Prevención del cáncer de piel

Por desgracia, la prevención del cáncer de piel no es posible en el 100 % de los casos. No obstante, existen ciertas medidas que se pueden aplicar para disminuir la probabilidad de padecer esta enfermedad.
Prevención del cáncer de piel
Diego Pereira

Revisado y aprobado por Diego Pereira el 04 Junio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 06 Junio, 2021

Última actualización: 06 Junio, 2021

Tomar medidas para evitar la aparición de enfermedades es casi tan importante como el diagnóstico precoz y el tratamiento oportuno de las mismas. La prevención del cáncer de piel es muy simple y solo consiste en eliminar la mayor cantidad de factores de riesgo posible.

La aparición de este tipo de cáncer se ha relacionado con diversas mutaciones en las células de la capa más superficial de la piel. Muchas de estas mutaciones se producen por la exposición a la radiación ultravioleta (UV), por lo que estudios establecen que este es el factor de riesgo ambiental más importante de todos.

Se debe tener en cuenta que algunos factores de riesgo como fumar dependen del estilo de vida, por lo que pueden modificarse. Sin embargo, otros se encuentran ligados a la herencia, por lo que es imposible eliminarlos. En este sentido, no siempre se puede prevenir completamente la enfermedad, aunque sí se reduce su probabilidad de aparición.

Mantener una dieta saludable

La prevención del cáncer de piel incluye aspectos alimenticios
Una dieta balanceada siempre se relaciona con un buen estado de salud.

La mejor forma de prevenir una gran cantidad de enfermedades es a través de una dieta sana y balanceada. Todos los nutrientes absorbidos en la dieta fortalecerán el sistema inmunitario y permitirá el correcto funcionamiento del organismo.

Múltiples organizaciones asociadas al cáncer han establecido diferentes medidas asociadas a la dieta con la finalidad de prevenir la aparición de esta enfermedad. En términos generales, las mismas recomiendan mantener un peso ideal con respecto a la altura y evitar la obesidad o el sobrepeso en todas las edades.

Entre las recomendaciones generales de la Sociedad Estadounidense del Cáncer y del Instituto Estadounidense de Investigación del Cáncer para la prevención de la enfermedad destacan las siguientes:

  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas.
  • Comer raciones que ayuden a mantener un peso saludable.
  • Disminuir el consumo de carnes procesadas, carnes rojas y alimentos salados.
  • Aumentar la ingesta de cereales integrales.

Antioxidantes en la prevención del cáncer de piel

La mayoría de las mutaciones que producen el cáncer de piel están relacionadas con la presencia de ciertos compuestos llamados radicales libres.

Los mismos son capaces de alterar la membrana y el ADN de las células de la piel, lo que favorece a la aparición de la neoplasia. Existen muchos factores capaces de generar la aparición de radicales libres, entre los cuales destacan la radiación UV y la contaminación ambiental.

Por otro lado, existe otro conjunto de sustancias denominadas antioxidantes, las cuales son capaces de evitar la formación de radicales libres, y por consiguiente reducir el daño celular. Estas sustancias se encuentran presentes en todas las capas de la piel, estando en mayor concentración en la epidermis.

Múltiples estudios realizados en animales han demostrado que los antioxidantes proporcionados en la dieta brindan cierta protección contra el cáncer de piel. En este sentido, se ha logrado reducir el riesgo de aparición de la enfermedad hasta un 30 % en ratones sometidos a radiación UV de forma constante.

Aumentar el consumo de frutas y verduras

Cada vez que se habla de una dieta sana y balanceada siempre se destaca el consumo de frutas y verduras, de hecho, lo ideal es consumir al menos 2,5 tazas al día de estos alimentos. Esto se debe a que las frutas y los vegetales contienen una gran cantidad de antioxidantes.

Uno de los compuestos antioxidantes más conocidos es la vitamina C, el cual es capaz de brindar protección contra la radiación UV y evita la carcinogénesis.

Los requerimientos diarios pueden variar entre 75 y 90 miligramos para hombre y mujeres respectivamente. Entre los alimentos ricos en vitamina C destacan los frutos cítricos, las fresas, el brócoli, el kiwi, los tomates, el melón y las papas horneadas.

La vitamina E es otro de los antioxidantes más estudiados al prevenir la formación de radicales libres. La misma es muy abundante en alimentos como la soja y el germen de trigo, aunque también está presente en ciertos aceites vegetales, nueces, semillas y hortalizas de hoja verde.

El estilo de vida y la prevención del cáncer piel

La mayoría de las causas y factores de riesgo del cáncer piel están relacionados con el estilo de vida, por lo que realizar pequeños cambios puede ayudar a prevenir la enfermedad. Los cambios a realizar son muy sencillos y nunca es demasiado tarde para tomar las medidas adecuadas.

Elegir un protector solar adecuado

Como ya se dijo con anterioridad, el mayor factor de riesgo para desarrollar cáncer de piel es la exposición a la radiación UV proveniente del sol. De esta manera, seleccionar y usar un protector solar adecuado puede hacer la diferencia, reduciendo en gran medida la probabilidad de desarrollar la patología.

Existen dos tipos de radiación UV diferentes, los rayos UVA y los rayos UVB, ambos con igual capacidad cancerígena. Muchos de los protectores solares que dicen ser de amplio espectro solo brindan protección contra los rayos UVB, dejando la piel expuesta a la acción de los rayos UVA.

En este sentido, es de vital importancia escoger un protector solar que brinde protección contra ambos tipos de radiación UV, por lo que se debe leer la etiqueta antes de comprar un producto. También es importante usar el producto de forma adecuada, por lo que se debe aplicar 30 minutos antes de salir y aplicar nuevamente al menos cada 2 horas.

Evitar la exposición prolongada al sol

La prevención del cáncer de piel incluye evitar la exposición a la luz solar intensa
Es importante proteger toda la piel del sol, en especial los lunares preexistentes.

El uso de protector solar es una de las medidas más importantes, aunque la misma se debe combinar con otros medios de protección útiles para prevenir la enfermedad. En términos generales, los más recomendable es evitar el sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, ya que en este período incide de forma directa y resulta más dañino.

Muchas veces no es posible evitar la exposición al sol durante el periodo mencionado. No obstante, las personas pueden aplicar ciertas medidas para disminuir el efecto de la radiación UV en la piel, entre las cuales destacan las siguientes:

  • Usar prendas un poco ajustadas, de colores oscuros y de ser posible ropa que brinde protección UV.
  • Utilizar sombreros, gorros y gafas de sol para proteger el rostro.
  • Estar un tiempo en la sombra siempre que sea posible.
  • Evitar las camas de bronceado.

Es importante destacar que algunas sustancias químicas como la parafina y el arsénico puede favorecer al desarrollo del cáncer de piel, por lo que se debe usar la protección adecuada cuando se manipulen.

De esta manera, se deben usar guantes aún cuando la etiqueta no lo indique. El caso del arsénico es un poco más complejo, ya que puede estar en los pozos de agua, por lo que se debe evitar el uso de los mismos.

Dejar de fumar

El cigarrillo es uno de los elementos más nocivos que existen en la actualidad, aumentando la probabilidad de padecer una gran cantidad de enfermedades pulmonares y sistémicas. En este sentido, dejar de fumar puede traer múltiples beneficios para la salud, incluida la prevención del cáncer de piel.

Se ha demostrado que el consumo de tabaco aumenta en gran medida la probabilidad de padecer cáncer de piel de tipo no melanoma, sobre todo carcinoma de células escamosas.

Sin embargo, un estudio demostró que los ex fumadores presentan una disminución en el riesgo de padecer la enfermedad, llegando a ser muy similar al de aquellas personas que nunca han fumado.

Realizarse un autoexamen de forma periódica

El cáncer de piel es una de las neoplasias con mejor pronóstico, ya que suele diagnosticarse en estadios tempranos, cuando la enfermedad no está tan avanzada. Esto se debe a que las personas notan la lesión de forma rápida y acuden al especialista médico.

En este sentido, se recomienda realizarse una inspección completa de la piel al menos una vez al mes, con la finalidad de hallar cualquier anormalidad.

Cualquier persona puede inspeccionar su piel desde la comodidad de su casa, tan solo será necesario un espejo de cuerpo completo, un espejo de mano y un peine. Lo ideal es realizar el examen de manera ordenada, desde la cabeza hasta los pies, separando el cabello para observar el cuero cabellos y usando el espejo de mano para observar la parte posterior del cuerpo.

Nunca es tarde para iniciar la prevención

La prevención del cáncer de piel es una actividad sencilla y solo es necesario realizar ciertos cambios en el estilo de vida. Todos estos cambios estarán orientados a eliminar los factores de riesgo, sobre todo la exposición a la radiación UV y la producción de radicales libres.

Los métodos de prevención son muy simples y cualquier persona puede aplicarlos sin importar su edad o algún otro factor biológico.

Además del uso de protector solar, una de las medidas más importantes es la inspección de la piel de forma periódica. La misma permitirá detectar una lesión de forma temprana y evitar el avance de la enfermedad. Por su parte, no se debe subestimar la presencia de alguna lesión y es necesario buscar atención médica de forma inmediata.

Te podría interesar...
Síntomas del cáncer de piel
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Síntomas del cáncer de piel

Los síntomas del cáncer de piel pueden pasar desapercibidos, por lo que siempre se debe estar antento ante cualquier cambio sospechoso.



  • Castañeda Gameros P, Eljure Téllez J. El cáncer de piel, un problema actual. Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM. 2016; 59(2): 6-14.
  • LoConte NK, Gershenwald JE, Thomson CA, Crane TE et al. Lifestyle Modifications and Policy Implications for Primary and Secondary Cancer Prevention: Diet, Exercise, Sun Safety, and Alcohol Reduction. Am Soc Clin Oncol Educ Book. 2018;38:88-100.
  • Katta R, Brown DN. Diet and Skin Cancer: The Potential Role of Dietary Antioxidants in Nonmelanoma Skin Cancer Prevention. J Skin Cancer. 2015;2015:893149.
  • Dusingize J, Olsen C, Pandeya N, Subramaniam P, Thompson B, Neale R et al. Cigarette Smoking and the Risks of Basal Cell Carcinoma and Squamous Cell Carcinoma. Journal of Investigative Dermatology. 2017;137(8):1700-1708.
  • Kornek T, Augustin M. Skin cancer prevention. J Dtsch Dermatol Ges. 2013;11(4):283-96; quiz 297-8.
  • Pérez LL, Bashline B. Skin Cancer: Prevention. FP Essent. 2019;481:28-31.