Los 4 tipos de juanetes

Los tipos de juanetes se catalogan de acuerdo con sus manifestaciones clínicas. Hoy te enseñamos cuatro de los más frecuentes.
Los 4 tipos de juanetes
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 17 septiembre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 17 septiembre, 2021

Última actualización: 17 septiembre, 2021

Los juanetes son una protuberancia que se desarrolla en la base exterior del dedo gordo del pie. Se caracterizan por un crecimiento progresivo, de manera que los pacientes constatan su aparición a lo largo de meses o años. De acuerdo con los investigadores, 1 de cada 3 adultos mayores de 65 años lo padecen. No todas las manifestaciones son iguales, ya que se distinguen varios tipos de juanetes.

Todos los tipos comparten las mismas causas: una deformación natural en la estructura del pie, uso de zapatillas inadecuadas, tener pie plano o algunas enfermedades inflamatorias (como la artritis reumatoide). A continuación te enseñamos las variantes más comunes que puedes desarrollar.

Tipos de juanetes más comunes

No existe una división estándar para los tipos de juanetes. La condición se agrupa en función de unas características que se manifiestan progresivamente.

1. Juanete con irritación en la piel

Este tipo se distingue por síntomas cutáneos debido a la presión que ocasiona el bulto. La mayoría de los pacientes no desarrollan estos síntomas, aunque en casos de juanetes grandes se pueden presentar signos de irritación, enrojecimiento, descamación e incluso heridas visibles.

Estas manifestaciones empeoran la calidad de vida de los pacientes, ya que la fricción ocasionada por el calzado hace que las lesiones sean mayores. Por esta razón, muchos optan por usar zapatos abiertos o una o dos tallas más grandes de lo que deberían.

Si las personas no prestan atención, estas lesiones pueden derivar en una infección. Por supuesto que esto sucede en muy pocos casos, pero igual debes estar alerta si eres propenso a desarrollar irritación. El uso de almohadillas y mantener humectada esta parte puede ser de gran ayuda. Harvard Health Publishing sugiere las compresas frías para reducir la irritación.

Juanetes en ambos pies.
Los juanetes se desarrollan de manera progresiva, por lo que su evolución es de meses o años.

2. Juanete grande

Los juanetes pueden ser pequeños o grandes. Los segundos causan mayores problemas, en especial al momento de elegir el calzado. Los pacientes con este tipo de juanetes tienen que usar zapatillas deportivas muy flexibles y optar por diseños abiertos.

Al ser más grandes, los síntomas son más potentes. Por ejemplo, los cuadros de dolor pueden ser permanentes, de manera que requieres el uso de medicamentos para controlarlos. La aparición de callos e incomodidad para caminar también son muy frecuentes. La mayoría de las intervenciones quirúrgicas se hacen en pacientes con esta manifestación.

3. Juanete con hallux limitus

También conocido como hallux rigidus, es aquel que limita la flexibilidad de la articulación del dedo gordo. El rango de movimiento es muy pobre y hasta inexistente. Esto provoca mayor dolor e incomodidad al momento de caminar o estar de pie por mucho tiempo.

A diferencia de los casos anteriores, los pacientes con esta variante deben usar zapatos rígidos. Con esto se evita que se haga presión en la articulación para que se doble.

Los investigadores recomiendan tratar con cirugía sus etapas avanzadas. Debido a la limitación de movimiento, algunos pueden desarrollar protuberancias en otras partes del pie.

4. Juanete de sastre

Los pacientes con juanete de sastre desarrollan la protuberancia en el dedo meñique del pie. Por lo general, son más pequeños y sus síntomas tienden a ser más leves. Debido a ello, los especialistas sugieren un tratamiento conservador con base en un cambio en el calzado, uso de plantillas o rellenos.

Contrario a lo que se cree, esta manifestación tiene las mismas causas que los otros tipos de juanetes. Quienes han sido diagnosticados con esta variante deben evitar el calzado puntiagudo.

Calzado para los tipos de juanete.
La elección del calzado en el caso de padecer juanetes es de crucial importancia.

Diagnóstico diferencial de los tipos de juanetes

Aunque los síntomas de los juanetes permiten hacer un diagnóstico clínico con facilidad, en ocasiones los signos se pueden generar por otras afecciones. Ya te hemos dicho que la artritis reumatoide es uno de sus desencadenantes. Sin embargo, también se pueden desarrollar los síntomas sin que se te diagnostiquen juanetes.

Esto sucede con mayor frecuencia en el hallux limitus. Otra posible explicación es la enfermedad de Freiberg. Esta es una condición en la que se aplana la cabeza del metatarso. Como consecuencia, los pacientes desarrollan dolor si pasan mucho tiempo de pie y usan zapatillas muy ajustadas o rígidas.

Otra explicación es el neuroma de Morton. Consiste en el engrosamiento de los tejidos que rodean a los nervios del pie. Con frecuencia, se desarrolla en el tercer dedo. Su tratamiento es conservador, con un cambio en el calzado, compresas fías para aliviar la inflamación e ingesta de medicamentos en casos agudos.

Debido a todo esto, te incentivamos a que recurras con un especialista para que determine las verdaderas causas de tus síntomas. También se hará una valoración del progreso y se te indicará el mejor abordaje a seguir.

Te podría interesar...
7 claves para mejorar la postura de la espalda
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
7 claves para mejorar la postura de la espalda

Mantener una buena postura permite conservar las curvaturas naturales de la columna. Descubre 8 formas de mejorar la postura de la espalda.



  • Ajis, A., Koti, M., & Maffulli, N. Tailor’s bunion: a review. The Journal of foot and ankle surgery. 2005; 44(3): 236-245.
  • Berger, M. R. Bunions: An overview. Orthopaedic Nursing. 1984; 3(5): 17-24.
  • Beeson, P. The surgical treatment of hallux limitus/rigidus: a critical review of the literature. The Foot. 2004; 14(1): 6-22.