Molusco contagioso: síntomas, causas y tratamiento

El molusco contagioso es una infección viral que suele ser más frecuente en niños. Sin embargo, también puede afectar a adultos.
Molusco contagioso: síntomas, causas y tratamiento
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 10 septiembre, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 10 septiembre, 2021

Última actualización: 10 septiembre, 2021

Durante la infancia (e incluso después) es probable que tus padres te hayan insistido en la importancia de no compartir objetos personales como termos de agua o toallas. Una de las razones detrás de este consejo es el molusco contagioso.

El molusco contagioso es una infección viral que suele afectar con mayor frecuencia a niños pequeños, aunque también pueden padecerla los adultos. Hay quienes consideran que puede contagiarse por usar baños y piscinas públicas, sin embargo, expertos como los de la Clínica Mayo consideran que lo más probable es que el contagio sea por contacto directo.

Entonces, lo que sí se sabe es que puede contagiarse fácilmente a través de piel con piel o piel con objetos contaminados (como toallas y termos). También hay una vía sexual de transmisión.

Síntomas

De acuerdo con un artículo sobre esta enfermedad publicado en la revista Elsevier, hay 4 subtipos principales de molusco: MCV I, MCV II, MCV III y MCV IV. Todos estos subtipos causan lesiones similares, tanto en el área genital como fuera de ella. El subtipo más frecuente es el MCV I.

Las lesiones son protuberancias (pápulas) lisas de color rosado. Tienen forma redonda y umbilicada. Esto último quiere decir que tienen un pequeño hueco cerca del centro, en la parte superior. Se manifiestan en racimos, es decir, en grupos.

Generalmente, las protuberancias llegan a medir entre 2 y 5 milímetros de diámetro, aunque hay casos en los que pueden ser de mayor tamaño. Pueden afectar cualquier punto de la piel, a excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

De acuerdo con el Manual MSD, las lesiones no suelen ser dolorosas ni causan picor. Sin embargo, en algunos casos sí pueden inflamarse y conllevar comezón. La persona que sufre de molusco contagioso debe evitar rascarse y frotarse los bultos, porque esto facilita la propagación del virus a otras áreas.

Rascado que propaga el molusco contagioso.
El rascado es capaz de llevar partículas virales de un lado a otro de la piel.

Causas

Como ya mencionábamos, la causa del molusco contagioso es un poxvirus (Molluscipoxvirus). Este se propaga por contacto directo.

Se considera que las personas con un sistema inmunitario debilitado (como los pacientes con VIH y SIDA) tienen mayores probabilidades de sufrir molusco contagioso, porque su organismo no puede realizar las funciones de protección de la manera adecuada.

Diagnóstico del molusco contagioso

Tal y como se indica en el artículo ya citado, los signos y síntomas del molusco contagioso son suficientes para realizar el diagnóstico. En la mayoría de los casos, el dermatólogo no necesita solicitar ninguna prueba añadida.

Sin embargo, en algunos casos puede requerir un examen histopatológico (legrado con una cucharilla) o la biopsia de la lesión para realizar el diagnóstico diferencial. En este se tienen en cuenta trastornos como la foliculitis, el acné miliar, las verrugas, el xantogranuloma juvenil y el nevo de Spitz.

Tratamiento

Aunque el molusco contagioso es una enfermedad que puede ser incómoda en algunos casos, en otros cursa de manera asintomática. Dependiendo de esto y otros factores (como el estado de salud del paciente) se determina el tratamiento.

La buena noticia es que el molusco contagioso es una enfermedad autolimitada. En la mayoría de los casos, en las personas que tienen el sistema inmunitario sano, las lesiones involucionan de forma espontánea entre 12-24 meses. Aunque en algunos casos puede tomar más tiempo (otros 12-24 meses).

Algunas de las opciones de tratamiento que existen incluyen la congelación, la eliminación con láser, la aplicación de cremas que contengan ácido tricloroacético, cantaridina, tretinoína, tazaroteno y podofilotoxina o drenaje de las protuberancias (mediante técnicas especializadas). Todas ellas deben ser realizadas por el dermatólogo, quien además las ajustará al caso.

En el caso de las personas con el sistema inmunitario débil, el tratamiento será personalizado.

Crioterapia para el molusco contagioso.
La congelación de las lesiones para su extirpación es una opción de abordaje.

Prevención del molusco contagioso

Si bien existen opciones de tratamiento, se considera que la mejor medida es la prevención. Atender a las recomendaciones sobre no compartir objetos personales, evitar el contacto directo con personas que puedan tener lesiones y combinar esto con el lavado de manos regular será fundamental.

Si sufres de molusco, evita rascarte las heridas. Cúbrelas con un vendaje adecuado para evitar el contacto directo. Por supuesto, si tienes alguna duda, recuerda que lo mejor será consultar con el dermatólogo.

Te podría interesar...
Tipos de manchas en la cara
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tipos de manchas en la cara

Existen varios tipos de manchas en la cara con distinto origen. ¿Sabrías nombrar e identificar más de 3? Te ayudamos con ello a continuación.