¿Cómo prevenir las migrañas?

Prevenir la migraña es posible. Para ello, el médico recomienda aplicar una serie de autocuidados y llevar un diario de las migrañas.
¿Cómo prevenir las migrañas?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 02 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 02 agosto, 2021

Última actualización: 02 agosto, 2021

Para prevenir las migrañas es necesario tener dos cosas claras: la primera es que las medidas pueden adaptarse y la segunda es que ninguna medida funcionará por sí sola. Cada acto debe estar apoyado por otros.

Lo anterior quiere decir que no es solamente el consumo de un analgésico o una taza de café o una sesión de meditación lo que va a hacer que la migraña no se produzca. La combinación de este tipo de medidas será lo eficiente, como beber abundante agua a diario y descansar lo suficiente.

Autocuidados y buenos hábitos de vida para prevenir las migrañas

Tanto en la prevención como en el tratamiento de la migraña, los hábitos de vida pueden contribuir en gran medida con el bienestar. Así lo confirman diversos estudios y portales de información especializada, como Medline Plus.

Dormir lo suficiente

La migraña puede aparecer cuando se producen cambios drásticos en la rutina de sueño. Entonces, dormir demasiado o no hacerlo en cantidad adecuada puede desencadenar un episodio.

Por ello mismo, se recomienda mantener una buena rutina de sueño a modo de prevención. Esto implica lo siguiente:

  • Dormir lo suficiente a diario: al menos 7 horas.
  • Mantener un horario casi fijo: levantarse y acostarse a la misma hora.
Dormir para prevenir la migraña.
El descanso adecuado es una medida simple para prevenir los episodios agudos de migraña.

Cuidar la alimentación

Así como hay varios alimentos y combinaciones que pueden ayudar a desencadenar la migraña, hay otros que hacen lo contrario. De acuerdo con el Manual MSD, esto puede variar de persona a persona, por lo que cada quien debe identificar qué es lo que más le favorece y qué no le funciona.

Sobre las fuentes de cafeína, aún existen muchas ambigüedades. Por una parte, hay personas que se benefician del consumo de café como medida de prevención, mientras que otras deben evitarlo.

En líneas generales, se ha observado que los pacientes con tendencia a sufrir migrañas deben evadir los alimentos que contengan lo siguiente:

  • Tiramina: quesos curados, productos de soja, habas, embutidos, pescado ahumado o seco y algunos frutos secos.
  • Nitratos: las fiambres de carne y los ultraprocesados.
  • Glutamato monosódico: muy común en la comida rápida.

Beber abundante agua

En el día a día, una buena hidratación puede contribuir en gran medida con el bienestar integral. Lo ideal es darle prioridad al agua y a las bebidas que no contengan cafeína, como pueden ser los zumos de fruta natural y algunas infusiones naturales.

Reducir los estímulos sensoriales

En vistas de que la luz, el ruido y los olores pueden desencadenar o empeorar la migraña, es recomendable reducir este tipo de estímulos. Sobre todo en el hogar.

En este sentido, medidas tan sencillas, como atenuar un poco las luces del lugar donde se esté y mantener una buena ventilación, pueden ayudar a prevenir un episodio de migraña o mitigarlo. Muchas personas se retiran a descansar a una habitación tranquila, oscura y fresca cuando comienzan a notar molestias.

Evitar el uso de dispositivos electrónicos es una medida más que recomendable cuando se quiere prevenir la migraña. Aún cuando se les baje el brillo, pueden ser molestos e intensificar las molestias. Sobre todo si se mantienen en uso durante periodos de tiempo prolongados.

Manejar el estrés

El estrés es uno de los desencadenantes más comunes de la migraña. Si bien a veces no es complicado gestionarlo, en ocasiones puede ser necesario recurrir a algunas herramientas o técnicas para lograrlo. Algunas de las más recomendadas son los ejercicios de relajación y la biorretroalimentación.

Evitar el estrés por completo no es una medida realista. Por ello, lo que se propone es aprender a gestionarlo a través de diversas técnicas.

El yoga, la respiración profunda, el mindfulness y la terapia cognitivo conductual han demostrado ser eficaces a la hora de prevenir y aliviar episodios de migraña y el estrés emocional diario.

Mantener un consumo moderado de cafeína

Aunque se ha relacionado a la cafeína (presente en el café, el chocolate y el té) con la aparición de las migrañas, también se ha observado que podría ser útil a la hora de contribuir con el alivio.

Sobre esto, el Manual MSD indica que los alimentos que desencadenan las migrañas varían de una persona a otra. Por esto mismo, se puede probar tomar un poco de café y valorar si beneficia o no.

Es importante mantener la moderación y evitar cualquier exceso. Beber mucho café o abstenerse por completo podría agravar la situación.

Mantenerse fresco

Todos los extremos son perjudiciales. A la hora de prevenir la migraña se hace aún más necesario evitarlos.

En relación con la vestimenta, tanto abrigarse demasiado como no abrigarse puede contribuir con la aparición de las migrañas. Vestirse por capas es una opción recomendable porque permite regular fácilmente la temperatura del cuerpo en cualquier momento.

Temperatura del ambiente afecta la migraña.
La temperatura del ambiente puede generar episodios de migraña, por lo que conviene regular el abrigo.

Prescripciones médicas para prevenir las migrañas

Si sufres de migrañas con cierta frecuencia (3 a 5 episodios al mes), es posible que el médico te autorice a usar algunos medicamentos de venta libre (antiinflamatorios no esteroideos o acetaminofeno). O bien que te recete fármacos para ayudarte.

La Food and Drug Administration (FDA) aprobó el primer fármaco para la prevención o el tratamiento de la migraña con o sin aura en adultos: Nurtec ODT ® (rimegepant).

Como indica el Dr. Julián Pascual en la “Guía de recomendaciones para el diagnóstico y tratamiento de la migraña en la práctica clínica”, algunos podrían incluir los siguientes medicamentos que han demostrado ser eficaces en la prevención de la migraña:

  • Betabloqueantes: propranolol, nadolol, atenolol y metoprolol.
  • Antagonistas del calcio: flunarizina.
  • Antidepresivos: amitriptilina, fluoxetina y otros inhibidores de la recaptación de serotonina.

Dependiendo del caso, podrán ser más útiles unos medicamentos que otros. No es recomendable recurrir a la automedicación, pues podría desencadenar la migraña en lugar de prevenirla.

Por otro lado, es posible que el médico recomiende mantener un diario de migrañas (bien sea en el móvil, en un bloc de notas virtual o en una libreta de papel) para llevar un registro de cómo te sientes, cuándo notaste molestias y los posibles desencadenantes.

Así, no solo podrás identificar aquello que puede elevar el riesgo, sino también a evitarlo. Trata de mantener un enfoque flexible y saludable para no caer en extremos y prevenir las migrañas.

Te podría interesar...
Causas y factores de riesgo de la migraña
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Causas y factores de riesgo de la migraña

A continuación te contaremos todo lo que necesitas saber sobre las causas y factores de riesgo de la migraña, un problema de salud muy común.