¿Qué es la furosemida y para qué sirve?

La furosemida se considera un medicamento fuerte, por lo que solo debe tomarse bajo prescripción y observación médica. Veamos más detalles de este medicamento.
¿Qué es la furosemida y para qué sirve?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 04 junio, 2021.

Escrito por Daniela Andarcia, 04 junio, 2021

Última actualización: 04 junio, 2021

La furosemida es un medicamento diurético, por lo general, para tratar la hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca o edemas. Lasix y Seguril son algunas de las marcas comerciales en la que este fármaco se encuentra disponible, aunque también se puede hallar como medicamento genérico.

Toma en cuenta que la furosemida se considera un tratamiento fuerte o que puede causar efectos secundarios no deseados, por lo que solo lo puedes obtener si es recetada por un médico. Es estrictamente necesario que sigas las indicaciones y las dosis recomendadas por el especialista.

¿Para qué se usa?

La furosemida es un medicamento para la presión arterial alta
Este fármaco suele usarse solo o en combinación con otros antihipertensivos.

Es un fármaco diurético usado para controlar la presión arterial alta, reducir el exceso de líquido en el cuerpo y tratar la insuficiencia cardíaca. Puede que el médico recete este medicamento cuando los riñones del paciente no están funcionando con normalidad.

También es usado para prevenir accidentes cardiovasculares, así como para tratar la enfermedad renal y hepática. La furosemida tiene como finalidad eliminar el exceso de agua y sal que se encuentra en el cuerpo a través de la orina.

¿Cómo se administra?

La dosis, la presentación y la frecuencia con la que se debe ingerir la furosemida varía dependiendo de factores como:

  • Edad.
  • Patología.
  • Gravedad de la enfermedad.
  • Si se padece de otras condiciones médicas.
  • Alergia o reacciones al medicamento.

Presentaciones

Por lo general, la furosemida viene en tableta o solución de 20, 40 y 80 miligramos para ser ingerida por vía oral. Aunque, también se encuentra en la farmacia como solución inyectable de 10 miligramos por 1 mililitro, de 20 miligramos por 2 mililitros y de 40 miligramos por 5 mililitros.

Dosis

Para controlar la hipertensión, también conocida como presión arterial alta, es posible que el médico te recete, si te encuentras en una edad comprendida de 18 a 64 años, una dosis de 80 miligramos al día, para ser ingerida en dos dosis de 40 miligramos. Todo depende de cómo respondas al tratamiento y otros factores.

En caso de ser una persona de avanzada edad, el médico te recetará una dosis más baja de lo habitual. Esto se debe a que las personas mayores procesan los medicamentos más lento y los fármacos quedan por más tiempo dentro del organismo.

Además, toma en cuenta que en la actualidad no hay estudios que avalen este medicamento para tratar la presión arterial en bebés, niños y adolescentes.

Para tratar el edema, el especialista recomendará una dosis de 20 a 80 miligramos si la edad comprendida del paciente es de 18 a 64 años. De 0 a 17 años, la dosis suele se de 2 miligramos.

¿Quién no debe tomar furosemida?

Los recién nacidos, niños o adultos mayores pueden ingerir furosemida, siempre y cuando no presenten las siguientes condiciones:

  • Presión arterial baja.
  • Algunas afección en el hígado.
  • Ser alérgico a la furosemida o medicamentos similares.
  • Presentar deshidratación.
  • Padecer de diabetes.
  • Tener dificultad para orinar.
  • Ser intolerante a la lactosa o el maltitol.
  • Padecer de gota.

No es común que un médico recete furosemida a mujeres embarazadas o lactantes, sin embargo, el doctor puede prescribir el medicamento si lo considera necesario.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Según Mayo Clinic, este medicamento podría ocasionar efectos secundarios, algunos son considerados comunes y otros graves. Te mostramos a continuación:

Efectos secundarios comunes

La furosemida tiene varios efectos adversos
Los problemas gastrointestinales pueden llegar a hacerse frecuentes.

Dentro de los posibles efectos secundarios se pueden encontrar algunos de los siguientes:

  • Luego de tomar una dosis de furosemida, es posible que tengas la necesidad de orinar con más frecuencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareo o confusión.
  • Boca seca.
  • Sed.
  • Espasmo muscular.
  • Náuseas y vómito.
  • Taquicardia.

Efectos secundarios graves

En caso de experimentar algunas de estos signos, acuda de inmediato al médico:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza intenso.
  • Úlceras en la boca.
  • Malestar en la garganta.
  • Hematomas.
  • Sangre en la orina.
  • Pérdida de audición.
  • Dolor de oído o zumbido.
  • Fuerte dolor de estómago.

Te recomendamos leer las advertencias que se encuentran en el recipiente de furosemida, es posible que indiquen otros efectos secundarios que no hayamos mencionado.

¿Qué sucede si olvido una dosis?

En caso de haber recordado la dosis a pocas horas de tomar la siguiente, lo mejor es omitirla e ingerir la que corresponde a la hora. No es recomendable duplicar la dosis para compensar la que has olvidado.

Considera que una alarma que te indique que es hora de tomar el medicamento, podría una buena opción para que no vuelva a ocurrir.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis?

Una sobredosis de furosemida puede causar efectos secundarios graves. Por ello, ya sea por accidente o que alguna persona lo haya ingerido de manera intencional, acude de inmediato a un centro médico, informa sobre lo sucedido y no olvides llevar el paquete que contiene las pastillas.

¿Cómo almacenar o desechar este medicamento?

Mantén este medicamento dentro del paquete, en un lugar fresco, sellado y fuera del alcance de los niños. Tampoco debe meterse dentro del refrigerador o exponerlo directo a la luz o a una temperatura elevada.

En caso de estar vencido o si quieres desechar el medicamento, evita lanzarlo por el inodoro o a la basura, el lugar más adecuado es la farmacia. Llévalo allí y protegerás al medio ambiente, así como evitarás que otras personas lo consuman.

Furosemida, una advertencia sobre la función hepática

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) tiene una advertencia sobre este medicamento, ya que se considera un diurético fuerte que puede ocasionar diuresis profunda con depleción de agua y electrolitos. Por ello, solo debe ser ingerida bajo el consentimiento de un doctor.

En caso de estar consumiendo este medicamento, no debes ofrecerlo o recomendarlo a otra persona que presenta los mismos síntomas. Esta debe acudir al médico para que le practique los exámenes pertinentes y si el experto lo considera, recetarle una dosis específica.

Te podría interesar...
Hipertensión arterial
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es un factor de riesgo cardiovascular capaz de ocasionar eventos cardiovasculares mayores, como un infarto o un ACV.