¿Qué es la bradicardia?

Aunque un ritmo cardíaco lento puede considerarse normal en ciertos casos, cuando afecta el bombeo del corazón es necesario acudir a un especialista. En este artículo te explicamos la bradicardia a detalle.
¿Qué es la bradicardia?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por Diego Pereira el 30 junio, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 30 junio, 2021

Última actualización: 30 junio, 2021

Se dice que estamos ante bradicardia cuando la frecuencia cardíaca es más lenta de lo normal; es decir, que desciende a 60 latidos por minuto. Si bien es cierto que esto no se considera perjudicial o anormal, dado que hay personas, como los atletas, que tienen estos niveles, sí que podría convertirse en un problema.

En general, esto ocurre cuando el ritmo cardíaco es tan lento e irregular que afecta el bombeo del corazón e impide que este pueda suministrar sangre al cuerpo, lo que puede ser provocado por un bloqueo cardíaco o una disfunción del nódulo sinusal. A continuación, te mostramos todo lo que debes saber.

Síntomas de la bradicardia

La bradicardia provoca varios síntomas
Si bien muchos pacientes con bradicardia pueden ser asintomáticos, en ocasiones puede manifestarse con mareos y otros síntomas.

Aunque está fuera del rango normal, algunos jóvenes y adultos mayores sanos tienen un ritmo cardíaco de entre 50 y 60 latidos por minuto que sirve para apoyar las funciones del cuerpo. Incluso hay personas que experimentan este descenso mientras duermen.

Como hemos visto, esto solo se convierte en un problema en el momento en que la frecuencia cardíaca es tan lenta que el corazón no bombea bien la sangre, lo que afecta el funcionamiento de los órganos y propicia la aparición de una serie de síntomas. En general, estos comprenden los siguientes:

  • Mareo.
  • Fatiga o debilidad.
  • Síncope o desmayo.
  • Disnea o dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho.

Así mismo, se debe tener en cuenta que estos síntomas pueden volverse más frecuentes con el esfuerzo físico, aunque también pueden aparecer si se está en reposo al tratarse de bradicardia grave.

De acuerdo a un estudio publicado en JAMA Internal Medicine, el riesgo de morir por bradicardia es bajo si esta es asintomática. Ahora bien, existe evidencia científica de que las bradicardias sintomáticas pueden provocar un paro cardíaco cuando no se tratan. Sin embargo, esto suele ser muy raro.

Causas

La bradicardia tiene dos causas principales; el bloqueo cardíaco y la disfunción del nódulo sinusal, siendo esta última la más común. Veamos más detalles al respecto.

Disfunción del nódulo sinusal

El nódulo sinusal, también conocido como nodo sinoauricular o nodo seno-auricular, es una masa de tejido en la aurícula derecha del corazón que produce y coordina señales eléctricas responsables de los latidos.

Se dice que si este nódulo genera impulsos eléctricos de forma reducida, el ritmo cardíaco se vuelve lento e irregular, lo que causa bradicardia sinusal. Esta, a su vez, puede ser transitoria o persistente.

Bradicardia sinusal transitoria

Esta suele ser causada por el aumento del tono del nervio vago, un tejido conductor que interviene en la regulación del corazón, los pulmones y el tracto digestivo. Ahora bien, cuando el tono vagal vuelve a la normalidad, la frecuencia cardíaca también lo hace, por lo que es posible que no se requiera tratamiento permanente.

Bradicardia sinusal permanente

Es provocada por una enfermedad del nódulo sinusal que puede estar relacionada a una fibrosis, lo que, a su vez, se asocia al envejecimiento, ya que suele observarse con mayor frecuencia en personas de 70 años o más.

Esta enfermedad intrínseca es la causante del ritmo cardíaco lento o irregular, tanto al momento de hacer esfuerzo como al estar en reposo.

Otras causas de la bradicardia sinusal

Existen otras afecciones que podrían desencadenar la bradicardia sinusal. Estas son las siguientes:

  • Pericarditis.
  • Miocarditis.
  • Arteriopatía coronaria.
  • Trauma cardíaco a causa de una lesión o cirugía.
  • Hipoxia.
  • Amiloidosis.
  • Disautonomía.
  • Infecciones (como la enfermedad de Lyme o de Chagas).
  • Trastornos neurológicos (como el incremento de la presión intracraneal).
  • Medicamentos (como betabloqueantes, antiarrítmicos, opioides, entre otros).

Bloqueo cardíaco

La bradicardia tiene varias causas
Muchos bloqueos cardíacos suelen diagnosticarse en estudios médicos de rutina, aunque hay otros más graves que motivan el ingreso a una sala de urgencias.

A diferencia de la bradicardia sinusal, cuando esta es a causa de un bloqueo cardíaco, siempre es inusual y aparece en el momento en que los impulsos eléctricos del corazón se bloquean en su viaje de las aurículas (donde se encuentra el nódulo sinusal) a los ventrículos del corazón.

Por esto cambia la rapidez de los latidos y se utiliza la información enviada, esta vez, por el nódulo AV.

Todo esto tiene como consecuencia un tipo de bradicardia altamente peligrosa que puede ser transitoria o persistente.

Bloqueo cardíaco transitorio

Resulta de padecimientos como la enfermedad de Lyme, la disfunción tiroidea o la toxicidad de ciertos medicamentos. Tanto tratar la enfermedad subyacente como utilizar un marcapasos puede ayudar en estos casos.

Bloqueo cardíaco persistente

Es producto de enfermedades genéticas y congénitas, así como de otras como la sarcoidosis, la amiloidosis y la miocardiopatía. Este suele requerir tratamiento de forma permanente y si tiene síntomas solo durante el esfuerzo, es probable que se realice una prueba para evaluar la posibilidad de colocar un marcapasos.

Diagnóstico

Para diagnosticar la bradicardia, el especialista indica y examina un ecosonograma que le permite determinar si es sinusal o por bloqueo cardíaco. Después, establece si es transitoria, persistente o provocada por una infección, lo que se puede comprobar en el historial médico del paciente.

Dado que en algunos casos, sobre todo en personas mayores, los síntomas de la disfunción del nódulo sinusal y el bloqueo cardíaco solo se presentan cuando hay esfuerzo físico. El doctor puede mandar a hacer una prueba, ya que se evidencia si el ritmo cardíaco sufre un aumento o no como consecuencia de la actividad física.

La bradicardia también se detecta a través de la monitorización ambulatoria del ritmo cardíaco, útil en caso de ser tipos transitorios, y el estudio electrofisiológico, que aunque arroja resultados definitivos, es conocido por ser demasiado invasivo.

Tratamiento de la bradicardia

El tratamiento de la bradicardia va a estar determinado por varios factores, ya sea si esta es sinusal o por bloqueo cardíaco, así como si es transitoria o permanente. Veamos en detalle:

  • Si la bradicardia es por el aumento del tono vagal, esta se puede tratar si se evitan aquellas afecciones que afectan estos niveles.
  • La bradicardia persistente provocada por infección, pericarditis, miocarditis, hipotiroidismo y farmacoterapia, puede ser reversible al tratar de forma agresiva las enfermedades subyacentes.
  • La bradicardia sinusal, reversible y asintomática, se trata con la evaluación y el seguimiento periódico.
  • Cuando la bradicardia es sinusal o por bloqueo cardíaco, no es reversible y sintomática, se debe tratar con un marcapasos permanente.

Prevención

Mayo Clinic establece que la mejor forma de prevenir la bradicardia se trata de disminuir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca, y si ya se padece de esta, la recomendación es controlarla y darle seguimiento.

Entre las recomendaciones para evitar este tipo de enfermedades están; hacer ejercicio, tener una dieta y mantener un peso saludable, controlar los niveles de presión arterial y colesterol, no fumar y beber con moderación (en caso de hacerlo).

It might interest you...
¿Qué son las arritmias cardíacas y cómo detectarlas?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Qué son las arritmias cardíacas y cómo detectarlas?

Las arritmias cardíacas son patrones de latidos del corazón que se alejan del ritmo sinusal normal. Existen muchísimos tipos.