene, produciendo así los efectos deseados.

El óxido nítrico genera la relajación del músculo liso en las paredes de los vasos sanguíneos, lo que aumenta el flujo de sangre. Estos medicamentos también son capaces de dilatar el cuerpo cavernoso del pene, lo que permite una mayor entrada de sangre y un mayor aumento de la presión intracavernosa.

Los efectos se pueden observar entre 15 y 20 minutos si existe estimulación sexual en la mayoría de los casos. No obstante, los mismos pueden tardar hasta 40 minutos en aparecer en ausencia de la misma, aunque permiten mantener relaciones sexuales satisfactorias y alcanzar el orgasmo.

Medicamentos para la disfunción eréctil

La impotencia es una condición que puede traer graves consecuencias psicológicas para los hombres que la padecen. Por fortuna, los medicamentos para tratar la disfunción eréctil ofrecen resultados favorables en poco tiempo, lo que permite continuar con una vida sexual activa a pesar de las circunstancias.

Todos los fármacos disponibles tienen una estructura química muy similar, solo poseen unas pequeñas diferencias que permiten establecer características farmacocinéticas y farmacodinámicas precisas. Dentro de este grupo de medicamentos destacan los siguientes:

Sildenafil (Viagra)

Este fármaco también es conocido como sildenafilo y pertenece al grupo de inhibidores competitivos de la enzima fosfodiesterasa tipo 5, tal y como la mayoría de los compuestos usados en el tratamiento del trastorno. El sildenafil es el medicamento de primera linea para tratar la disfunción eréctil.

La Food and Drugs Administration (FDA) aprobó el uso de este fármaco en el año 1998 y al día de hoy es uno de los más utilizados a nivel mundial. El mismo se administra por vía oral, sin embargo, solo el 41 % de la dosis administrada alcanzará el torrente sanguíneo.

El sildenafilo tiene una vida media que varía entre 3 y 5 horas, sin embargo, estudios demuestran que puede causar una erección entre los 12 y 70 minutos posterior a su ingesta solo con estimulación audiovisual. La dosis inicial recomendada es de 50 miligramos para evaluar su efectividad.

Vardenafilo

Otro de los medicamentos empleados para la disfunción eréctil es el vardenafilo, conocido por su nombre comercial como Levitra. El mismo posee una buena absorción intestinal aunque su biodisponibilidad es más baja que la del sildenafil, ya que solo el 15 % llega al torrente sanguíneo.

Por su parte, se ha demostrado que la absorción de este fármaco puede disminuir con la ingesta de alimentos grasos, lo que disminuye su biodisponibilidad. El mismo puede alcanzar su concentración máxima en sangre en un período entre los 30 y 120 minutos, por lo que recomiendan ingerirlo con una hora de antelación.

El vardenafilo solo actuará en caso de que exista estimulación sexual, además, es importante destacar que el fármaco no es de utilidad para tratar otros trastornos como la anorgasmia. La dosis inicial recomendada es de 10 miligramos al día.

Tadalafilo

El tadalafilo es otro de los compuestos farmacológicos disponibles que pertenece al mismo grupo de los inhibidores de la fosfodiesterasa 5. Sin embargo, su inhibición es más selectiva que la de los medicamentos anteriores, por lo que no tiene efecto en otros tejidos periféricos.

La forma de administración también es por vía oral y su absorción intestinal no se ve modificada por la presencia de alimentos. Este fármaco es de acción rápida y alcanza su concentración máxima en sangre en tan solo 2 horas. Es importante destacar que el tadalafilo también es de utilidad en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna.

Avanafil

Este es uno de los compuestos menos conocidos, sin embargo, múltiples estudios avalan su efectividad en el tratamiento de la disfunción eréctil de gravedad variable. El mismo tiene una vida media aproximada de 6 horas y debe consumirse 30 minutos antes de tener relaciones sexuales.

El fármaco aumenta el flujo de sangre hacia el pene durante el acto sexual, sin embargo, también puede recetarse para tratar otras afecciones. Es importante destacar que el mismo no aumenta el deseo sexual ni cura la disfunción eréctil, solo ayuda a mejorar la sintomatología.

Alprostadil

De todos los medicamentos disponibles para la disfunción eréctil, el alprostadil es el único que no se administra por vía oral, el mismo puede inyectarse en el pene o colocarse en forma de supositorio uretral. Este compuesto es idéntico un una sustancia llamada prostaglandina E1 y genera vasodilatación.

El alprostadil tiene un efecto muy rápido, siendo capaz de generar una erección en tan solo 10 minutos. Por si fuera poco, la erección generada tiene la capacidad de durar hasta 60 minutos. No obstante, el fármaco no debe administrarse más de 3 veces por semana.

Efectos secundarios y contraindicaciones

El dolor de cabeza es un efecto adverso de los medicamentos para la disfunción eréctil.
La mayoría de los efectos adversos de estos fármacos son leves.

A pesar de los grandes beneficios que poseen los medicamentos para la disfunción eréctil, los mismos pueden generar efectos secundarios. No obstante, estos síntomas no se presentan en todos los hombres y no suelen limitar la realización de actividades diarias. Entre los principales síntomas presentados destacan los siguientes:

  • Indigestión.
  • Dolor de cabeza.
  • Enrojecimiento.
  • Dolor de espalda.
  • Congestión nasal.

Los efectos secundarios severos son mucho más raros, no obstante, se puede presentar priapismo o erección dolorosa persistente y problemas tanto visuales como auditivos. Por otro lado, también existen contraindicaciones para el consumo de estos compuestos, por lo que deben ingerirse bajo prescripción médica.

Una de las principales contraindicaciones es el consumo de nitratos, debido a una posible interacción medicamentosa. Además, los pacientes hipotensos y con enfermedad hepática o renal grave tampoco pueden ingerir estos medicamentos.

Otros tratamientos para la disfunción eréctil

Si bien la efectividad de todos los medicamentos para la disfunción eréctil está comprobada, los mismos mejoran la sintomatología pero no curan el trastorno. Para conseguir mejores resultados también se deben realizar cambios en el estilo de vida y asistir a terapia psicológica para hallar la causa del problema.

La disfunción eréctil es un trastorno con múltiples causas, por lo que resulta vital identificarlas y eliminarlas mientras se tratan los síntomas. En este sentido, es necesario hacer de lado el tabú existente alrededor del tema y buscar asistencia médica especializada lo antes posible.

Te podría interesar...
10 mitos de la sexualidad según la ciencia
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 mitos de la sexualidad según la ciencia

Existen múltiples mitos de la sexualidad que pueden afectar a las relaciones íntimas. Sin embargo, la ciencia ha revelado la realidad.



  • Gimenez Serrano S. Disfunción eréctil: tratamiento. Farmacia profesional. 2003; 17(6): 58-66.
  • Dehesa Dávila M, Gómez Guerra L, Medina Rodríguez J, Mora Ibáñez J, Ovadía Rosenfeld L et al. Ocho años de experiencia con Sildenafil: una revisión sobre eficacia y seguridad. Rev. Mex. Urol. 2007; 67(1): 35-48.
  • Mobley DF, Khera M, Baum N. Recent advances in the treatment of erectile dysfunction. Postgrad Med J. 2017 Nov;93(1105):679-685.
  • Irwin GM. Erectile Dysfunction. Prim Care. 2019 Jun;46(2):249-255.
  • Zhao C, Kim SW, Yang DY, Kim JJ, Park NC et al. Efficacy and safety of avanafil for treating erectile dysfunction: results of a multicentre, randomized, double-blind, placebo-controlled trial. BJU Int. 2012 Dec;110(11):1801-6.
  • Morán González D, Morán A, Escolar E, Felipe Conde A. Interacciones farmacológicas en el tratamiento de la disfunción eréctil. Pharmaceutical Care España. 2009; 11(4): 177-182.