¿Qué es la pitiriasis rosada?

La pitiriasis rosada es un trastorno dermatológico común que puede durar desde unos días hasta meses. En el ámbito coloquial, a veces se puede confundir con tiña.
¿Qué es la pitiriasis rosada?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 29 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 29 agosto, 2021

Última actualización: 29 agosto, 2021

Si bien el acné es una de las preocupaciones más conocidas y comentadas, no es el único motivo de consulta dermatológica entre adolescentes y adultos jóvenes. La pitiriasis rosada es otro de los trastornos de la piel más comunes entre los 10 y 35 años de edad.

Aunque puede afectar tanto a hombres como mujeres en el rango de edad ya mencionado, parece ser más frecuente en mujeres. Según fuentes como el Manual MSD, se desconoce la razón de esto, así como otros aspectos del trastorno. Sin embargo, la buena noticia es que es de carácter benigno y autolimitado.

Síntomas

La pitiriasis rosada ocasiona lesiones hiperpigmentadas
Más allá de la enfermedad en sí misma, que tiende a ser autolimitada, la pitiriasis rosada suele ocasionar problemas estéticos en quienes la padecen. Por fortuna, el tratamiento es efectivo.

La pitiriasis rosada es un tipo de dermatosis inflamatoria, autolimitada. Esto quiere decir que se trata de una erupción cutánea que tiene una duración limitada. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque es común que afecte el tronco.

Si bien se puede manifestar de distintas maneras de persona a persona, se ha observado que, por lo general, se desarrolla de la siguiente manera:

  • La pitiriasis rosácea comienza produciendo una lesión única, conocida como placa heráldica, placa madre o placa primitiva. Esta generalmente se localiza en el tronco del cuerpo. Puede ser anular u oval y presenta bordes descamativos. A medida que se irrita, se torna pápulovesiculosa. Puede medir desde unos pocos milímetros hasta unos 10 centímetros en total.
  • A medida que pasa el tiempo, aparecen otras lesiones en la piel del rostro, el cuello y las extremidades, de tamaño más pequeño que la placa heráldica (0.5 a 1.5 centímetros).
    • Dependiendo del tono de piel de la persona, las lesiones puede tener un color u otro. Así, entre quienes tienen la tez clara, pueden ser rosáceas o de color salmón y entre quienes tienen la tez más oscura, pueden ser más pigmentadas.
    • Las lesiones secundarias suelen ser asintomáticas, aunque en algunos casos pueden causar comezón.

La pitiriasis rosada no suele provocar fiebre ni tampoco vómitos, diarrea o dificultades para respirar, etc. Por ende, si la persona presenta fiebre y otros síntomas alarmantes, será fundamental solicitar ayuda médica cuanto antes.

Causas

Aunque se desconoce la causa de la pitiriasis rosada, con frecuencia se ha relacionado con una infección viral (como las producidas por los herpesvirus 6, 7 y 8). Por otro lado, hay fuentes que indican que también se ha asociado con el virus ECHO 6 y lo siguiente:

  • Estrés.
  • Embarazo.
  • Inmunodepresión.
  • Picaduras de insectos.
  • Trasplante de órganos.
  • Infecciones en las vías respiratorias.
  • Medicamentos o sustancias como bismuto, barbitúricos, captopril, oro, mercuriales orgánicos, metronidazol, D- peniliamida, ketotifeno e isotretinoína.

Parece que la pitiriasis rosada es más frecuente durante los meses fríos, razón por la cual hay quienes consideran que la sequedad propia de estos podría ser un factor desencadenante.

Diagnóstico

El diagnóstico de la pitiriasis rosada es clínico. Esto quiere decir que se basa en la apariencia clínica y la distribución de las lesiones. No suelen ser necesarios los análisis de laboratorio, ni las biopsias de piel, aunque hay casos en los que podrían serlo, como cuando se sospecha de infecciones cutáneas transmisibles y otras enfermedades.

Si la persona presenta lesiones en las palmas o plantas (o ambos), el médico podría indicar pruebas serológicas para la sífilis.

  • El diagnóstico diferencial tiene en cuenta las siguientes afecciones: tiña (corporal y versicolor), erupciones producidas por fármacos, psoriasis, parapsoriasis, pitiriasis liquenoide crónica, liquen plano y sífilis secundaria.

Tratamiento

La pitiriasis rosada puede controlarse y prevenirse
El uso del protector solar es importante para controlar la pitiriasis rosada, además de que sirve para prevenir otras enfermedades cutáneas.

Lo más común es que la pitiriasis rosada dure entre 6 y 8 semanas y se cure sin dejar cicatriz ni lesión residual. No existe un tratamiento curativo como tal, sino más bien un tratamiento sintomático que suele incluir lo siguiente, según indica un estudio al respecto:

  • Usar protección solar a diario.
  • Evitar exponerse al sol por periodos de tiempo prolongados.
  • No rascarse con las uñas las lesiones.
  • No aplicarse corticoides sistémicos sin la autorización del médico porque pueden agravar las lesiones.
  • Aplicarse cremas con ingredientes emolientes (para aliviar la picazón y el prurito).
  • Usar jabones suaves y neutros.
  • Los polvos inertes o coloides, las lociones de mentol, fenol y óxido de zinc pueden ser útiles para aliviar la picazón.

Si hay picazón y otras molestias, el médico podría prescribir algún antihistamínico oral o esteroides tópicos. Por otra parte, se ha observado que el tratamiento con luz ultravioleta B ayuda a reducir la duración de la pitiriasis rosada.

¿Cuándo ir al médico?

Si te ha aparecido en el tronco una irregularidad que consideras que podría ser una placa heráldica, lo mejor es que consultes con el dermatólogo. De esta manera podrás salir de dudas y recibir las recomendaciones más adecuadas.

Te podría interesar...
Lentigo: síntomas, causas y tratamiento
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Lentigo: síntomas, causas y tratamiento

El lentigo se caracteriza por manchas oscuras en todo el cuerpo, pudiendo adquirir carácter benigno o maligno. Entra aquí para saber más.