Diagnóstico de la endometriosis

La endometriosis es una enfermedad crónica que, en la medida que se diagnostique y trate precozmente, puede mantenerse bajo control para lograr una buena calidad de vida.
Diagnóstico de la endometriosis
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 20 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 20 agosto, 2021

Última actualización: 20 agosto, 2021

Uno de los trastornos ginecológicos más complejos y comunes a nivel mundial es la endometriosis. Se caracteriza por producir dolor pélvico intenso y dificultades para lograr el embarazo. Por fortuna, tiene tratamiento. Ahora, ¿cómo se llega al diagnóstico de la endometriosis?

Para llegar al diagnóstico de la endometriosis no existe una prueba especialmente diseñada para ello. Sin embargo, la autoevaluación, el examen físico y algunas pruebas (de laboratorio e imágenes) pueden ser muy útiles en el proceso. Veamos más al respecto a continuación.

Autoevaluación

El diagnóstico de la endometriosis empieza con la autoevaluación
Tomar consciencia de la frecuencia de aparición del dolor pélvico es una forma de autoevaluación que permitirá detectar anormalidades. En ocasiones, el dolor puede deberse a la endometriosis.

Conocer los signos y síntomas de la endometriosis puede ser útil cuando se sospecha de un problema de salud ginecológico. Sin embargo, hay que tener siempre en cuenta que, por sí sola, la autoevaluación nunca será suficiente para realizar el diagnóstico de la enfermedad.

Algunos de los síntomas que más se tienen en consideración son los siguientes:

  • Dolor pélvico (de moderado a severo) y de espalda baja durante el ciclo menstrual (no solo durante la menstruación).
    • El dolor no se alivia fácilmente con el uso de AINEs ni analgésicos de venta libre.
  • Sangrado o manchas entre períodos menstruales.
  • Flujo menstrual abundante.
  • Dolor al orinar, defecar o colocarse un tampón.
  • Dolor durante o después de tener relaciones sexuales (dispareunia).

Es importante destacar que, aún cuando los síntomas no se mantengan constantes en el tiempo, igualmente es conveniente comentárselos al médico. Hay que tener en cuenta que no todos los casos de endometriosis son iguales, y que los síntomas pueden variar de forma considerable de una mujer a otra.

Las observaciones del día a día (sobre el tipo de síntomas, la intensidad, la frecuencia con que se presentan, la duración de los mismos, las sospechas de posibles desencadenantes, etc.) son una fuente de datos valiosa para el especialista. Cuantos más detalles se puedan ofrecer en la consulta, mejor. 

En la autoevaluación no solo hay que tener en cuenta el dolor, sino también otros síntomas, como la distensión abdominal, los episodios de diarrea o estreñimiento, el dolor de cabeza, etc.

Examen físico

En la entrevista, además de hacer preguntas sobre el dolor y demás molestias, el médico podría realizar preguntas sobre los antecedentes familiares, hacer un examen físico y solicitar algunas pruebas.

Al igual que ocurre con la autoevaluación, a menudo el examen físico y las pruebas de laboratorio no son suficientes para llegar al diagnóstico de la endometriosis. De hecho, estudios indican que:

“en la endometriosis el examen pélvico puede ser completamente normal. Sin embargo, el dolor focal o la sensibilidad al examen pélvico está asociado con endometriosis en el 66 % de los pacientes y con enfermedad pélvica en 97 % de los mismos”.

Pruebas de imagen

Aún cuando puedan tener algunas limitaciones, existen varias pruebas de imagen que pueden ser de utilidad para llegar al diagnóstico de la endometriosis. El ultrasonido, la imagen por resonancia magnética (IRM), la ecografía transvaginal y la ecografía Doppler son algunas de las más habituales.

Diagnóstico quirúrgico

El diagnóstico de la endometriosis incluye toma de muestra vía quirúrgica
El uso de algunas técnicas quirúrgicas es muy importante para obtener muestras de tejido anormal. Estas se evalúan en el laboratorio para hacer el diagnóstico definitivo.

Según el estudio ya citado, la autora explica que, en el caso del diagnóstico habitual de la endometriosis, solo se tienen en cuenta los signos y síntomas, así como los hallazgos ecográficos. Toda esta información suele ser confiable.

Sin embargo, hay métodos invasivos para obtener muestras que permitan llegar al diagnóstico. La autora explica que “la combinación de laparoscopia y verificación histológica de glándulas o estroma endometriales es considerado como el estándar de oro para el diagnóstico de la enfermedad”.

Pruebas de laboratorio

Solo cuando existe sospecha de cáncer de ovario, el médico podría solicitar biomarcadores sanguíneos como la prueba CA-125. Sin embargo, no es común.

Las mujeres en edad reproductiva son más propensas a sufrir de endometriosis. Según datos de la Oficina para la Salud de la Mujer, quienes tienen entre 30 y 40 años son particularmente vulnerables.

Diagnóstico diferencial

En vista de que la endometriosis puede cursar de diversas maneras y que sus síntomas pueden ser similares a los de otros problemas de salud, se hace necesario un diagnóstico diferencial. Algunos de esos problemas podrían ser la enfermedad inflamatoria pélvica, los quistes ováricos, el síndrome del intestino irritable, la cistitis, los fibromas, el cáncer de ovario, entre otros.

Hay que tener en cuenta que la endometriosis puede cursar junto con otras afecciones concomitantes, como indican los expertos de la Organización Mundial de la Salud. Por esto mismo, no siempre es fácil llegar rápidamente al diagnóstico definitivo.

Diagnóstico precoz y tratamiento oportuno es la clave

Un diagnóstico precoz de la endometriosis puede contribuir en gran medida con el éxito del tratamiento pautado. Por esta razón se hace tan importante asistir a los controles ginecológicos periódicos y evitar quitarle importancia al dolor y las molestias que puedan presentarse con frecuencia durante la menstruación.

Si experimentas un dolor intenso durante tu menstruación y otros síntomas que pueden obligarte a suspender tus actividades de rutina, lo más recomendable es que te hagas un chequeo médico y le comentes con detalle las molestias al especialista. Cuanto más retrases la consulta, más prolongado se hará el malestar y más tarde recibirás tratamiento.

Finalmente, ten en cuenta que hay mujeres con endometriosis que son asintomáticas. Por ello, evita saltarte o prescindir de los chequeos ginecológicos.

Te podría interesar...
Endometriosis: síntomas, causas y tratamientos
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Endometriosis: síntomas, causas y tratamientos

La endometriosis es una condición que puede llevar a la infertilidad. Su tratamiento suele ser quirúrgico. Encuentra aquí más información.