¿Cómo aumentar el deseo sexual?

Te mostraremos algunos factores que pueden influir de forma determinante en tu salud sexual. Reflexiona sobre todos ellos y acude a un especialista en caso de ser necesario. ¡Sigue leyendo!
¿Cómo aumentar el deseo sexual?
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por Laura Ruiz Mitjana el 28 mayo, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 20 marzo, 2021

Última actualización: 28 mayo, 2021

Al identificar dificultades en la intimidad las personas suelen preguntarse qué hacer para aumentar el deseo sexual. De esta forma buscan encontrar alternativas que permitan reactivar la libido para sentirse mejor consigo mismos y con sus parejas.

La disminución del deseo sexual puede presentarse como síntoma de alguna dificultad de salud y puede afectar a hombres y mujeres. Por ejemplo, un estudio señala que los problemas sexuales pueden afectar a ambos sexos durante el climaterio, etapa en la que se presenta una disminución de estrógenos y testosterona.

Este mismo artículo señala que, en particular, las mujeres ven afectado su deseo sexual a causa del embarazo o la lactancia. Sin embargo, cuando se presenta esta situación, vale la pena explorar nuestro entorno físico y mental en busca de encontrar otras causas que puedan tratarse con más facilidad.

¿Cómo aumentar el deseo sexual?

La disminución del deseo sexual o Deseo Sexual Hipoactivo (DSH) es uno de los trastornos sexuales más comunes.

Una investigación cita el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV-TR) que define este trastorno como una “disminución (o ausencia) de fantasías y deseos de actividad sexual de forma persistente o recurrente, y el trastorno provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal”.

Este estudio, que aborda posibles tratamientos para las mujeres, señala que además del uso de fármacos la terapia sexual y otras opciones podrían funcionar. A continuación encontrarás algunas alternativas que podrían ayudar a aumentar el deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres.

Evita y trata la ansiedad

Para aumentar el deseo sexual es necesario evitar el estrés.
Muchos factores externos, como el estrés, pueden influir en la vida sexual de una persona.

La ansiedad es definida como una de las emociones o estados de ánimo más comunes y que se presenta como respuesta a ciertos estímulos que pueden ser físicos y emocionales. Cuando esta supera la capacidad adaptativa puede exacerbarse y requerir apoyo profesional.

De acuerdo con un estudio, la relación entre disfunción sexual y los trastornos mentales como la ansiedad y la depresión es bastante estrecha. De hecho, es muy común en pacientes con depresión, quienes pueden desarrollar bajo deseo sexual por esta condición o viceversa.

Si es tu caso, puedes probar con resolver aquellos focos de ansiedad como la carga laboral o familiar. Además, puedes buscar ayuda profesional si consideras que la ansiedad te sobrepasa.

Duerme bien

Es bien sabido que la falta de sueño afecta a varias dimensiones de la vida e influye en la salud física y emocional. Además, puede producir fatiga y afectar el deseo sexual.

Así lo confirmó una investigación que evaluó los resultados de exámenes clínicos y entrevistas con pacientes femeninas y concluyó que dormir pocas horas disminuye la excitación sexual.

Los trastornos graves del sueño como la apnea pueden generar, además de falta de concentración y pérdida de memoria, padecimientos como la depresión, falta de deseo sexual e impotencia. Así lo han demostrado algunos estudios.

Por todo esto, procura dormir un mínimo de seis horas cada día y consultar con el médico si tienes trastornos del sueño como el insomnio o la apnea obstructiva del sueño.

Aliméntate de forma sana

Esta costumbre le permite a las personas gozar de un buen estado físico. Además, previene la malnutrición, el sobrepeso y la obesidad, así como enfermedades no transmisibles tales como las cardiopatías y la diabetes. A ello se le suma su impacto en la vida sexual.

Es difícil para quienes se alimentan con comida insana, cuyo aporte nutricional es casi nulo, aumentar el deseo sexual, más si por culpa de estos malos hábitos tienen problemas de circulación o enfermedad cardíaca. Además, hay algunos alimentos que pueden inhibir la libido, agravando el problema.

Así pues, procura que en tu dieta no falten los vegetales y las proteínas magras. Evita el consumo de azúcar y sal, y aumenta el consumo de alimentos como el brócoli, el aguacate y la comida de mar que aumenta la testosterona en los hombres.

Incluye frutas como la sandía, la cual contiene citrulina, un aminoácido no proteico que, según un estudio de la Texas A&M University, contribuye a tener erecciones más potentes.

Realiza ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel contribuyen a fortalecer los músculos pélvicos y sexuales. La práctica constante aumenta la salud sexual, la excitación y facilita llegar al orgasmo en las mujeres, pues aumenta la circulación de la sangre de la vagina y estimula la lubricación.

Ahora bien, los entrenamientos musculares del suelo pélvico le ayudan a los hombres a tener más control sobre sus eyaculaciones, alejándolos de la eyaculación precoz, la cual puede provocar ansiedad y falta de confianza, afectando el deseo sexual. Estos ejercicios también contribuyen a tener erecciones más fuertes y duraderas.

Evita las bebidas alcohólicas

Aumentar el deseo sexual podría ser difícil si se consumen abundantes bebidas alcohólicas.
El consumo frecuente de alcohol puede relacionarse con algunas dificultades para tener relaciones sexuales.

Las bebidas alcohólicas son dañinas para el organismo en todo sentido. Estudios han determinado que el alcohol aumenta los lípidos en sangre, facilita el proceso de aterosclerosis y contribuye a disminuir la secreción de hormonas como las tiroideas y la testosterona. Esta última mantiene la libido.

Es normal que las personas que consumen alcohol de forma regular presenten bajo deseo sexual y disfunción eréctil. Esto debido a que el alcohol termina inhibiendo la acción de la testosterona.

Impulsa la relación

Investigaciones han señalado que cuando se presentan dificultades de pareja o uno de los dos tiene malestar contra el otro puede producirse bajo deseo sexual. Es un comportamiento común cuando pasa la etapa de enamoramiento y puede prolongarse con los años de vida en pareja.

Así que, si lo que buscas es aumentar el deseo sexual, prueba a hablar con tu pareja, solucionar los problemas que los puedan estar alejando e impulsar la relación. Prueba a realizar ejercicio juntos, ver películas o realizar actividades que ambos disfruten para distenderse y propiciar nuevos encuentros sexuales.

Juega antes del acto sexual

Teniendo en cuenta que el deseo sexual es la primera de las respuestas sexuales humanas, inducido por la testosterona y la mente, el juego previo al acto sexual es muy importante.

Para aumentar el deseo sexual propicia espacios de seducción, coqueteo y sensualidad que puedan “calentar” la mente y aumentar el deseo por el otro.

Toma terapia sexual

Para algunas personas es complejo dejar los prejuicios de lado durante la práctica de su sexualidad. Este es un componente que muchas veces frena el deseo sexual y es importante que, si es tu caso, tomes terapia sexual. Puedes hacerlo solo o en pareja para identificar las barreras que te impiden desear a tu pareja.

Consume remedios naturales

Otra de las formas en las que puedes aumentar el deseo sexual es a través del consumo de productos naturales que tienen propiedades estimulantes. Uno de ello es la maca, un tubérculo que ha sido estudiado en busca de identificar sus propiedades y acción en la sexualidad.

Un estudio señala que la maca tiene propiedades estimulantes del deseo sexual en las mujeres. Además, comprobó que el consumo de una dosis en polvo aumenta la satisfacción sexual y la capacidad para llegar al orgasmo. Esto sucede sin causar síntomas de depresión o ansiedad.

Aunque la maca tiene propiedades estimulantes para los hombres, estos también podrían consumir ginseng, una raíz que tiene influencia en la mejora de la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

De todos modos, se recomienda consultar con el médico de cabecera el consumo de estos productos para evitar efectos contrarios o adversos.

Acude a un especialista

Aunque es el último punto, no es el menos importante. Cuando has buscado la forma de aumentar el deseo sexual y nada funciona, es necesario que consultes a un especialista. Este podrá identificar la mejor forma de ayudarte a recuperar tu vida sexual.

Por ejemplo, se ha identificado que el trastorno del deseo sexual hipoactivo en mujeres premenopáusicas puede tratarse con algunos fármacos que inhiben la fosfodiesterasa y agentes que modulan los receptores de dopamina o de melanocortina. Estas medicinas solo pueden ser recetadas por un profesional luego de realizar la evaluación pertinente.

¿Listo para aumentar el deseo sexual?

Te hemos dado varias opciones que puedes probar para aumentar el deseo sexual. Ahora estás listo para probarlas y empezar a identificar lo que más se ajusta para ti y tu pareja.

El deseo sexual nace en la cabeza, depende en gran parte de la tranquilidad mental y la capacidad para dejar volar la imaginación. Así que si tienes bajo libido, no agregues más presión, estrés y ansiedad.

Procura relajarte y realizar actividades que promuevan el encuentro de pareja. Sin embargo, si identificas síntomas de salud como presión arterial alta, dolor en el pecho u otra condición, consulta a tu médico.

It might interest you...
Conducta sexual compulsiva: síntomas y principales causas
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Conducta sexual compulsiva: síntomas y principales causas

La conducta sexual compulsiva se caracteriza por tener un patrón de comportamiento que es incapaz de controlar impulsos sexuales.