Las 7 principales enfermedades de la columna vertebral

¿Sabes cuáles son las principales enfermedades de la columna vertebral? Reunimos 7 de ellas y las explicamos para ti.
Las 7 principales enfermedades de la columna vertebral
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 15 febrero, 2022

La columna vertebral está compuesta por un total de 26 huesos que reciben el nombre de vértebras. También está compuesta por una variedad de músculos y tendones que, en compañía de las vértebras, proporcionan soporte y protegen a la médula espinal. Hoy recopilamos las principales enfermedades de la columna vertebral, sus características y síntomas.

Cualquier lector se dará cuenta que la columna vertebral es una de las zonas más sensibles del cuerpo. Por ejemplo, los dolores de espalda media, de la cervical y de la zona lumbar pueden reducir la capacidad de movilidad y la calidad de vida.

Piénsese entonces en las repercusiones que tiene una condición más severa en esta área. Las enfermedades de la columna vertebral que recopilamos son las más frecuentemente diagnosticadas por los expertos.

Las principales enfermedades de la columna vertebral

Existen decenas de enfermedades y condiciones que pueden afectar a la columna vertebral. Los traumatismos, las fisuras y las fracturas ocupan un lugar importante, aunque encontramos decenas de afecciones de carácter degenerativo que tuvimos presente al hacer nuestra lista de principales enfermedades de la columna vertebral. Veamos cuáles son y sus características.

1. Estenosis espinal

La estenosis espinal es el estrechamiento de la columna vertebral. Esto ocasiona un aumento de la presión en la médula espinal y los nervios. Puede ocurrir en las distintas partes de la columna, de manera que se distingue entre estenosis cervical, estenosis torácica y estenosis lumbar. Podemos catalogar dos tipos: la congénita y la adquirida.

De acuerdo con los investigadores, la estenosis espinal congénita puede estar presente en torno al 4,7 % de la población, muchos de estos casos sin manifestar algún síntoma.

Además, se sabe que la estenosis lumbar es la más común de todas, con una prevalencia que se estima en alrededor de 5 casos por 100 000 habitantes. Recordamos sus síntomas de la mano de Johns Hopkins Medicine:

  • Entumecimiento, hormigueo, calambres y debilidad en las piernas.
  • Dolor en la espalda baja.
  • Dolor ardiente que nace en la espalda baja y llega hasta las piernas (ciática).
  • Pérdida de sensibilidad en los pies.
  • Pérdida de la capacidad sexual.
  • Pie caído.

En casos graves algunos nervios que regulan funciones automáticas pueden verse alterados. Esto puede ocasionar pérdida del control de la vejiga y los intestinos, entumecimiento intenso en las piernas y dificultad para caminar y para levantarse. Se diagnostica a través de pruebas por imágenes y se trata con medicamentos, cirugía, fisioterapia y cambios en la rutina diaria.

2. Enfermedad degenerativa del disco

Las principales enfermedades de la columna vertebral incluyen condiciones degenerativas
Al igual que muchas condiciones de la columna vertebral, la enfermedad degenerativa del disco se caracteriza por dolor en el área afectada.

La enfermedad degenerativa de disco, también conocida osteoartritis de la columna vertebral, se manifiesta cuando la masa gelatinosa de los discos que sirve como amortiguación entre las vertebras se seca y se desgasta. Los investigadores advierten que es la causa principal del dolor lumbar y que la mayoría de los casos se relacionan con cambios degenerativos.

En efecto, los discos naturalmente se secan y se adelgazan con la edad. Los movimientos del día a día aceleran este proceso, de manera que después de los 50 años la mayoría de las personas tienen un cierto grado de deterioro en sus discos. Veamos algunos de los síntomas característicos:

  • Dolor agudo y constante en la espalda (en la zona baja, media o alta).
  • El dolor empeora cuando se está en completa inmovilidad o al sentarse. Mejora al caminar o cuando te mueves.
  • Pérdida de flexibilidad en los movimientos de la columna.
  • Hormigueo o pérdida de sensibilidad en las extremidades.
  • Debilitamiento de las extremidades.

A pesar de esto no es infrecuente que los pacientes no desarrollen síntoma alguno. Johns Hopkins Medicine nos recuerda que una de las causas más frecuentes de la degeneración del disco la encontramos en la artritis. Se puede tratar con medicamentos, inyecciones, terapias de rehabilitación, cirugías de descompresión y reemplazo de disco.

3. Artritis de columna

La artritis espinal es la inflamación de las articulaciones facetarias o sacroilíacas que se encuentran entre la columna y la pelvis. Puede desarrollarse por trastornos autoinmunitarios, por el desgaste natural, por procesos infecciosos y otros desencadenantes. La mayoría de los procesos son crónicos y pueden llegar a afectar a ligamentos y tendones.

Ser obeso, tener una predisposición genética y desarrollar durante años actividades que generen estrés en las articulaciones de la columna se consideran factores de riesgo para la artritis en esta área. Destacamos los siguientes signos de alerta:

  • Dolor en la espalda.
  • Rigidez o pérdida de flexibilidad.
  • Sensación de rechinamiento al hacer movimiento bruscos.
  • Hinchazón y sensibilidad en las vértebras afectadas.

El dolor se puede extender a los glúteos y en ocasiones hasta las piernas. En función del tipo de artritis desarrollado también puedes manifestar dolores de cabeza, entumecimientos en las extremidades o rigidez en otras áreas del cuerpo. No tiene cura, pero se puede controlar con medicamentos, inyecciones y con terapia del dolor.

4. Hernia de disco

Una hernia de disco ocurre cuando el fragmento central de uno de los discos se empuja hacia afuera debido a una rotura, a una fisura o a un desgarro del anillo. A menudo esto genera presión en la médula espinal o en los nervios circundantes, aunque no siempre es así. Los investigadores clasifican los casos como hernia discal contenida y no contenida, en función de las características.

Aunque pueden ocurrir en cualquier parte de la columna, en realidad es más común en la zona lumbar (como otras enfermedades de la columna vertebral). Puede desencadenarse por lesiones o traumatismos, aunque también por el desgaste natural. Entre sus principales síntomas destacamos:

  • Dolor en la espalda (en especial en la espalda baja).
  • Entumecimiento en las extremidades.
  • Debilidad o fatiga en las extremidades.
  • Leves espasmos musculares o sensación de hormigueo.
  • Inconvenientes para doblar o enderezar la espalda.

Para el tratamiento se suele usar terapias físicas, medicamentos, cirugía y cambios en el estilo de vida. Todo depende de la gravedad del episodio.

5. Espondilosis

dolor cervical crónico cuello cervicales
Sin tratamiento, los síntomas de la espondilosis se hacen más intensos a medida que aumenta la edad de la persona afectada.

La espondilosis es el desgaste de la columna vertebral. Este desgaste se puede focalizar en las vertebras o en los discos. La mayoría de los casos se concentran en el área de cervical, de manera que la espondilosis cervical agrupa la mayoría de los episodios. Es la principal causa de dolor de cuello crónico en todo el mundo.

La condición es más frecuente a partir de la cuarta década de la vida, y lo es debido al desgaste natural. El término se usa más para señalar un cuadro clínico que a una enfermedad en sí misma, ya que a menudo en los procesos diagnósticos posteriores se detecta una condición más específica. Sus síntomas característicos son dolor de cuello, cabeza y hombros, debilidad y entumecimiento muscular.

6. Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que causa dolor agudo y rigidez en la columna vertebral. Se conoce también como enfermedad de Bechterew y se focaliza principalmente en la espalda baja (aunque luego se extiende a toda la columna). La mayoría de los casos se explican a través de la predisposición hereditaria y afecta principalmente a los hombres.

El síntoma característico es la rigidez o la falta de movilidad en la espalda baja y las caderas, sobre todo luego de periodos de inactividad. También se puede presentar fatiga, hinchazón en las articulaciones y curvatura de la columna hacia adelante. La terapia física, el ejercicio y los medicamentos forman parte de su tratamiento.

7. Osteoporosis de columna

Las fracturas en la columna vertebral producto de la osteoporosis forman parte de las enfermedades más frecuentes de la columna vertebral. La osteoporosis causa una pérdida acelerada del tejido del hueso, lo que ocasiona que estos se debiliten. De acuerdo con los investigadores, las fracturas afectan al 25 % de las mujeres posmenopáusicas, un grupo de riesgo para esta condición.

Los síntomas incluyen dolor de espalda que empeora con el movimiento y limitaciones en los grados de flexibilidad. La mayoría de los casos no requieren un tratamiento invasivo, solo reposo, ingesta de medicamentos para el dolor y uso de aparatos ortopédicos para limitar el movimiento. Algunos pacientes requieren una intervención quirúrgica.

Estas son las principales enfermedades de la columna vertebral. Por supuesto, hemos dejado por fuera decenas y decenas de condiciones con una prevalencia alta. Estar atento al desarrollo de los síntomas es útil para tratar las enfermedades en sus estadios iniciales, lo cual es de gran ayuda para mejorar el pronóstico a medio y largo plazo.

Te podría interesar...
Las 8 enfermedades musculares más comunes
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Las 8 enfermedades musculares más comunes

Las enfermedades musculares más comunes, a pesar de su denominativo, son bastante raras en la población general (exceptuando el lumbago).



  • Choi, Y. S. Pathophysiology of degenerative disc disease. Asian spine journal. 2009; 3(1): 39.
  • Ito, T., Takano, Y., & Yuasa, N. Types of lumbar herniated disc and clinical course. Spine. 2001; 26(6): 648-651.
  • Kalichman, L., Cole, R., Kim, D. H., Li, L., Suri, P., Guermazi, A., & Hunter, D. J. Spinal stenosis prevalence and association with symptoms: the Framingham Study. The spine journal. 2009; 9(7): 545-550.
  • Melton III, J. L. Epidemiology of spinal osteoporosis. Spine. 1997; 22(24): 2S-11S.
  • Melancia, J. L., Francisco, A. F., & Antunes, J. L. Spinal stenosis. Handbook of clinical neurology. 2014; 119: 541-549.