Signos y síntomas de la salmonela

¿Alguna vez has sufrido malestar tras el consumo de un alimento cárnico mal cocinado? Puede que hayas desarrollado infección por salmonela. Te explicamos los síntomas.
Signos y síntomas de la salmonela
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 21 mayo, 2021.

Última actualización: 21 mayo, 2021

Los signos y síntomas de la infección por salmonela causan problemas intestinales de mayor o menor gravedad. Esta enfermedad es provocada por un microorganismo presente en algunas carnes, huevos y derivados.

Dependiendo de la carga microbiana se pueden experimentar diferentes síntomas. También la cepa bacteriana en cuestión determinará la severidad de los signos. De todos modos, en los casos más graves puede ser precisa la hospitalización o la atención en urgencias.

¿Por qué se produce la salmonela?

La salmonela está producida por la ingestión de una bacteria que lleva el mismo nombre. Se encuentra sobre todo en los alimentos crudos de origen cárnico y en la cáscara de los huevos.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health, la carga microbiona será determinante en lo que a manifestación de síntomas se refiere. No obstante, los problemas relacionados con la función digestiva son los primordiales.

Síntomas frecuentes de salmonela

La intoxicación con salmonela se denomina en el ámbito clínico salmonelosis. La sintomatología puede comenzar entre 9 y 21 días después de la ingestión, dependiendo de la cepa y de la carga. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista BMC.

Los síntomas de salmonela más frecuentes son los siguientes:

  • Diarrea: suele estar presente en todas las infecciones por salmonela. Se trata de una diarrea acuosa que puede acompañarse de sangre o moco. Supone riesgo de deshidratación.
  • Fiebre: en los casos en los que la carga microbiana es más alta.
  • Dolor abdominal y calambres: suelen aparecer asociados a los episodios de diarrea, incrementando la sensación de malestar.
  • Náuseas y vómitos: incrementan el riesgo de deshidratación y pueden requerir la administración de fármacos.
  • Pérdida de apetito: ocasionada por el malestar a nivel intestinal.
  • Dolor de cabeza o cefalea: asociado a los episodios de fiebre.

Esta sintomatología dura entre 4 y 7 días. En los casos más leves los síntomas desaparecen sin tratamiento alguno; solo planteando una dieta blanda y la ingesta de productos de fácil digestión. Sin embargo, en ciertas situaciones es necesaria la farmacología.

En cualquier caso, es frecuente que el paciente pierda peso durante todo el proceso, ya que el consumo calórico se verá mermado. Una vez superada la enfermedad pueden pasar unos días hasta la recuperación de un estado de composición corporal óptimo.

Dolor abdominal y diarrea por salmonela.
La diarrea clásica de estas infecciones se acompaña de fiebre y cólicos intestinales, que contribuyen a la peor sensación general.

Posibles complicaciones de la salmonela

El problema más grave asociado a los síntomas de infección por salmonela es la deshidratación, generada por la pérdida de líquidos y la imposibilidad de reponerlos. Puede ir acompañada de un desequilibrio en el balance electrolítico.

Se trata de un riesgo preocupante en los niños, tal y como indica un estudio publicado en la revista Emergency Medicine Clinics of North America. Puede aumentar los mareos y la sensación de debilidad. En los casos más graves será necesario reponer los líquidos perdidos por vía intravenosa.

Una de las medidas preventivas de la deshidratación y del desequilibrio electrolítico es el consumo de bebidas deportivas mientras dure la patología. Estas cuentan con sales minerales y con azúcares.

Si se presentan los siguientes síntomas de salmonela puede ser necesario acudir a urgencias, ya son manifestación de que existe una gran pérdida de agua:

  • Reducción en la producción de orina.
  • Ojos hundidos.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Sensación de cansancio y de mareo.
  • Debilidad extrema.

Síntomas de la infección invasiva por salmonela

La infección invasiva por salmonela supone un pequeño porcentaje de todos los casos. En estas situaciones, el microorganismo consigue alcanzar el torrente sanguíneo, por lo que se disemina por el resto del cuerpo.

Se trata de una condición de carácter más grave, según una investigación publicada en EcoSal Plus. Es frecuente en los países de África, pues la carga microbiana en los alimentos es mucho mayor. Si afecta a los niños podría resultar peligrosa para su vida.

Es frecuente que la infección invasiva por salmonela cause otros síntomas y problemas asociados, como la meningitis si el microorganismo alcanza la médula espinal. U osteomielitis en el caso de que exista penetración ósea.

Un caso de infección invasiva por salmonella cursará con dificultad para respirar, desmayos o pérdidas del conocimiento, somnolencia, incremento de la frecuencia cardíaca y convulsiones.

En estos casos, y según un estudio publicado en Journal of Paediatrics and Child Health, es necesario el tratamiento con antibióticos. De lo contrario, podría progresar y agravarse.

Riesgo de artritis reactiva

Tras una infección por salmonela, el riesgo de desarrollar una artritis reactiva se incrementa. Esta patología genera una inflamación a nivel articular que cursa con dolor, según una investigación publicada en Infectious Disease Clinics of North America.

Cabe destacar que se trata de un problema más incidente en los adultos de entre 20 y 40 años. Se suele resolver sin mayor complicación en un periodo inferior a un año.

Artritis reactiva por salmonela.
Las artritis reactivas suceden como respuesta a una infección en el cuerpo.

¿Cuándo acudir al médico?

Los casos más leves de infección por salmonela no requieren de tratamiento médico. Es posible que se experimente una ligera diarrea e incomodidad intestinal que mejorará con el paso de los días hasta alcanzar la normalidad.

En el caso de los niños menores de 5 años puede ser recomendable consultar siempre al profesional cuando se experimenten síntomas compatibles con salmonela. Asimismo, esta recomendación es extensible a todas aquellas personas que estén inmunodeprimidas.

De todos modos, siempre que se detecten síntomas de deshidratación, lo óptimo es ingresar en urgencias. También si la fiebre aparece de modo persistente.

Otro caso que suele requerir de atención médica es el de las heces con sangre. En esta situación puede ser necesario que el médico realice un diagnóstico preciso para identificar cuál es la causa real.

Los síntomas por salmonela se evitan con higiene

La infección por salmonela es bastante recurrente cuando no se cumplen una serie de medidas higiénicas mínimas. Cuando hay problemas de acceso al agua potable la incidencia aumenta.

A pesar de que la mayor parte de los casos se resuelven sin mayores consecuencias, pueden surgir complicaciones que necesiten intervención médica. Lo importante es detectar la sintomatología y acudir al especialista para evitar deshidrataciones.

Por último, has de tener en cuenta que otras muchas intoxicaciones de tipo alimentario comparten un síndrome parecido. A veces es difícil sin una prueba diagnóstica concreta identificar a la bacteria causante.

Te podría interesar...
4 enfermedades transmitidas por alimentos
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
4 enfermedades transmitidas por alimentos

Te vamos a enseñar cuáles son las enfermedades transmitidas por alimentos más frecuentes y su efecto sobre la salud.



  • Chlebicz A, Śliżewska K. Campylobacteriosis, Salmonellosis, Yersiniosis, and Listeriosis as Zoonotic Foodborne Diseases: A Review. Int J Environ Res Public Health. 2018 Apr 26;15(5):863. doi: 10.3390/ijerph15050863. PMID: 29701663; PMCID: PMC5981902.
  • Awofisayo-Okuyelu A, McCarthy N, Mgbakor I, Hall I. Incubation period of typhoidal salmonellosis: a systematic review and meta-analysis of outbreaks and experimental studies occurring over the last century. BMC Infect Dis. 2018 Sep 27;18(1):483. doi: 10.1186/s12879-018-3391-3. PMID: 30261843; PMCID: PMC6161394.
  • Santillanes G, Rose E. Evaluation and Management of Dehydration in Children. Emerg Med Clin North Am. 2018 May;36(2):259-273. doi: 10.1016/j.emc.2017.12.004. Epub 2018 Feb 10. PMID: 29622321.
  • Gilchrist JJ, MacLennan CA. Invasive Nontyphoidal Salmonella Disease in Africa. EcoSal Plus. 2019 Jan;8(2). doi: 10.1128/ecosalplus.ESP-0007-2018. PMID: 30657108.
  • Cuypers WL, Jacobs J, Wong V, Klemm EJ, Deborggraeve S, Van Puyvelde S. Fluoroquinolone resistance in Salmonella: insights by whole-genome sequencing. Microb Genom. 2018 Jul;4(7):e000195. doi: 10.1099/mgen.0.000195. Epub 2018 Jul 5. PMID: 29975627; PMCID: PMC6113872.
  • Schmitt SK. Reactive Arthritis. Infect Dis Clin North Am. 2017 Jun;31(2):265-277. doi: 10.1016/j.idc.2017.01.002. Epub 2017 Mar 11. PMID: 28292540.
  • Wen SC, Best E, Nourse C. Non-typhoidal Salmonella infections in children: Review of literature and recommendations for management. J Paediatr Child Health. 2017 Oct;53(10):936-941. doi: 10.1111/jpc.13585. Epub 2017 May 29. PMID: 28556448.