10 causas de enrojecimiento facial

Los cambios de coloración de la piel suelen pasar desapercibidos en la mayoría de los casos. El enrojecimiento facial puede aparecer por muchas causas. Por fortuna, la mayoría de ellas son benignas.
10 causas de enrojecimiento facial
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 02 octubre, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 02 octubre, 2021

Última actualización: 02 octubre, 2021

El rubor de la piel es un síntoma común en personas de todas las edades. Se asocia con un aumento del flujo sanguíneo en los pequeños vasos que discurren bajo la superficie epidérmica. En la mayoría de los casos, este signo es más evidente en la piel de la cara, el cuello y la parte superior del tórax. A continuación te contamos 10 causas de enrojecimiento facial.

La piel enrojecida suele ser una manifestación inofensiva en respuesta al calor, las emociones fuertes o al consumo de alimentos picantes. Además, estudios afirman que el alcohol, la rosácea y la menopausia son causas comunes de enrojecimiento facial.

1. Calor

La alta temperatura corporal promueve la activación de mecanismos periféricos compensadores que tratan de enfriar la piel. Esto se logra mediante la sudoración y la dilatación de los vasos sanguíneos.

La vasodilatación es responsable de dar el tono rosado claro o rojizo a la piel. De esta forma, el calor ambiental y la actividad física son las causas más comunes de enrojecimiento facial.

Por otro lado, el rubor de la piel también puede ser resultado de estados patológicos que se manifiestan con fiebre e hipertermia. Por tal motivo, las personas deben buscar atención médica en caso de presentar enrojecimiento asociado a sensación de calor persistente, fatiga, dificultad para respirar y agotamiento.

2. Ansiedad y emociones fuertes

La ansiedad, el estrés y las emociones fuertes son detonantes de la liberación de hormonas en el organismo. El cortisol y la noradrenalina son sustancias que juegan un papel vital en la regulación de la respuesta cardiovascular.

De esta forma, las mismas promueven un mayor flujo sanguíneo y un aumento en la frecuencia cardíaca. Así, favorecen el rubor en las mejillas, la frente y el mentón.

Ansiedad que provoca enrojecimiento facial.
Los estados de ansiedad y estrés aumentan hormonas que derivan en enrojecimiento del rostro.

3. Comidas picantes y condimentadas

La ingesta de diversos alimentos puede promover el enrojecimiento de la piel en personas susceptibles. Este hecho se debe a la absorción intestinal de algunos mediadores externos y aditivos alimentarios que estimulan la dilatación vascular, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Sulfitos.
  • Nitritos.
  • Capsaicina.
  • Histamina.
  • Ciguatoxina.

Las comidas condimentadas con pimienta roja y chile tienen alto contenido de capsaicina. Esta sustancia se incluye dentro de las principales causas de enrojecimiento facial y dolor de cabeza posterior a la ingesta. De igual forma, tanto los sulfitos contenidos en vinos y zumos, como los nitritos presentes en carnes curadas, son responsables de la aparición de este síntoma.

Por otro lado, la histamina contenida en el atún, el salmón y la caballa puede promover vasodilatación arterial y la aparición de palpitaciones. Algunas investigaciones sugieren que la concentración de histamina en los atunes enlatados puede alcanzar hasta las 50 partes por millón (ppm), siendo este el límite máximo recomendado por la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA).

4. Alcohol

El consumo de alcohol es una de las causas más comunes de enrojecimiento facial. Los síntomas del alcoholismo se producen ante la metabolización del alcohol en acetaldehído por acción de la enzima alcohol deshidrogenasa.

El acetaldehído actúa a nivel del sistema vascular y en los tejidos periféricos, originando el estado de ebriedad y la ruborización.

Por lo general, el acetaldehído es degradado a acetato por la acción de la enzima aldehído deshidrogenasa, disminuyendo su efecto sobre el organismo. No obstante, algunas sustancias pueden bloquear esta enzima, promoviendo la acumulación del acetaldehído en los tejidos. Este hecho origina un síndrome caracterizado por taquicardia, sudoración y enrojecimiento.

5. Rosácea

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que se manifiesta con enrojecimiento y pequeños vasos sanguíneos visibles en la piel de la cara. Además, algunas personas pueden presentar granos con contenido purulento, similares a los del acné. Por lo general, los síntomas aparecen de forma progresiva, para luego desaparecer y volver a reincidir con el paso del tiempo.

Esta afección puede manifestarse a cualquier edad, siendo más frecuente en las mujeres adultas. De igual forma, se relaciona con diversos factores que actúan como desencadenantes de las manifestaciones en la piel, dentro de los que se encuentran los siguientes:

  • Cambios de temperatura.
  • Estrés.
  • Luz solar.
  • Medicamentos y comidas.

6. Medicamentos

Los fármacos pueden ser responsables de rubor facial como efecto adverso a su administración o como resultado de la interacción con otras sustancias. Estudios afirman que los principales medicamentos asociados al enrojecimiento de la cara son los siguientes:

  • Bloqueadores de los canales de calcio.
  • Betabloqueantes e inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA).
  • Vancomicina y anfotericina B.
  • Metilprednisolona.
  • Ácido nicotínico.
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs).
  • Morfina.
  • Metoclopramida.

De igual forma, la combinación de ciertos fármacos con alcohol se incluyen dentro de las causas de enrojecimiento facial. El metronidazol, el ketoconazol, las cefalosporinas y los antipalúdicos son algunas de las drogas que se relacionan con esta interacción química.

7. Menopausia

La menopausia es el periodo fisiológico en la vida de la mujer en el que cesan las menstruaciones. Por lo general, se presenta entre los 45 y los 55 años de edad y se caracteriza por cambios adaptativos en los niveles hormonales.

Las variaciones en las hormonas se relacionan con episodios de sofocos. Estos se manifiestan con sensación de calor, enrojecimiento facial, sudoración y palpitaciones.

En la actualidad, la terapia hormonal sustitutiva ha demostrado resultados satisfactorios en el control de los síntomas de la menopausia. Por tal motivo, los profesionales recomiendan acudir a consulta médica de forma temprana para definir el estado de salud y optar por diferentes opciones de tratamiento.

8. Trastornos endocrinos

Las enfermedades endocrinas asociadas a producción excesiva o deficiente de hormonas se incluyen dentro de las posibles causas de enrojecimiento facial. En este sentido, las patologías hormonales asociadas son aquellas que promueven el aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, así como la elevación de la temperatura corporal, la sudoración y la vasodilatación.

El síndrome de Cushing es una de las afecciones endocrinas asociadas con rubor facial y cambios dermatológicos. Se constituye por una clínica caracterizada por niveles elevados de cortisol. Además, esta enfermedad suele asociarse con aumento de peso, acumulación de grasa alrededor del abdomen, diabetes y patologías cardíacas a largo plazo.

Hormona cortisol causa enrojecimiento facial.
El cortisol es responsable de una parte de los casos de enrojecimiento facial, ya sea por un aumento puntual o por su persistencia crónica en niveles elevados.

9. Alergias graves

Los procesos alérgicos graves o reacciones anafilácticas se producen ante una respuesta excesiva del organismo contra un agente o sustancia extraña. Este hecho es resultado de la liberación de mastocitos y mediadores vasoactivos, como la histamina. Por lo general, se presenta con urticaria, enrojecimiento en la cara y el tórax, alteraciones gastrointestinales y dificultad respiratoria.

Las alergias graves deben ser abordadas de forma temprana, ya que pueden evolucionar a la obstrucción respiratoria y la muerte. De igual forma, las personas alérgicas deben mantener un control médico estricto con el objetivo de prevenir la aparición de episodios graves a largo plazo.

10. Síndrome carcinoide

El síndrome carcinoide es una patología que se presenta ante la secreción de mediadores neuroendocrinos por tumores que proliferan en el tracto digestivo o a nivel pulmonar. El rubor facial es el síntoma más frecuente en esta patología y suele acompañarse de dolor abdominal y dificultad para respirar.

Es posible prevenir el enrojecimiento facial

Las causas de enrojecimiento facial pueden variar desde procesos inofensivos hasta enfermedades subyacentes que afecten la calidad de vida. Por lo general, la prevención está orientada a controlar las patologías que generan la vasodilatación y el rubor en la cara. En este sentido, los médicos recomiendan evitar temperaturas extremas, consumir abundante agua y mantener un peso saludable.

Las personas susceptibles deben evitar el consumo excesivo de alcohol, la ingesta de alimentos picantes o condimentados y desarrollar técnicas de control de la ansiedad y el estrés. De igual forma, no hay que dudar en acudir a consulta médica si el enrojecimiento facial se acompaña de otros síntomas, como dolor de cabeza, palpitaciones, escozor y dificultad respiratoria.

Te podría interesar...
Manchas rojas en la piel: causas, síntomas y tratamiento
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Manchas rojas en la piel: causas, síntomas y tratamiento

Las manchas rojas en la piel pueden tener muchas explicaciones. Lo más probable es que se deban a reacciones alérgicas o dermatitis.



  • Batalla Cebey A, De la Torre Fraga C. Rubor facial transitorio. Metodología diagnóstica y tratamiento. Piel. 2012;27(7):390-400.
  • Izquierdo P, García A, Rivas D, García A et Al. Análisis proximal y determinación de histamina en atún enlatado en aceite y al natural. Rev. Cient. (Maracaibo). 2007;  17( 6 ): 647-652.
  • Vivas Prieto J, Caballero Vera S, Echeverry Ramírez M. Enfoque diagnóstico del paciente con rubor facial transitorio en atención primaria. Universitas Médica. 2018;60(1).
  • Mendoza Magaña MJ, Vargas Rosasm MA, Guillén Escalón JE, Moncada Alcon AM, del Río Navarro BE, Sienra Monge JJ. Anafilaxia y choque anafiláctico [Anaphylaxis and anaphylactic shock]. Rev Alerg Mex. 2007 Mar-Apr;54(2):34-40.
  • Lahera Vargas M, da Costa CV. Prevalencia, etiología y cuadro clínico del síndrome de Cushing [Prevalence, etiology and clinical findings of Cushing's syndrome]. Endocrinol Nutr. 2009 Jan;56(1):32-9.
  • Takahashi TA, Johnson KM. Menopause. Med Clin North Am. 2015 May;99(3):521-34.