Lidocaína: ¿qué es y para qué sirve?

La lidocaína es un anestésico local que también cuenta con propiedades antiarrítimas y neurolépticas. Por desgracia, puede generar múltiples efectos tóxicos a dosis elevadas.
Lidocaína: ¿qué es y para qué sirve?

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 18 Abril, 2021

Última actualización: 18 Abril, 2021

Algunos tratamientos y procedimientos médicos generan mucho dolor en los pacientes, por lo que se aplican anestésicos para evitar que los mismos sean muy traumáticos. Uno de los anestésicos locales más utilizados en la actualidad es la lidocaína, ¿deseas saber qué es y para qué sirve? Continúa leyendo y te lo explicaremos.

Los anestésicos son un grupo de medicamentos que provocan una pérdida temporal de la sensibilidad o de la consciencia. En términos generales, los mismos inhiben la transmisión de los impulsos nerviosos tanto a nivel central como a nivel periférico.

Durante muchos años, la lidocaína solo se empleó como un anestésico local, sin embargo, también puede ser de utilidad en el tratamiento de diversas afecciones. Además, tiene múltiples formas farmacéuticas, las cuales dependerán del uso que se le desee dar.

¿Qué es la lidocaína?

La lidocaína es un anestésico.
La lidocaína suele administrarse para suturar heridas.

Como ya se dijo con anterioridad, la lidocaína es un medicamento perteneciente a los anestésicos locales del grupo amídico. El mismo tiene una acción inmediata, pudiéndose observar su efecto entre 1 y 3 minutos posterior a su aplicación. Además, el efecto farmacológico puede tardar hasta 180 minutos en desaparecer.

Dentro de la farmacodinámica del compuesto destaca que bloquea los canales de sodio de la membrana celular de las neuronas. De esta manera, se estabiliza la membrana y se inhibe la transmisión del impulso nervioso tanto a nivel sensitivo como a nivel motor.

En el plasma sanguíneo, el 70 % de la lidocaína se une a las proteínas plasmáticas, sin embargo, a altas concentraciones puede causar efectos secundarios. El medicamento se metaboliza en el hígado casi en su totalidad y se transforma en metabolitos inactivos, todo esto ocurre antes de ser excretado a través de la orina.

El anestésico en cuestión se puede aplicar de forma intravenosa y tópica, por lo que cuenta con diferentes formas de presentación. Entre las presentaciones más comunes del compuesto destacan las soluciones inyectables entre el 1 y el 5 %, los aerosoles, las cremas, los apósitos y los enjuagues bucales.

¿Para qué sirve la lidocaína?

Las propiedades anestésicas del compuesto son las más estudiadas, por lo que se emplea para desaparecer el dolor presentado antes ciertas situaciones. Por ejemplo, puede inyectarse a nivel subcutáneo antes de realizar una sutura o aplicarse en crema para disminuir el dolor de las hemorroides y de los pinchazos en los niños pequeños.

Por otro lado, el compuesto también puede usarse en diferentes tipos de anestesia dependiendo de forma de administración. En este sentido puede aplicarse en la anestesia epidural, en el bloqueo de nervios, en la anestesia subaracnoidea y en la anestesia regional intravascular.

La presentación de enjuague bucal se emplea para aliviar molestias dentales, mientras que los apósitos son útiles en el tratamiento de patologías articulares dolorosas. Las inyecciones pueden aplicarse en la mucosa bucal y son útiles al momento de realizar procedimientos ambulatorios como una extracción dental.

No obstante, diversos estudios demuestran que la lidocaína cuenta con diferentes propiedades sistémicas, las cuales dependen de la concentración plasmática. Las diferentes propiedades del medicamento aparecen cuando se encuentra a concentraciones menores de 50 micromoles.

Una de las principales funciones sistémicas de la lidocaína es evitar el flujo de iones de sodio al interior del músculo cardíaco, por lo que cuenta con propiedades antiarrítmicas, siendo útil en las taquicardias y en la fibrilación ventricular. También posee propiedades neurolépticas y neuroprotectoras que disminuyen la actividad cerebral.

¿Cómo se utiliza?

Su forma de administración dependerá de la presentación farmacológica. En este sentido, las soluciones inyectables solo deben ser colocadas por personal médico calificado. Se debe colocar la dosis más baja posible hasta lograr el efecto deseado, sin embargo, la dosis máxima recomendada es de 200 miligramos.

La Asociación Española de Pediatría (AEP) establece que se puede emplear en el tratamiento de la epilepsia a una dosificación intravascular de 1,5 o 2 miligramos por kilogramo de peso. No obstante, su uso no es común debido a que existen otros compuestos más efectivos para esta patología.

Cuando se utilizan los apósitos adhesivos o las cremas es importante tener la piel limpia y recortar los vellos de la zona con una tijera. Los adhesivos deben colocarse inmediatamente después de extraerse del sobre y una vez retirada la lámina liberadora para garantizar su efecto.

El enjuague bucal o lidocaína viscosa puede usarse cada vez que sea necesario, sin embargo, se debe esperar al menos 3 horas entre cada aplicación. Lo ideal es aplicar una capa delgada del compuesto sobre la zona afectada y frotar de forma suave durante algunos segundos.

Principales efectos secundarios

Todos los fármacos comercializados pueden causar efectos no deseados en los pacientes y la lidocaína no es la excepción. La intensidad y severidad de los mismos dependerá de la forma de administración, de esta manera, los principales efectos secundarios aparecen cuando se administra por vía intravascular.

Este compuesto afecta a diferentes órganos del cuerpo, generando síntomas cardiovasculares, neurológicos y digestivos. No obstante, de acuerdo con la AEP, los principales síntomas presentados tanto en niños como en adultos son los siguientes:

  • Bradicardia.
  • Disminución de la tensión arterial.
  • Náuseas y vómitos.
  • Vértigo.
  • Temblores.
  • Nerviosismo.
  • Convulsiones a grandes dosis.

Por otro lado, todos los anestésicos locales tienen la capacidad de generar toxicidad sistémica cuando se administran a dosis elevadas.

No obstante, estudios demuestran que la adición de epinefrina a las soluciones de lidocaína aumenta su margen terapéutico, por lo que es posible aumentar un poco la dosis sin inducir efectos tóxicos.

Advertencias y contraindicaciones

La lidocaína tiene contraindicaciones.
Si se sufre de problemas en el corazón, es recomendable comentárselo al médico antes de que se administre el fármaco.

Sus principales contraindicaciones están relacionadas con el tipo de anestesia donde se desee utilizar, bien sea epidural o intratecal. Además, su uso está contraindicado en los pacientes con alergia o hipersensibilidad al compuesto.

Las soluciones inyectables no se deben administrar en los pacientes que presenten hipotensión, bradicardia o que se encuentren en estado de shock, ya que pueden empeorar el cuadro. En el caso de las cremas, no deben aplicarse en prematuros nacidos antes de la semana 37, mientras que los aerosoles están contraindicados en niños menores de 6 años.

Los pacientes con insuficiencia hepática y fallo renal deben tener sumo cuidado con el uso de lidocaína, ya que pueden alcanzar concentraciones tóxicas a dosis inferiores. Además, el compuesto tiene la capacidad de reaccionar ciertos medicamentos, por lo que se debe informar al médico si se consume algún otro fármaco.

Por último, también se debe tener especial cuidado en aquellos pacientes que presenten enfermedades cardíacas severas como un bloqueo auriculoventricular, disfunción sinusal grave y síndrome de Wolff-Parkinson-White.

Un anestésico útil con múltiples efectos

La lidocaína es uno de los anestésicos locales más estudiados, lo que generó que se descubrieran sus múltiples propiedades con el pasar de los años. Además de su capacidad antiarrítmica, el compuesto también posee propiedades neuroprotectoras, antiinflamatorias y antiepilépticas, aunque es necesario realizar más estudios al respecto.

A pesar de ser un compuesto con pocos efectos secundarios, el mismo debe emplearse bajo estricta supervisión médica. Esto se debe a que la lidocaína posee un margen terapéutico muy reducido, por lo que se pueden alcanzar concentraciones tóxicas para el organismo de forma rápida.

Te podría interesar...
Automedicación: ¿cuáles son los riesgos?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Automedicación: ¿cuáles son los riesgos?

La automedicación es muy común en todo el mundo, pero no es una práctica exenta de riesgos. Entra aquí para informarte sobre ellos.



  • Ochoa-Anaya G, Aguirre-Ibarra CP, Franco-Cabrera M. Lidocaína: aspectos generales y nuevas implicaciones en la inflamación. Rev Mex Anest. 2017;40(3):220-225.
  • Quintana-Puerta JE, Cifuentes-Hoyos V. Toxicidad sistémica por anestésicos locales. Rev CES Med. 2014; 28(1): 107-118.
  • Ayala S, Castromán P. Efecto de la lidocaína intravenosa sobre el control del dolor y el consumo de opiáceos en el postoperatorio. Anestesia, Analgesia y Reanimación. 2012; 25(1): 1-6.
  • Berk T, Silberstein SD. The Use and Method of Action of Intravenous Lidocaine and Its Metabolite in Headache Disorders. Headache. 2018 May;58(5):783-789.
  • Herminghaus A, Wachowiak M, Wilhelm W, Gottschalk A et al. [Intravenous administration of lidocaine for perioperative analgesia. Review and recommendations for practical usage]. Anaesthesist. 2011 Feb;60(2):152-60.
  • Riera R, Andrade LE, Souza AW, Kayser C, Yanagita ET, Trevisani VF. Lidocaine for systemic sclerosis: a double-blind randomized clinical trial. Orphanet J Rare Dis. 2011 Feb 7;6:5.

Estudiante de Medicina en la Universidad de Oriente Núcleo Bolívar (Venezuela) y Técnico en Atención Médica Prehospitalaria graduado en el año 2015. Miembro de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina (SOCIEM UDO BOLIVAR) en el Comité Permanente de Derechos Humanos y Paz (SCORP). Entre los cursos realizados destacan Webinar’s Med - Urgencias Médicas y cuenta con participación en el II Congreso Internacional de Actualización en Medicina Enfoque Quirúrgico organizado por ACOME capítulo Cauca. Se ha desempeñado por más de 3 años como redactor y editor de diversos blogs alrededor del mundo, entre los cuales se han publicado artículos de temáticas variadas, muchos de ellos con enfoque en salud.