Remedios caseros para aliviar el eccema

La avena es uno de los remedios para aliviar el eccema más empleados. Se ha demostrado que tiene varias propiedades beneficiosas para la piel.
Remedios caseros para aliviar el eccema
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 20 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 19 agosto, 2021

Última actualización: 20 agosto, 2021

Los autocuidados y los remedios caseros para aliviar el eccema pueden de gran utilidad como tratamiento coadyuvante. Pueden integrarse fácilmente en la rutina, con lo cual, no suelen suponer un inconveniente para el paciente. Pero, ¿cuáles son esos remedios y autocuidados? Te los contamos a continuación.

Baños para aliviar el eccema

Después de una jornada larga, un baño relajante es una gran fuente de alivio, que además invita al descanso. En caso de eccema, esta misma medida puede resultar de utilidad gracias a algunos aditivos, como la lejía o la avena.

Avena

Los remedios caseros para aliviar el eccema incluyen los baños de avena
Si bien no se trata de una cura, realizar distintas preparaciones con avena podría aportar cierto beneficio a los problemas de la piel como el eccema.

Tal y como confirman varias fuentes, la avena coloidal (Avena sativa) tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a proteger, aliviar y curar la piel . Por ello, se ha utilizado como ingrediente para el alivio de diversas afecciones de la piel, tales como erupciones cutáneas, eritemas, quemaduras, picores y eccemas.

Hoy por hoy es posible encontrar diversos productos para el cuidado de la piel elaborados con avena. Sin embargo, uno de los remedios caseros para aliviar el eccema más empleados sigue siendo el baño con avena coloidal (disponible en tiendas naturistas).

Solamente hay que añadir un poco de avena coloidal pulverizada (dentro de un saquito de organza, por ejemplo) en la bañera (preferiblemente llena con agua tibia) y sumergirse en ella unos 15 minutos. Esto contribuirá con el alivio.

  • Es importante tener en cuenta que cuando la piel presenta eccema u otros problemas, hay que evitar las temperaturas extremas a la hora de bañarse o ducharse, así como también hacerlo en exceso (más de 2-3 veces al día), pues esto puede ser contraproducente.
  • Los baños de avena permiten obtener el alivio, pero deben combinarse siempre con otras prácticas saludables para que la piel pueda curarse.
  • Después del baño hay que secarse con suavidad y delicadeza.

Lejía

De acuerdo con la National Eczema Association, los baños con lejía también contribuyen con el alivio en caso de eccema. Ahora bien, para aprovecharlo es preciso seguir las siguientes instrucciones:

  • Diluir media taza lejía doméstica regular o “sin concentrar” (5,25 % de hipoclorito de sodio) en una bañera de agua tibia.
  • Remojar la zona afectada unos 10 minutos y luego enjuagar con agua tibia.
  • No sumergir el rostro ni la cabeza en el baño de lejía.
  • Secarse suavemente.

Antes de utilizar cualquiera de estos remedios caseros para aliviar el eccema, lo ideal sería consultar con el dermatólogo para asegurarse de que son las opciones más adecuadas, así como también para recibir las recomendaciones pertinentes.

Por otro lado, hay que evitar añadir otros ingredientes al baño (como jabones o productos perfumados) así como realizar combinaciones no autorizadas por el dermatólogo.

Remedios tópicos

Como indican los expertos de Mayo Clinic, en caso de eccema es necesario humectar la piel al menos un par de veces al día. Para ello se puede recurrir a diferentes productos, como aceites corporales, ungüentos o aerosoles.

Los remedios tópicos tienen como objetivo ayudar a aliviar la resequedad, proteger la piel y promover su curación. Algunas opciones serían las siguientes.

Aceite de coco virgen

Se considera que el aceite de coco virgen es una buen remedio tópico porque suele tolerarse bien y ayuda a hidratar y restaurar la piel. Además, tiene propiedades antibacterianas que ayudarían a prevenir infecciones.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la mayoría de la evidencia científica en torno a su eficacia proviene de estudios realizados en animales. Por esto mismo, los expertos de Medline Plus lo clasifican como “posiblemente eficaz”.

Manzanilla

Si bien la manzanilla es uno de los remedios naturales más empleados para el alivio de una amplia variedad de problemas de salud (como por ejemplo, la conjuntivitis), en caso de dermatitis u otras reacciones cutáneas es importante usarla con precaución. Esto es porque en algunas personas, en lugar de contribuir con el alivio, podría causar dermatitis de contacto alérgica.

  • En un estudio realizado en roedores se pudo observar que el aceite de manzanilla ayudaba a curar las lesiones. Sin embargo, los expertos indican que es necesario continuar investigando al respecto.

Regaliz

El regaliz es otro de los remedios caseros para aliviar el eccema y otros tipos de erupciones. Por ello, se ha llegado a proponer como coadyuvante. No obstante, los expertos consideran que es necesario seguir investigando más a fondo sus propiedades para precisar su eficacia.

  • En un estudio realizado con una muestra de personas con dermatitis atópica se observó que el extracto de gel de regaliz podría ser útil para tratarla.

Remedios orales

Los remedios caseros para aliviar el eccema incluyen cambios en la dieta
Mantener una dieta saludable y consumir alimentos con probióticos podría resultar positivo en el control de los síntomas de la enfermedad.

Existen algunos remedios caseros para aliviar el eccema vía oral que, aunque no cuentan con un respaldo del todo sólido, se pueden probar si el médico así lo autoriza. Estos vienen a ser los siguientes:

  • Alimentos probióticos: se considera que integrando regularmente a la dieta alimentos como el yogur, el kéfir, el chucrut y el kimchi se puede promover la salud de la piel. Sin embargo, aún no se ha podido comprobar si son realmente efectivos en casos de eccema.
  • Suplementos vitamínicos: se considera que combinando una dieta equilibrada con el consumo de algunos suplementos (como el aceite de pescado, el zinc, el selenio, la vitamina D, E y otras) se podría promover la salud de la piel y prevenir los eccemas, o bien mitigar su impacto. No obstante, no existe evidencia que permita confirmarlo.

Los aceites de onagra o borraja también se han recomendado como remedios caseros para aliviar el eccema, pero los expertos consideran que suponen más riesgos que beneficios. Por ello mismo, no recomiendan utilizarlos.

Terapias cuerpo-mente

El estrés emocional puede influir tanto en la aparición como en el agravamiento de los brotes de eccema. Por ello, además de seguir los autocuidados pautados por el médico y demás medidas terapéuticas, es recomendable cuidar la salud emocional.

Prácticas como el yoga, el mindfulness, el taichí, los ejercicios de respiración profunda y otras actividades que ayuden a liberar tensión (física y emocional), despejar la mente y distraerse son beneficiosas.

Combinando unos hábitos de vida saludables y lo comentado anteriormente es posible controlar y aliviar el eccema, pero hay que tener en cuenta que nunca se deben dejar de lado las indicaciones del especialista.

Te podría interesar...
5 tipos de piel y cuidados específicos para cada una
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
5 tipos de piel y cuidados específicos para cada una

Cada uno de los diferentes estados de la dermis reacciona de manera distinta. Descubre cuáles son los tipos de piel y cómo debes cuidarlos.



  • Gonzalez ME. Dermatitis de contacto - Trastornos dermatológicos [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. 2019 [cited 2021 Jul 6]. Available from: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-dermatológicos/dermatitis/dermatitis-de-contacto
  • Karagounis TK, Gittler JK, Rotemberg V, Morel KD. Use of “natural” oils for moisturization: Review of olive, coconut, and sunflower seed oil. Pediatr Dermatol. 2019;36:9–15
  • Lee SH, Heo Y, Kim YC.   Effect of German chamomile oil application on alleviating atopic dermatitis-like immune alterations in mice.   J Vet Sci. 2010 Mar;11(1):35-41.   https://doi.org/10.4142/jvs.2010.11.1.35
  • M Saeedi, K Morteza‐Semnani & M‐R Ghoreishi (2003) The treatment of atopic dermatitis with licorice gel, Journal of Dermatological Treatment, 14:3, 153-157, DOI: 10.1080/09546630310014369
  • Méndez-Cabeza Velazquez J, Alache Zúñiga H. Manejo de la dermatitis en atención primaria. MEDIFAM [Internet]. 2003 Feb [cited 2021 Jul 6];13(2):75–84. Available from: https://scielo.isciii.es/pdf/medif/v13n2/colabora2.pdf