Tipos de meningitis

La meningitis es una enfermedad que se desarrolla por la infección de un patógeno externo. Menos frecuente es la forma no infecciosa. Veamos cuáles son sus tipos y cómo se tratan.
Tipos de meningitis
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 18 julio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 18 julio, 2021

Última actualización: 18 julio, 2021

La meningitis es una enfermedad que provoca inflamación de las meninges y que tiene diversos tipos de presentación. Las meninges son membranas protectoras que recubren el cerebro y la médula espinal.

Anualmente se reportan millones de casos en todo el mundo, con un estimado de 318 000 decesos. Conocer los tipos de meningitis es importante como protocolo de prevención, de manera que te enseñamos aquí las maneras en las que se puede manifestar.

¿Cuántos tipos de meningitis existen?

La enfermedad se clasifica de acuerdo con el patógeno que la ha desencadenado. La mayoría de los casos son leves y tratables, aunque si se posterga el diagnóstico o no se busca asistencia médica pueden generarse complicaciones que ponen el riesgo la vida del paciente. Los Centers for Disease Control and Prevention de Estados Unidos (CDC) distinguen los siguientes tipos de meningitis.

Meningitis viral

Tal y como nos recuerda la Johns Hopkins Medicine, la meningitis viral es la manifestación más frecuente. A su vez, es la forma más leve, de manera que está relacionada con pocas complicaciones durante su evolución.

De acuerdo con los investigadores, entre el 85 % y 95 % de los casos de esta variante son por enterovirus. Otros patógenos identificados por la evidencia son los siguientes:

  • Parechovirus humano.
  • Herpes humano 1 y 2.
  • Virus de la varicela-zóster.
  • Virus de Epstein-Barr.
  • Influenza.
  • Arbovirus (en especial el virus del Nilo Occidental, el de la encefalitis equina del este y el virus de La Crosse).

Es decir, quienes se infectan por estas partículas virales pueden desarrollar meningitis, aunque la mayoría de las veces no llegan a generar complicación. Estas son más comunes en ciertos grupos poblacionales, como los niños menores de 5 años, las personas mayores de 65 años y quienes tienen el sistema inmunitario comprometido.

No existe un tratamiento estándar para esta variante, así que la mayoría del tiempo los especialistas optan por vigilar el curso de su evolución. En algunos contextos, cuando surgen complicaciones, el paciente puede ser hospitalizado.

Virus que causa un tipo de meningitis.
Los virus son los agentes causales más frecuentes de la meningitis en todo el mundo.

Meningitis bacteriana

La bacteriana es el segundo tipo de meningitis más común, aunque en comparación con el anterior se considera raro. Se asocia con mayores complicaciones y si no se trata como es debido puede ser mortal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) identifica a las siguientes bacterias entre sus catalizadores más frecuentes:

  • Streptococcus pneumoniae.
  • Haemophilus influenzae.
  • Neisseria meningitidis.

La N. meningitidis es culpable de la meningitis meningocócica, que se asocia con potenciales epidemias. De los 12 serogrupos identificadas de la bacteria, 6 de estos pueden generar brotes. Es más común en bebés, niños de edad escolar y jóvenes.

Otras bacterias, como Escherichia coli, Enterobacter, Klebsiella, Pseudomonas aeruginosa y Listeria monocytogenes pueden causarla también, de acuerdo con los investigadores. En este caso sí existe un tratamiento estándar: el uso de antibióticos.

Meningitis micótica

Los casos de meningitis por hongos se consideran raros, aunque cada año se reportan un par de miles en todo el mundo. La evidencia señala que se desarrollan como consecuencia de infecciones en otras partes del cuerpo, como los pulmones.

Los CDC apuntan a los siguientes microorganismos:

  • Histoplasma.
  • Cryptococcus.
  • Coccidioides.
  • Blastomyces.
  • Cándida.

Algunos de estos pueden vivir dentro del cuerpo humano o sobre tu piel sin mayores problemas, aunque ocasionan complicaciones en pacientes con el sistema inmunitario comprometido. Se tratan con fármacos antimicóticos, administrados por vía intravenosa u oral.

Meningitis parasitaria

Por lo general, la meningitis parasitaria se desarrolla cuando las personas consumen animales infectados. Los parásitos más comunes son Angiostrongylus cantonensis, Baylisascaris procyonis y Gnathostoma spinigerum.

La mayoría de los casos se reportan en el sudeste asiático, aunque la infección también en posible en los países occidentales. Esta variante se trata con antimicrobianos y, en algunos contextos, se puede proceder de manera quirúrgica para extirpar los parásitos.

Meningitis amebiana

La meningitis amebiana es una manifestación muy rara que suele provocar complicaciones mortales. Se denomina también meningoencefalitis amebiana primaria y es causada por Naegleria fowleri.

De acuerdo con los estudios, esta ameba es más común en suelos o agua dulce de lugares con una temperatura media de 30 grados centígrados. Por lo que los contagios están restringidos a algunas zonas específicas del planeta.

Solo se reportan un par de casos al año y no existe un tratamiento estándar para hacerle frente. Los CDC indican que en Estados Unidos, entre 2009 y 2019, se diagnosticaron 34 pacientes, de los que solo hubo 3 sobrevivientes. Su proceso diagnóstico también es complejo, en parte por el desconocimiento que se tiene de su evolución y desarrollo.

Meningitis no infecciosa

Por último, encontramos a la meningitis no infecciosa. Aunque la mayoría de los episodios se pueden explicar con base en los tipos de meningitis anteriores, en algunos casos la inflamación ocurre sin ningún tipo de catalizador infeccioso externo. Es decir, es un síntoma de una condición subyacente.

De acuerdo con Boston Clinical Trials, los principales culpables son los traumatismos craneoencefálicos, el lupus y el cáncer. La artritis reumatoide y la sarcoidosis también pueden ocasionarla.

Mujer con artritis reumatoide.
Las enfermedades autoinmunes y con componentes inflamatorios importantes pueden complicarse con una meningitis no infecciosa.

Cómo prevenir los tipos de meningitis

Aunque no todas los tipos de meningitis se pueden prevenir, existen vacunas que protegen de la mayoría de los patógenos reseñados. La Meningitis Research Foundation recomienda iniciar los ciclos de inmunización a partir de los 2 meses de edad, en especial en zonas donde existen mayores probabilidades de epidemias.

Parte de su prevención consiste también en cocinar bien los alimentos, lavarse las manos, higienizar los objetos que se tocan con frecuencia, evitar beber agua que no ha sido tratada y limitar la interacción con los animales. Hacer ejercicio, tener una dieta equilibrada y mantener bajo control las enfermedades diagnosticadas también es de gran ayuda.

A su vez, debes recurrir a un centro médico en cuanto te percates de los síntomas. Los pronósticos están a tu favor si inicias un tratamiento durante las primeras etapas.

Te podría interesar...
Meningitis
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Meningitis

La meningitis consiste en la inflamación de las membranas que recubren el cerebro y del líquido que ocupa el espacio entre ellas, el líquido cefalo...



  • Kohil, A., Jemmieh, S., Smatti, M. K., & Yassine, H. M. Viral meningitis: An overview. Archives of Virology. 2021; 1-11.
  • Pana, A., Vijayan, V., & Anilkumar, A. C. Amebic meningoencephalitis.
  • Rotbart, H. A. Viral meningitis. In Seminars in neurology. 2000; 20 (03): 277-292.
  • Runde, T. J., Anjum, F., & Hafner, J. W. Bacterial Meningitis. StatPearls [Internet]. 2020.
  • Zunt, J. R., Kassebaum, N. J., Blake, N., Glennie, L., Wright, C., Nichols, E., ... & Shafieesabet, A. Global, regional, and national burden of meningitis, 1990–2016: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2016. The Lancet Neurology. 2018; 17(12): 1061-1082.