Muy Salud
 

Dormidina: ¿qué es y para qué sirve?

Este fármaco tiene la capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica e inducir el sueño. No es la primera línea para el insomnio, pero se puede prescribir para uso limitado.
Dormidina: ¿qué es y para qué sirve?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira en 09 Enero, 2021.

Última actualización: 09 Enero, 2021

Dormidina ® es el nombre comercial del fármaco doxilamina. Esta sustancia pertenece al grupo de los antihistamínicos H1 de primera generación.

Si bien este tipo de medicamentos suele usarse para tratar las alergias, en este caso existe indicación para los casos leves de insomnio. Hemos preparado el siguiente artículo para que puedas conocer un poco más sobre esta interesante sustancia. ¡Sigue leyendo!

Mecanismo de acción de Dormidina ®

Dormidina ® pertenece al grupo de los antihistamínicos H1. Estos tienen la capacidad de disminuir los efectos fisiológicos generados por la histamina. Esta sustancia tiene como una de sus principales funciones la participación en procesos alérgicos. Los mastocitos y los basófilos son algunas de las células que la liberan.

Para que la histamina haga efecto es necesario que interactúe con unas moléculas receptoras. Estas son proteínas y se encuentran alojadas en la superficie de algunas células, como las que conforman el músculo liso y las glándulas exocrinas.

Los antihistamínicos interactúan con los receptores de histamina (llamados H1) y evitan su interacción. Sin embargo, estos fármacos pueden atravesar la barrera hematoencefálica y actuar sobre los receptores que se encuentran en las neuronas. En este tejido, la histamina también es neurotransmisor y produce somnolencia.

Indicaciones de Dormidina ®

Si bien el principal uso clínico de los antihistamínicos H1 es el tratamiento de las reacciones alérgicas, Dormidina ® se suele utilizar para casos leves de insomnio. Esto se explica gracias a su gran capacidad de entrar en el sistema nervioso central, a diferencia de los fármacos de segunda generación, como la loratadina o la cetirizina.

Insomnio

La dificultad para conciliar o mantener el sueño, así como problemas relacionados con la calidad del mismo, se consideran como insomnio. Es una condición que, sin tratamiento apropiado, puede llegar a ser grave. Dependiendo del tiempo de evolución, el insomnio puede clasificarse en agudo y crónico.

Según la Clínica Mayo, la cantidad de horas que debe dormir un adulto promedio es entre 7 y 8. No se trata de un valor estándar y puede variar mucho según el paciente y el contexto en el que se encuentre.

Existe cierta controversia respecto a los fármacos utilizados como hipnóticos o somníferos. Muchos de ellos tienden a ser empleados de forma prolongada, incluyendo a las benzodiacepinas, como el alprazolam o el lorazepam. Cuando se prescriben con este objetivo es recomendable no utilizarlos más de cuatro semanas continuas.

Dormidina ® tiene indicación para casos leves de insomnio y no se puede utilizar como tratamiento prolongado. Es necesario recordar que no se trata de un fármaco diseñado con esta finalidad, ya que su principal efecto es como antialérgico.

Insomnio en una mujer que consume Dormidina.
Si bien se puede prescribir para el insomnio, el fármaco es antialérgico, por eso no puede ser tratamiento crónico de los trastornos del sueño.

Otros usos de la doxilamina

El compuesto activo de este medicamento, la doxilamina, también es útil en los problemas alérgicos y las náuseas o vómitos relacionadas con el embarazo. Como hemos explicado, los antihistamínicos se diseñaron con la finalidad de tratar reacciones de alergia y no como somníferos.

En los casos de náuseas y vómitos durante el embarazo, la combinación de doxilamina y piridoxina (vitamina B6) podría resultar útil. Sin embargo, no es una terapia de primera línea, ya que suelen preferirse los cambios dietéticos y otros fármacos más específicos.

Contraindicaciones de Dormidina ®

Existen pocas contraindicaciones para el consumo de este medicamento. La más importante es el antecedente de alergia conocida a la doxilamina o a los antihistamínicos en general. Por otro lado, existen situaciones clínicas en las que debe consumirse con precaución. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Insuficiencia renal o hepática: por lo general, estas patologías requieren reducción de la dosis de muchos medicamentos.
  • Hiperplasia prostática benigna: podría originar aumento de la resistencia al flujo de orina, lo que empeoraría los síntomas.
  • Glaucoma de ángulo estrecho: podría provocar aumento de la presión intraocular.

Efectos adversos del medicamento

Según una publicación de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), estas reacciones son leves. Pueden clasificarse según su frecuencia de presentación de la siguiente manera:

  • Frecuentes: retención urinaria, boca seca, dolor abdominal y fatiga.
  • Poco frecuentes: vómitos, diarrea, pesadillas y visión doble.
  • Raros: agitación psicomotriz, convulsiones, temblores y trastornos hematológicos.

Los problemas cardiovasculares derivados del uso de antihistamínicos son un hecho conocido. Estos son capaces de generar arritmias en un grupo muy reducido de pacientes. Se han reportado arritmias ventriculares malignas en pacientes que habían consumido ketoconazol y terfenadina conjuntamente.

Debido a este tipo de reacciones el medicamento fue retirado de forma progresiva en ciertos países durante la década de 1990. A pesar de que Dormidina ® tiene un mecanismo de acción similar, esta reacción adversa no ha resultado ser significativa.

¿Puede consumirse Dormidina ® en el embarazo o lactancia?

Suele considerarse un medicamento seguro para las gestantes, pero que debe ser utilizado con precaución. No existen suficientes ensayos clínicos para determinar con seguridad la presencia de efectos nocivos en los últimos dos trimestres del embarazo.

En el caso de la lactancia, Dormidina ® es capaz de liberarse a través de la leche materna. El organismo de los recién nacidos y lactantes menores no suele estar preparado para estos medicamentos. Por tal motivo, es preferible no consumirlo durante la lactancia.

El succinato de doxilamina, en conjunto con la piridoxina, podría ser útil como terapia alternativa ante las náuseas y vómitos persistentes en embarazadas. Solo puede consumirse bajo indicación médica, a pesar de que ha demostrado excelentes perfiles de seguridad, según demuestran los estudios.

Dormidina para las náuseas del embarazo.
Este medicamento es una alternativa para las náuseas del primer trimestre que resultan de difícil abordaje.

Interacciones farmacológicas

El consumo de alcohol podría potenciar el efecto somnífero del medicamento, por lo que se recomienda evitar su consumo conjunto. Algunos fármacos antihipertensivos, como la clonidina, también pudiesen generar esta consecuencia.

La doxilamina se metaboliza en el hígado, utilizando para ello un complejo sistema de moléculas denominado citocromo P450. Muchos fármacos pueden inhibir este sistema, lo que podría llevar a un retraso en su actividad. Algunos de ellos son los antidepresivos del grupo de los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS), como la fluoxetina, y los antibióticos macrólidos.

Dormidina ® tiene indicaciones puntuales

Dormidina ® es un fármaco que tiene indicaciones bastante puntuales con un perfil de seguridad aceptable. A pesar de ello, no debe abusarse de su consumo para el tratamiento del insomnio, ya que no es la indicación de primera línea.

En caso de duda, es preferible consultar con el médico de familia de confianza. Cuando un medicamento no constituye la primera opción es porque los protocolos han establecido que es más seguro iniciar con otros. De todos modos, las segundas y terceras líneas son alternativas para los fallos esperables en ciertos pacientes.

Insomnio y otros trastornos del sueño

Insomnio y otros trastornos del sueño

El insomnio representa uno de los principales problemas en salud mental. Descubre sus principales causas y características.



  • Benedí J. Antihistamínicos H1. Farmacia Profesional 2005;19(3):54-60.
  • Brown N, Roberts J. Histamina, bradicinina y sus antogonistas. En: Hardman JD, et al. Goodman & Gilmans. Las Bases Farmacológicas de la Terapéutica. New York: MacGraw-Hill; 2001. p. 655-668.
  • Garrote A, Bonet R. Alergias y antialérgicos. Causas, tipos y tratamiento. OFFARM 2004;23(3):82-92.
  • Jáuregui I. Antihistamínicos H1: revisión. Alergol Inmunol Clin 1999;14(5):300-312.
  • Montes J, et al. Histamina, receptores y antagonistas. Revista Médica del Hospital General de México 2005;68(3):164-169.
  • Nole TM. Sedative effects of antihistamines: Safety, performance, learning and quality of life. Clin Ther. 1997;19:39-51.
  • Zea Flores, Carlos Enrique. "Náuseas y vómitos durante el embarazo." Rev. centroam. obstet. ginecol (2010): 64-69.

Graduado en Medicina en la Universidad Central de Venezuela (2020). Ha participado en proyectos de atención médica humanitaria en comunidades rurales desatendidas con distintas ONG locales, y tiene experiencia en proyectos de investigación básica y clínica relacionados con la leishmaniasis, malaria y antropometría infantil. Fue miembro titular de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de su casa de estudios (2017-2020) y coordinador del comité científico en la quinta edición del Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio (2018). Obtuvo un grado académico con honores (mención investigación) y mención honorífica cum laude por rendimiento académico. Actualmente se desempeña como médico interno y creador de contenido web relacionado al área de la salud.